Escenario

Una película para internarse en el lado menos glamoroso de la fama

"En un lugar del corazón", que se estrena hoy, relata el vacío de un actor que intenta ser padre. La película dirigida por Sofía Coppola obtuvo el León de Oro en el Festival de Venecia.

Jueves 27 de Enero de 2011

La guionista y directora Sofía Coppola volvió a reunirse con el equipo técnico con el que rodó "Perdidos en Tokio" para su premiada "En un lugar del corazón" que se estrena hoy en los cines de Rosario.

Se trata de una historia ambientada en Los Angeles cuyo personaje protagónico es Johny Marco, interpretado por Stephen Dorff. Marco es un actor, que lleva una vida de excesos en el hotel Chateau Marmont y que pasa de la frivolidad y el vértigo a bordo de su Ferrari negro, a intentar ser y sentirse padre cuando recibe la visita de su hija de 11 años.

El personaje de Cleo es interpretado por una pequeña veterana de Hollywood, Elle Fanning, hermana de otra actriz, Dakota. A los 13 años Elle tiene una extensa carrea que incluye "Babel" y "Deja Vu", entre otros títulos.

El filme ganó el León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia en la categoría de Nuevo Cine y recibió un premio especial del National Board of Review de Estados Unidos para Coppola como escritora, directora y productora.

Coppola, que tuvo mejor suerte como directora que en el rol de actriz, abordó con este filme un estudio sobre las relaciones parentales y afectivas que se tejen en Hollywood, algo que ella conoce bien por tratarse de la hija del reconocido director Francis Ford Coppola.

Con su cuarta película, que sucede a "Las vírgenes suicidas", "Perdidos en Tokio" y "María Antonieta, la reina adolescente", vuelve sobre un tema que ya abordó en su breve pero contundente filmografía y que pone en el centro de la escena a personajes que viven a la deriva.

"Cuando comencé a escribir «En un lugar del corazón», acababa de tener a mi primera hija. La idea de la paternidad estaba en mi mente, ya que la estaba experimentando. Pensé en cómo cambia las perspectivas y cómo podría afectar a este tipo de personaje", dijo Coppola.

Sin embargo, la cineasta agregó que “En un lugar del corazón” no es un filme autobiográfica, sino personal. “Mi infancia fue muy distinta a lo que se ve en la película. Pero ese mundo me resulta familiar, por lo que intenté incluir asuntos personales y recuerdos”, explicó.

  En ese sentido añadió: “Es evidente que aparecen anécdotas e historias que viví aunque mi padre era muy distinto al protagonista del filme. La escena en un casino en que enseña a la hija a jugar la viví de verdad con mi papá”, confesó la hija del director de “El Padrino” y “Drácula”, entre otros clásicos.

  El hotel es un punto de referencia de este filme, como ocurrió en “Perdidos en Tokio”. La directora, que pasó parte de su infancia en Chateau Marmont, dijo que de esas experiencias le quedó el gusto por “el sentido de no pertenencia”, un sentimiento similar al de los personajes que protagonizan sus filmes más recordados.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario