Escenario

Una película para indagar sobre la dignidad como antídoto del dolor

Por más de veinte años, Colin Firth fue un caballero inglés reservado de la industria del cine. Sin embargo, pocas veces se vio al intérprete ante el desafío físico y emocional de quedar tan expuesto...

Miércoles 09 de Junio de 2010

Por más de veinte años, Colin Firth fue un caballero inglés reservado de la industria del cine. Sin embargo, pocas veces se vio al intérprete ante el desafío físico y emocional de quedar tan expuesto como en "Sólo un hombre", el debut como director del diseñador Tom Ford que se estrena mañana en los cines rosarinos.

Firth, de 49 años, entre cuyos roles se cuentan el peculiar Mark Darcy de "El diario de Bridget Jones" o Jamie Bennett en "Realmente amor", se convierte en un profesor homosexual británico de la década de los 60 en medio de la crisis de los misiles que pierde a su amante en un accidente. El trabajo ya le dio a Firth el premio al mejor actor en el Festival de Venecia.

Según Firth, George, su personaje, es alguien muy centrado, o que al menos luce como tal. "A pesar de su exterior contenido, él experimenta desesperación, lujuria, frivolidad, ira, miedo, arrepentimiento, ternura... una lista extraordinaria de emociones", dijo el actor.

Punto de partida. Ford basó la película en la novela homónima de Christopher Isherwood y confesó que eligió a Firth por su "habilidad para telegrafiar sus pensamientos con su mirada, sin mover el rostro y sin decir una palabra".

El actor nunca tuvo dudas sobre interpretar a un hombre homosexual. "No lo pensé dos veces, en absoluto. Nunca interpreté conscientemente a George como gay y su homosexualidad no es un problema. Es simplemente una cosa más que se puede decir sobre un hombre con una personalidad compleja", dijo Firth.

El intérprete ganó además del premio en Venecia, otro galardón en el Festival de Santa Bárbara y del Círculo de Críticos de San Francisco. Estuvo nominado a un Oscar y ganó el Bafta a mejor actuación por "Sólo un hombre": "Me resulta confuso obtener tanta atención", admitió el actor inglés que hasta ahora mantuvo un perfil bajo fuera de su país.

"No es algo que me llene; yo hago mi trabajo, simplemente", aseguró y añadió: "Mi mujer es quien me mantiene con los pies en la tierra. Estas cosas vienen y van. Si el Oscar no llega, tengo a mis amigos, mi vida, y espero seguir trabajando", apuntó.

La película, ópera prima del diseñador estadounidense Tom Ford, se ubica en Los Angeles durante 1962. Cuenta la historia de George Falconer (Firth), un profesor británico al que le cuesta dar sentido a su vida después de la muerte de su compañero sentimental, Jim (Matthew Goode).

Amor y muerte.El filme sigue a George durante una típica jornada en su vida diaria, en la que, tras una serie de encuentros y sucesos, decide poner fin a su sufrimiento, ya que no es capaz de pensar su vida sin su pareja.

En esa situación, descripta por el escritor Christopher Isherwood en su novela "A Single Man", cuenta con el apoyo de su mejor amiga, Charley (Julianne Moore), en tanto que uno de sus alumnos (Nicholas Hault), resultará clave en su destino.

Tanto Goode, como Moore y el propio Ford hicieron hincapié en que la historia no es un alegato homosexual, sino un relato de amor universal. Aunque el héroe de la historia es gay, Ford aclaró que el filme trasciende la sexualidad. "La película es sobre la pérdida y la soledad. Podría ser la misma historia si fuera la esposa de George, en vez de su pareja, quien habría muerto. Esta es una historia de amor y la búsqueda de un hombre del sentido de su vida. El tema es universal", explicó.

En ese sentido, el director añadió: "Es una historia espiritual de un día en la vida de un hombre que no puede ver su futuro. Es un relato que puede reflejar a cualquier persona que intenta revertir el aislamiento que todos sentimos, y también sobre la importancia de vivir el presente y comprender que las pequeñas cosas de la vida son las cosas importantes".

"Sólo un hombre" se estrena mañana en Rosario y marca el debut en cine de Tom Ford

El filme sobre un profesor gay de la década del 60 está protagonizado por Colin Firth

Colin Firth y Julianne Moore encabezan el elenco del filme que transcurre en la década del 60 en medio de la crisis de los misiles.

Tom Ford, diseñador de moda y ahora director de cine.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS