Escenario

Una noche de prime time sin respiro para el telespectador

El prime time de la televisión argentina puso de manifiesto ayer por la noche la encarnizada pelea por el rating entre los dos canales líderes y las armas con las que ambos competirán hasta fin de año. Y si bien Canal 13 ganó el primer partido, la cinchada con Telefé está lejos de su final.

Miércoles 30 de Enero de 2008

El prime time de la televisión argentina puso de manifiesto ayer por la noche la encarnizada pelea por el rating entre los dos canales líderes y las armas con las que ambos competirán hasta fin de año. Y si bien Canal 13 ganó el primer partido, la cinchada con Telefé está lejos de su final.
Está claro que este año la apuesta fuerte será por la ficción y que nadie le dará respiro al espectador.
Una primera lectura de los números del rating en Capital Federal y Gran Buenos Aires ofrecidos por la empresa Ibope entre las dos comedias debutantes puede ser impactante: “Por amor a vos” (que se ve en Rosario por Canal 3) le sacó más de diez puntos de diferencia a “Una de dos” (que va por Canal 5), y esta última levantó sólo dos puntos la medición que le dejó su antecesora, “Bella y Bestia”, una relación que no puede desecharse en el análisis.
Sobre todo cuando la noche se presentó como un compacto, de 21.15 a 22.45, sin cortes publicitarios, no vaya a ser que el zapping meta la cola.
A las 20.40, las mediciones no eran tan dispares. “Los Simpson” por Telefé hacía 11.9 puntos y “Telenoche” por Canal 13 sumaba 11.1.
Sin embargo, cuando comenzó “Son de Fierro” la cosa se diferenció con evidente contundencia.
Los últimos capítulos de la serie protagonizada por María Valenzuela y Osvaldo Laport traccionaron a favor del 13. Y gracias al nacimiento del hijo del fallecido personaje ciego de Mariano Martínez, llegó a tener de promedio 21.1, mientras “Bella y Bestia” se mantenía en su habitual 13.4.
De esos antecesores fueron colgados los estrenos de anoche. Así, “Por amor a vos” marcó 27.8 de promedio (con un pico de 29.1) y “Una de dos” alcanzó 15.4.
Otros datos importantes son que nuevamente la televisión se olvidó de respetar los horarios y que el horario central se presentó con dos bloques de media hora, que en realidad no son tales. Sí fueron más parecidos a un partido de fútbol con dos tiempos de 45 minutos, con bloques separados por placas publicitarias. Ni tiempo para sacar los ojos de la pantalla le dejaron los canales al público. Una estrategia que puede ser mortal para quien no consiga atraer la atención de la gente.
Ahora que se corrió el telón, el campeonato se puso caliente y quedó en manos de guionistas, directores y gerentes de programación. Por lo menos hasta que Marcelo Tinelli y sus top shows vuelvan a la pantalla chica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario