Escenario

Una experiencia teatral sensorial y aterradora

"La Leyenda del Jinete sin cabeza", una superproducción musical rosarina que estará en cartel a partir de hoy y durante 4 sábados consecutivos, a las 21.30, en el teatro Mateo Booz.

Sábado 19 de Septiembre de 2015

El suspenso se apodera del escenario con “La Leyenda del Jinete sin cabeza”, una superproducción musical rosarina que estará en cartel a partir de hoy y durante 4 sábados consecutivos, a las 21.30, en el teatro Mateo Booz (San Lorenzo 2243). Basada en el relato de Washington Irving; con adaptación y dirección de Mariano Olivieri y musicalización de Pavlo Read, el espectáculo cuenta con dos elencos de 40 actores en escena, 8 locaciones escenográficas, y más de 50 vestuarios diseñados para la ocasión, en lo que promete ser el musical del año y una producción inédita en la ciudad a cargo de la escuela de teatro musical Formarte.

   “La historia está contada en tono absurdo pero aborda temas profundos como el miedo a leyendas urbanas y cuentos de fantasmas”, explicó Olivieri que ya tiene experiencia en comedias musicales de suspenso con “La Hora del Vampiro”, que realizó una extensa temporada en la ciudad. “Siempre me dio curiosidad la respuesta de las personas ante el terror. El miedo neurótico hacia lo desconocido, que definía Freud, es una emoción primaria que se vivencia con una intensidad desmedida y como en el caso de esta historia, puede tener consecuencias terribles. Es un género en el que me siento cómodo y uno de los que más me gusta abordar”, destacó.

   “La obra comienza en una celda de un loquero donde una mujer siniestra empieza a contarle a su celadora una historia; nos lleva atrás en el tiempo y entramos a Sleepy Hollow, el pueblo donde todo sucede. En ese lugar, cada habitante ha perdido a algún ser querido decapitado por el jinete, un asesino que fue enviado por el diablo para sembrar el mal en la Tierra. Esto es aprovechado por el reverendo y el alcalde de la pequeña localidad para mantener a la gente subordinada a sus órdenes y obrar para sus propios intereses. Pero todo cambia cuando un oficial de Nueva York llega al pueblo para resolver el caso”, relató el director de la puesta.

   Lo cierto es que la historia se cuenta dentro de una atmósfera asfixiante donde hay sobresaltos y momentos de alto suspenso y terror con “un sistema de sonido en donde los gritos y las muertes parecieran salir del escenario”. “Imaginé un pueblo oscuro, habitado por personas taciturnas y temerosas, subordinadas a la autoridad de una religión cerrada que en este caso está representada por un reverendo perverso”, relató Olivieri.

   El director dijo que tiene muchas expectativas con respecto a esta nueva puesta. “Siempre tratamos de innovar, de probar cosas nuevas y no estancarnos. Sin dudas “La leyenda del jinete sin cabeza” es diferente a cualquier otra propuesta que hemos hecho. Procuramos que el espectador se sienta dentro de Sleepy Hollow y que viva una experiencia sensorial. Creo que el terror siempre es atractivo o al menos genera curiosidad para experimentarlo. Invito a los espectadores que se dejen llevar por la historia y que la vivan con esa intensidad”, concluyó Olivieri, que ya está preparando su próximo musical inspirado en la década del 50 para el 2017.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS