Escenario

Una audaz sátira del nazismo que venció prejuicios y apunta a los Oscar

La comedia "Jojo Rabbit" del director y actor Taika Waititi se centra en un niño que tiene a Hitler como amigo imaginario en la Alemania de la II Guerra.

Jueves 09 de Enero de 2020

"Jojo Rabbit" ha sido una de las películas más polémicas y comentadas del 2019, y hoy finalmente llega a los cines de Argentina. Esta sátira sobre el nazismo —que compitió recientemente en los Globos de Oro y tiene muchas chances de ser nominada a los próximos Oscar— es la nueva creación del excéntrico actor y director neozelandés Taika Waititi, el hombre detrás del éxito de "Thor: Ragnarok" (2017). Y además tiene en su elenco a estrellas como Scarlett Johansson y Sam Rockwell. Waititi podría haber optado por dirigir la nueva secuela de "Thor", pero en cambio eligió acercarse desde el humor a una de las mayores tragedias de la historia.

La película se centra en Jojo Betzler, un chico de 10 años que pertenece a las Juventudes Hitlerianas y se prepara para luchar por Alemania en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. Pero las cosas se complican cuando el niño descubre que su madre está ocultando en su casa a una chica judía. El padre de Jojo está ausente de su vida _al parecer es un desertor_, por lo que el protagonista se inventa un amigo imaginario para que le sirva de modelo de conducta. Ese amigo, en efecto, es Adolf Hitler. Ahora bien, este Hitler es un desastre andante y nada tiene que ver con el monstruo real. También es muy pintoresco porque está interpretado por el mismo Waititi, hijo de madre judía y padre maorí.

Algunos críticos señalaron a "Jojo Rabbit" como "una sátira contra el odio". Su director, en cambio, la definió como "un drama con muchos momentos livianos", y ni siquiera cree que pueda definirse como una comedia. "Ni siquiera es una película muy graciosa. Hay mucha comedia, pero como en el resto de mis películas, es más bien un drama con muchos momentos livianos" aseguró al portal Deadline. Con respecto a su versión de Hitler, el realizador dijo que es la versión que podría imaginar un niño de diez años. "No tenía que investigar y no lo hice. No lo basé en nada que haya visto antes de Hitler. Simplemente hice una versión de mí mismo con un feo corte de pelo, un bigotito horrible y un acento alemán mediocre", explicó.

La idea de la película es retratar a los nazis como seres patéticamente idiotas, aunque teniendo presente en todo momento la amenaza mortal que encarnan. Títulos como "El gran dictador" (1940) y "Ser o no ser" (1942) también se articularon sobre esa dualidad.

El camino de "Jojo Rabbit" no fue nada fácil. En un momento circularon rumores que decían que la película estaba en peligro de ser cajoneada porque a los ejecutivos de Disney (nuevos dueños de Fox Searchlight, la división de Fox que la produjo y distribuye) les parecía demasiado al límite. De hecho se decía que varios de los ejecutivos que asistieron a una función privada se levantaron indignados y abandonaron la función.

Por fortuna, parece que el hombre que salvó a Thor de la irrelevancia tiene influencias, y "Jojo Rabbit" se terminó presentando en el Festival Internacional de Cine de Toronto, justo antes de su estreno en los cines de Estados Unidos el pasado 18 de octubre.

En las entrevistas que dio en Toronto, Waititi reconoció que escribió el guión en 2011, y reveló que cuando intentó encontrar financiación para hacer la película le resultó imposible, hasta el punto de que se olvidó del proyecto.

El neozelandés aseguró que es difícil acudir a un grupo de ejecutivos en Los Angeles con este tipo de historias. "Cuando decís que es en la Segunda Guerra Mundial, sobre un pequeño niño en la Alemania nazi que quiere ser el mejor nazi posible, inmediatamente la reacción es de rechazo. Es muy difícil descubrir cómo describirla hasta que decís «Hitler imaginario»", explicó el director. Sin embargo, en 2017, tras rodar la exitosa "Thor: Ragnarok", Fox Searchlight le ofreció a Waititi el dinero para llevar la idea a la gran pantalla.

El segundo triunfo del director fue convencer a dos estrellas de Hollywood como Johansson y Rockwell para que participen en una idea tan descabellada como una comedia irreverente y, para algunos, ofensiva sobre Hitler y los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Y la tercera victoria del cineasta fue vencer la controversia y los rumores y colocar a "Jojo Rabbit" como una película protagonista de la actual temporada de premios de Hollywood. El filme fue nominado a dos Globos de Oro, y acaba de recibir también cinco nominaciones para los premios Bafta (los Oscar ingleses) y una nominación para Waititi para los prestigiosos galardones que entrega el Sindicato de Directores.

en familia. Jojo en la mesa con su mamá, interpretada por Scarlett Johansson, y el Hitler que personifica el director.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario