Escenario

Una apuesta a la calidad con sello internacional

La programación de la asociación cultural El Círculo incluye orquestas de primer nivel y dos producciones operísticas.

Domingo 15 de Abril de 2018

El martes 24 de abril, con la presentación de la orquesta de cámara Sinfonía Toronto, abre la temporada 2018 de la Asociación Cultural El Círculo. La temporada está integrada por seis orquestas de cámara, de primer nivel en la escena musical europea, y tres orquestas sinfónicas entre las que sobresale la de Jerusalén. También habrá un concierto solista a cargo del gran maestro Ralph Votapek y dos producciones operísticas, con cantantes de proyección internacional: "Il Trovatore", de Giuseppe Verdi, y "Turandot", última ópera de Giacomo Puccini.

   La Asociación Cultural El Círculo ofrece dos títulos de óperas todos los años, lo que significa un gran esfuerzo de producción. "No es fácil producirlas", aseguró Guido Martínez Carbonell, responsable artístico de la temporada. "El Teatro Colón presta escenarios y vestuarios. Pero cuando uno saca cuentas, ocurre que hay que pagar para ir a los depósitos a buscar la escenografía, hay que pagar para la adaptación de la producción a nuestro escenario y hay que pagar los seguros. Como resultado, nos conviene mucho más hacer una producción local que traerla desde el Teatro Colón", explicó. "También hemos coproducido con otras instituciones. Nosotros como teatro formamos parte de OLA (Opera Latinoamericana) y tenemos contactos con otras casas de ópera de nuestro continente para la producción de «Turandot». Conseguimos el vestuario de Colombia, de una producción muy importante, que contó con la dirección escénica de Alejandro Chacón. Ahora estamos en conversaciones con la embajada para ver cómo podemos agilizar la llegada de ese material. Como se ve, no es fácil sostener una temporada de ópera y debemos ingeniarnos de una u otra manera para mantenernos en un costo razonable, sin que menoscabe la calidad del espectáculo", se explayó.

   Martínez Carbonell también destacó que, desde el interior del país y con escaso apoyo oficial, El Círculo logra mantener una programación ambiciosa. "Tenemos 14 funciones, de la más alta calidad, con un costo por abono tres veces más económico que en Buenos Aires, con números que compartimos y otros artistas que sólo se presentan en Rosario", aseguró. "Una de las más importantes orquestas de cámara del mundo, la del Concertgebouw de Amsterdam, viene sólo para Chile, Uruguay y toca Rosario como único punto en Argentina. Lo mismo ocurre con la Paul Taylor Dance Company, una de las primeras compañías de danza de la ciudad de Nueva York. Ellos vienen sólo a Rosario en su gira latinoamericana, y estamos hablando de una de las compañías más importantes del mundo. Todo eso lo conseguimos con abonos que son tres veces más baratos que un abono en Buenos Aries y cinco veces mas económicos que en cualquier otra parte del mundo", enfatizó.

   En la programación de este año el teatro incluyó además a orquestas que nunca se presentaron en la ciudad, como la Sinfonía Toronto, considerada una orquesta de élite. "Otro momento importante va a ser la actuación de la Orquesta Sinfónica de Jerusalén, una orquesta que cumple 80 años de vida", agregó Martínez Carbonell. Y apuntó: "También actuará el Sexteto Stradivari, conformado por miembros de la Accademia Nazionale di Santa Cecilia en Roma, uno de los centros musicales más prestigiosos del Viejo Continente". Para los amantes de la música barroca en noviembre vendrá la agrupación Interpreti Veneziani, y ya el mes próximo se podrá disfrutar de "Il Trovatore", de Giusepe Verdi, con dirección escénica de Pablo Maritano.

   En un mundo que culturalmente pareciera estar en crisis, la Asociación Cultural El Círculo permanece en plena actividad. "Yo creo que hay momentos de crisis y de transición, y para mí este es un momento de transición", opinó Martínez Carbonell. "En todo el arte hay como una transición a algo que va a surgir. La gente hoy no es como la de 20 años atrás, nadie recita un poema, pocos te regalan un libro, hay como una retracción cultural. Pero por esta razón hay que seguir luchando. Adaptándose a los nuevos tiempos va a nacer algo nuevo, pero lo clásico y lo excelso van a estar siempre. «Turandot», por más que vayan a verla 30 personas, no va a desaparecer, son tesoros de nuestra cultura. Pueden cambiar el envase, como ocurre con las puestas nuevas, pero la obra es la misma", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});