Escenario

Una amistad de 65 años llega a la pantalla grande

Mañana se estrena “Snoopy y Charlie Brown”. El filme recrea los entrañables personajes creados en 1950 por Charles Schulz. Su hijo y su nieto, guionistas, velaron por su legado.

Miércoles 06 de Enero de 2016

Después de 65 años de su creación, uno de los grupos de amigos más entrañables del cómic, llega al cine. "Snoopy y Charlie Brown", que se estrena mañana, sigue las aventuras de este par de amigos, el perro beagle más imaginativo de la historia, y su amigo y tutor, Charlie, un chico de múltiples intereses y habilidades. Junto a ellos los inefables amigos que acompañaron a dos generaciones con el humor, la ternura y la ironía que le imprimió su creador, Charles "Sparky" Schulz.

El responsable de dirigir este proyecto fue Steve Martino, quien supo que tenía entre manos un trabajo arduo. Es que Martino debía la magia de Schulz y de los Peanuts que hizo su primera aparición el 2 de octubre de 1950 y que con el tiempo se convertiría en uno de los más populares cómics de todos los tiempos. Y debía hacerlos sin traicionar la esencia original de manera que los fans no se sintiesen defraudados, y actualizándolo para que las nuevas generaciones.

Para ello contó con el celo de los herederos naturales de Schulz que se desempeñaron como guionistas, su hijo Bryan y su nieto Craig Schulz, a quienes se sumó Cornelius Uliano. Bryan, que tenía 19 años cuando su abuelo murió en el año 2000 y ahora tiene 34, aseguró: "Si se cambia una palabra en una oración, puede dejar de ser el lenguaje «Peanuts»".

Craig recordó en declaraciones a The Press Democrat que al ver una de las primeras escenas de la película en el que la lluvia azota a Charlie Brown, que se encuentra triste, pensó que algo no andaba bien. Se dio cuenta que la lluvia animada se parecía demasiado a la lluvia real y muy poco a las rayas que su padre había garabateado para denotar un aguacero. "Su actividad favorita era dibujar la lluvia", dijo Craig Schulz.

Habló con los animadores de Blue Sky Studios, creadores también de la "La Era de Hielo" y se rehizo la lluvia. "Fue un gran esfuerzo para que sea exactamente igual a la que mi papá había dibujado", dijo Schulz. Citó también el momento en que los ejecutivos sugirieron acentuar el humor de Chalie Brown con la intención de generar la risa en los espectadores más jóvenes. El hijo de "Sparky" Schulz se mantuvo firme, señalando que los personajes del cómic "no son una banda ruidosa que se ría a carcajadas; se identifican más con la sonrisa. Es un tipo de humor sofisticado", aseguró.

Según Craig Schulz, los animadores de Blue Sky "dijeron que fue la película más difícil que habían hechos". Y para él era algo natural el rol de árbitro principal de lo que sería o no sería coherente con los personajes y las historias, acciones, respuestas, humor, patetismo, la filosofía, las relaciones y todo lo demás que Charles Schulz esbozó en "Peanuts". "Sólo habiendo crecido con mi papá podrías haber escrito esta película", aseguró.

Bryan, el hijo de Craig Schulz, encontró la manera de salir de los baches mientras escribía y reescribía el guión- "Si necesitaba inspiración no tenía más que ir atrás y mirar las viejas tiras que había hecho el abuelo", aseguró.

En la historia escrita por Craig y Bryan Schulz y Cornelius Uliano, Charlie Brown está cansado de ser el perdedor del grupo, pero al enamorarse de la nueva alumna de la escuela, una niña pelirroja, con la ayuda de su perro Snoopy hará todo lo posible por ser un ganador. Todo mientras Snoopy protagonizará sus propias aventuras con su incontenible imaginación y a bordo de una avión que piloteará desde su propia casita de techo rojo.

En su visita a México, el director Steve Martino, explicó que el espectador verá en Charlie Brown a un chico de infinitas cualidades, es amable, honesto y nunca se rinde aunque las cosas le salgan mal, según reproduce Notimex.

"Es un niño que lo intenta siempre y esa es la mentalidad del ganador. Nos interesa que el público lo tenga claro y lo adopte como filosofía de vida", destacó Martino en conferencia de prensa en la que también comentó que al inicio del proyecto le preocupaba la opinión de los fanáticos pues no quería defraudarlos.

"Sabíamos que tener a Charlie Brown usando su teléfono móvil o siendo moderno podría molestarles, de modo que optamos por realizar una película que no caducara, que dentro de tres años no se viera pasada de moda", por lo cual se concentraron en los sentimientos y emociones de Charlie Brown. Según dijo, armonizar todo sin perder de vista el original, fue difícil. "Sin embargo, adoptamos la filosofía de Charlie Brown y jamás nos dimos por vencidos, hallamos la solución", puntualizó.

En cifras

La película se estrenó en Estados Unidos el 6 de noviembre pasado y ya recaudó 206 millones de dólares, 77 en el exterior.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario