Escenario

Un viaje animado al vulnerable mundo de las emociones mezcladas

Mañana llega a Rosario “Intensamente”. La película de Pete Docter, el mismo de "Up" y "Monsters Inc.", se adentra en la mente de una niña que cambia de casa y de colegio.  

Miércoles 17 de Junio de 2015

Los estudios Pixar, que han creado joyas y clásicos de la animación como "Toy Story", "Ratatouille" y "Cars" regresan mañana a los cines locales con "Intensamente", su nueva criatura. La película, cuya producción ha durado cinco años, se adentra en el mundo emocional de una niña que se muda con su familia a San Francisco. La calidad está garantizada por Pixar y también por la firma del director Pete Docter, responsable de filmes como "Up" y "Monsters Inc.".

"Intensamente" tiene como protagonista a Riley, una niña de once años, y las cinco emociones que libran batallas en su mente, lideradas por la enérgica y optimista "alegría" (Joy), a la que acompañan la "tristeza" (Sadness), el "miedo" (Fear), el "desagrado" (Disgust) y la "furia" (Anger). Las cinco emociones residen en "Headquarters", el epicentro de la mente de Riley, desde donde controlan su estado de ánimo y la ayudan a navegar cada nuevo día.

"Es una película sobre el papel de las emociones en nuestras vidas y cómo nos conectan a los demás", explicó el director Pete Docter, quien señaló que se trata de una película "muy personal".

Docter aseguró que la transformación que experimentó su hija Ellie durante la adolescencia fue una de las fuentes de inspiración del filme, que se basa también en su "difícil" experiencia durante esa etapa de la juventud. "Mis padres se mudaron a Dinamarca cuando yo tenía once años y fue muy difícil para mí", afirmó el realizador, quien confesó haber tenido una adolescencia "triste", en la que se sentía desconectado de los otros chicos y pasaba gran parte del tiempo encerrado en su habitación dibujando.

"Es un momento de la vida en el que uno quiere encontrar a su grupo, su comunidad y yo me sentía completamente fuera de lugar", explicó el director, quien apuntó que el no hablar danés acentuó ese sentimiento de aislamiento.

La película muestra la infancia feliz de Riley en el estado de Minesota y cómo las cosas se complican cuando se muda con su familia a la ciudad de San Francisco. Joy (alegría) trata de ganar la batalla en la mente de Riley, pero tiene que librar un duro pulso con la tristeza y otras emociones ante las dificultades de la protagonista para adaptarse a su nueva casa, su nuevo colegio y los desafíos de una nueva etapa.

La tristeza, a la que pone voz la actriz Phyllis Smith, y que encarna una figura bajita, con anteojos de color azul y personalidad insegura, altera también algunos de los recuerdos pasados de Riley, lo que complica aún más la experiencia de la protagonista. "Todas las emociones tienen su encanto", dice Docter, quien confiesa que su preferida es Joy, a quien pone voz la comediante Amy Poehler. "Joy intenta todo el rato entusiasmar a los demás. Es vibrante, enérgica y estoy encantado con la animación que hemos logrado y cómo conseguimos crear este personaje con tanto glamour y energía", apuntó el director, y añadió que la primera emoción que visualizó fue Anger (la furia).

Un desafío. Entrar en la mente de una preadolescente no es tarea fácil, pero a Docter le encantan los desafíos inusuales. "Creo que la fuente secreta para la animación, como para todo, es la verdad", afirmó. "Aunque llevemos a la gente a estos lugares tan descabellados y les mostremos personajes que nunca creerías que están vivos (autos, insectos, monstruos), vemos algo de nosotros en la pantalla. Es una oportunidad para llevar a la gente a un sitio en el que todos hemos pensado, pero que nadie ha visto con sus propios ojos: el mundo que hay dentro de tu cabeza", explicó.

Miles de dibujos. La película es muy distinta a las producciones de Pixar hasta la fecha, al escenificar de forma paralela el mundo real y el mundo que transcurre dentro de la mente de Riley. Ronnie del Carmen, codirector del filme, hizo hincapié en los miles de dibujos que se realizaron durante la producción y lo laborioso de la animación, y puso de manifiesto que se necesita una semana para concluir tres segundos de animación. Más de 250 personas participaron en la película.

"Intensamente" ya recibió excelentes reseñas de los críticos del festival de Cannes. De hecho, la última vez que Docter estrenó una película en Cannes, la elogiada "Up" (2009), terminó recaudando 700 millones de dólares en las taquillas y ganó dos Oscar. Docter fue el tercer animador al que Pixar contrató en 1994 y trabajó en la primera película estelar del estudio, "Toy Story". Desde entonces se ha hecho famoso por crear películas que no sólo entretienen, sino que dan a los espectadores más idea de lo que significa ser humano.

"La gente es chistosa: pueden proyectarle personalidad a cualquier cosa", dice el realizador. "Recuerdo que cuando era chico gasté un billete de cinco dólares y me sentí muy triste porque el otro billete de cinco ahora iba a sentirse solo sin tener a los demás billetes que había en mi cartera", señaló Docter. "Simplemente le das vida a estas cosas inertes y esa es nuestra tendencia como personas. La animación aprovecha eso, se aferra de eso y fluye", aseguró.

En ese sentido, el director agregó que "un gran animador es básicamente un gran actor. Los animadores tienen las habilidades técnicas, pueden dibujar y usar una computadora. Pero fundamentalmente piensan en lo que está pasando dentro de la cabeza del personaje. Siempre están pensando en qué está causando ese movimiento para que no sea un movimiento sólo porque sí", enfatizó.

Aseguran que no habrá secuela

Al contrario de otros éxitos de Pixar como “Toy Story”, “Cars”, “Monsters Inc” o “Buscando a Nemo”, “Intensamente” no tendrá secuela. Uno de los productores del filme, Jonas Rivera, afirmó que esto se debe a la necesidad de contar historias originales y únicas que se queden en el imaginario del público con un dejo de nostalgia. “A veces hacemos mundos con personajes que amamos demasiado”, dijo. “Son casi como capítulos o libros a los que querés regresar y ver de nuevo, pero también a veces hay ideas que son mejor para una sola película”, explicó. “Con «Intensamente» Pete Docter (el director) quiso saltar a algo completamente nuevo cuando terminamos «Up». Ahora que terminamos esta película pensamos lo mismo para el siguiente proyecto”, afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS