Escenario

Un tibio pero prometedor romance entre la meca del cine y el fútbol

Actores y directores de Hollywood muestran su entusiasmo con el Mundial de Sudáfrica. Tom Hanks se ve como una excepción en su país al gustarle un juego que puede finalizar 0 a 0.

Lunes 14 de Junio de 2010

Hollywood nunca demostró mucho entusiasmo por el fútbol. Sirve de evidencia la poca variedad de películas que se han realizado sobre el legendario deporte. A pesar de esto, el furor despertado alrededor del Mundial de Sudáfrica está llegando en pequeñas dosis a la hasta ahora indiferente industria del cine.

Figuras como Tom Hanks, Morgan Freeman, Jessical Biel o Graham King dejaron caer comentarios al respecto en las últimas semanas, coincidiendo con el inicio de la prueba deportiva más seguida del mundo.

El protagonista de "Forest Gump" confesó recientemente durante la promoción del filme "Toy Story 3", en donde presta su voz a Woody, que se considera una excepción en su país por gustarle un deporte que puede acabar con un resultado de "empate a cero".

Por su parte, Jessica Biel, la nueva sensación femenina en Hollywood, se declaró fanática del balompié durante un rueda de prensa de su nueva película, "Brigada A". La actriz de Minnesota, que asegura que no sólo le gusta practicar el deporte sino que no se va perder los partidos del Mundial, forma parte de un grupo en ascenso.

Se une a Biel otra de las más bellas de Hollywood, Charlize Theron, que recientemente ingresó al grupo de celebridades que apoyan la candidatura de Estados Unidos para el Mundial 2018 o 2022, es de suponer que satisfecha por el hecho de su país natal, Sudáfrica, ya ha conseguido organizarlo como primer país africano en la historia de la competición.

Además de Theron, Brad Pitt, es otra de las figuras de peso en Hollywood que apoyan la nueva candidatura del país del norte, que fue sede en 1994. Pitt, y más recientemente Morgan Freeman, entraron a formar parte del Comité Organizador para que Estados Unidos sea anfitrión del mundial de fútbol.

A pesar de que en Estados Unidos el mundial todavía no se acerca en popularidad a la Super Bowl, una importante porción de la población comienza a decantarse por el deporte de Maradona y Pelé. Y en Hollywood también se vive ese entusiasmo. Muchas celebridades demostraron interés por el partido entre Estados Unidos e Inglaterra del sábado último. Es el caso del comediante británico Eric Idle, que confesó haber apostado por una derrota de su equipo natal, Inglaterra.

Por su parte, Michael Douglas también manifestó que está emocionado por la participación de la escuadra norteamericana en el Mundial. y se lamentó de que sólo pudo ver tan solo la primera parte del partido contra Inglaterra ya que tuvo partir para el aeropuerto para volar hacia Nueva York para acompañar a su esposa Catherine Zeta-Jones a los premios Tony.

Para el director de cine Ken Loach la razón por la cual Hollywood se está apasionando cada vez más por el fútbol tiene que ver con que algunos lo consideran algo sexy. "Los jugadores de los niveles más altos son considerados más sofisticados. Hay jugadores franceses, italianos y españoles y esas culturas traen cierta sofisticación que quizá no había hace 20 años", dice.

A pesar de la poca difusión del deporte, muchos actores entienden lo que significa la cultura del fútbol. Kevin Costner, que presenció por primera vez un partido de fútbol del Arsenal cuando rodaba "Robin Hood", es más visceral al describir la pasión hacia este deporte. "No hay comparación en términos de la emoción que hay en un estadio".

Por su parte, el actor Elijah Wood, de la trilogía "El señor de los anillos", coincide con el protagonista de "Danza con lobos". A Wood le sorprendió mucho la pasión de los ingleses por el fútbol. "Nunca había asistido a un evento deportivo con tanta pasión de parte de los fans", aseguró en alguna ocasión.

Multiplicados. Y así, la lista de simpatizantes del fútbol continúa. Hugh Jackman, Jessica Alba, Diana Ross, Clint Eastwood son otros de los que se han dejado cautivar por el deporte rey.

Sin embargo, no todo el mundo sigue el Mundial en Hollywood. De hecho, para los estudios de cine, esta fiebre futbolística se está convirtiendo en un dolor de cabeza, ya que la asistencia a las salas de cine en Europa disminuye durante la competición.

En Gran Bretaña, el principal mercado de Hollywood, las cifras taquilleras cayeron un uno por ciento y el número de entradas un cinco por ciento durante el Mundial de Alemania 2006. Por eso, la mayoría de los estudios planearon con anterioridad sus más importantes estrenos para que no coincidieran con el mes de locura futbolística.

Lo cierto es que parece que la fiebre del mundial está afectando a todas las esferas en Estados Unidos. La transmisión, tanto en inglés como en español, del mundial anterior, tuvo aproximadamente casi 17 millones de televidentes a nivel nacional.

Puede que sea el factor Beckham o quizá el colectivo hispano lo que está impulsando el furor, pero lo cierto es que a la NBA y la NHL ya le ha salido un rival duro de roer en "la tierra de los libres", especialmente en las colinas de Hollywood.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS