Escenario

Un tema en homenaje a Joaquín Sabina

Martes 05 de Diciembre de 2017

Muchas de las canciones de "Salvavidas de hielo" están dedicadas a personas o asociadas a momentos concretos. Tal vez la más emblemática sea "Pongamos que hablo de Martínez", dedicada a Joaquín Sabina. "No tengo un control muy racional de las cosas sobre las que escribo. La mayor parte de mis canciones surgen más del azar que de cualquier otra cosa", confesó Jorge Drexler. En ese sentido, apuntó que "Pongamos que hablo de Martínez" "surge de escuchar en la radio la presentación del último single de Joaquín. Me puse tan contento por lo que escuché que decidí componer la canción", recordó. Sin embargo, más allá de la espontaneidad, esa canción tiene su historia. El tema fue presentado por Drexler el 12 de febrero pasado, día en el que cumple años Sabina. Y meses después se incluyó en "Salvavidas de hielo". Drexler compuso esta canción para agradecerle al músico español una noche bohemia de 1994 en Montevideo, que la consumieron recorriendo bares y alternando anécdotas. Fue esa noche que Sabina le recomendó a Drexler que probara suerte en Madrid. Un consejo que le cambió la vida al uruguayo. "Me fui a Madrid con mi guitarra y mis canciones/Haciendo caso a tu consejo delirante/ Y hoy que pasaron 22 diciembres ya/De aquella noche loca que selló mi suerte/Esta canción _más vale tarde que jamás_/La escribo para agradecerte", canta Drexler. A la hora y media de componer el tema, Drexler se lo envió por un audio de Whatsapp al mismísimo Sabina, quien por supuesto le contestó. "Estaba muy emocionado y fue muy efusivo, pero lo intentó grabar en unos mensajes de voz, que creo que no es lo que maneja mejor, y lo mandó cortado en cuatro partes", dijo el cantautor entre risas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario