Escenario

Un seleccionado del teatro rosarino sube a escena con su mejor apuesta

El Ciclo de Teatro Premiado incluye obras ganadoras del concurso de Artes Escénicas municipal. La propuesta comienza esta tarde y se extenderá durante agosto con funciones gratuitas. La primera función será con "Algo sobre el amor", en el Centro Municipal de Distrito Noroeste.

Miércoles 27 de Julio de 2011

Podrán verse a partir de hoy un grupo de obras locales que resultaron ganadoras del concurso de coproducciones del área de Artes Escénicas de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario. La primera función será con "Algo sobre el amor", en el Centro Municipal de Distrito Noroeste, y el resto de las funciones se ofrecerán en el Centro de Expresiones Contemporáneas (bajada Sargento Cabral y el río), siempre con entrada libre y gratuita.

Las propuestas pertenecen al grupo de ganadoras del concurso 2010 y fueron elegidas por un jurado integrado por Marcelo Alasino, Vivi Tellas, Hugo Salguero, Elena Guillén y Aldo Barbero, para los subsidios para teatro, y Rosa Torres, Marcelo Palma, Irene Sexer, Gustavo Lesgart y Ana Osella para las artes escénicas, que incluye las disciplinas danza y artes urbanas.

"Algo sobre el amor" tiene la particularidad de ser el primer texto que escribió específicamente para teatro el director de cine rosarino Gustavo Postiglione, autor de películas como "El asadito" y "Días de mayo", y que subirá a escena esta tarde en el CMD Noroeste (Provincias Unidas 150 bis).

Selección. Miembros del jurado contaron cómo es el proceso de selección de las piezas que ahora desembarcarán en el CMD mencionado, en el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC), en el Centro de la Juventud y en la Escuela de Artes Urbanas.

Tellas, docente y directora porteña de vasta trayectoria en Buenos Aires, define su campo de trabajo como "experimental". Desde esa perspectiva aseguró que su punto de partida para la evaluación de las obras fue la "innovación" que mostraron.

"El criterio es la innovación y el riesgo, son dos cosas que me importan mucho, tanto como que un grupo cuente con un poco de dinero para poder seguir investigando. Pero diría que el riesgo es lo principal", afirmó Tellas.

La artista definió el "riesgo" como "un trabajo de búsqueda y de tomar desafíos artísticos", dijo y consideró que fue convocada para ese jurado como "una persona ligada al ala más experimental del teatro, porque el mío es un trabajo más extremo".

Sobre su impresión general de las propuestas que debió evaluar aseguró que "había grupos muy atractivos", aunque aclaró en ese sentido: "Lo que siempre me importa es que haya un mundo poético propio, con grupos que se acercaron a una actitud de riesgo".

En ese sentido, la directora aclaró cuál es el objetivo que persigue al buscar el riesgo en una puesta en escena: "Pienso que nunca hay que darle al público lo que busca. Justamante hay que despertarlo, hacerlo presenciar algo inesperado porque, por supuesto, las personas siempre buscan naturalmente la seguridad".

Esa misma actitud hace, según Tellas, que el trabajo del actor se enriquezca junto con el del espectador: "Hay un público diverso para distintas cosas. De todas maneras lo que a mi me interesa evaluar es si hay un lenguaje poético propio como camino artístico".

Y finalizó: "Creo que es importante apoyar ese camino en el que el desafío es tanto para el actor como para el público", concluyó.

Alternativas. Por su parte, Palma, director de la Escuela de Artes Urbanas e integrante del grupo Chemiguitos, dijo que entre otros aspectos entre las premisas figuró que las propuestas se pudieran hacer en distintos ámbitos no tradicionales y que permitieran trabajar durante un tiempo prolongado.

Entre los elementos que debieron juzgar figuraron entre otros elementos "lo que expresa la obra como una totalidad, el contenido, la estética, lo que cuenta y el trabajo".

Palma, miembro del jurado que el año pasado inauguró en la convocatoria el segmento de danza y artes urbanas que se sumó al de teatro tradicional, dijo sobre esa escisión que es "significativa" para una actividad que tiene su propio espacio como es el Galpón 17.

El análisis de ese segmento se basa en que "es una especialización, donde no sólo hay mucho trabajo corporal, sino que también es importante porque subirse a un trapecio, a una tela y la misma danza requiere de una técnica específica".

El artista opinó que la disciplina creció a partir de la creación de la Escuela de Artes Urbanas. "Es una una punta de lanza para pensar en esto como una profesión. Es otra manera de salir a buscar el público y que muchos se dedicaran a sistematizar la enseñanza", afirmó.

Trayectorias. Marcelo Alasino, director teatral y responsable del Centro Cultural La Máscara, de Rafaela, que organiza el festival de teatro que se realiza en esa ciudad, explicó: "Intentamos seleccionar aquellos trabajos que nos parecía que merecían ser coproducidos por la Municipalidad de Rosario teniendo en cuenta la trayectoria de tantas compañías de la ciudad".

Alasino aseguró en coincidencia con Tellas que el "riesgo" fue uno de los elementos a tener en cuenta, además de la "estética", y de comprobar que algunos grupos que se presentaron y sobre los cuales tenían antecedentes profundizaron su rumbo. "Por suerte no se ve una tendencia clara y uniforme, había disparidad de estéticas y eso es algo saludable", aseveró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario