Escenario

Un político, su amante y un juicio mediático

El actor Hugh Grant decidió sacarle el jugo y ser el mejor en su lote.

Domingo 28 de Octubre de 2018

Hugh Grant ha envejecido con gracia. En lugar de quejarse por haber sido encasillado como un actor de comedia, desde los tiempos dorados de "Cuatro bodas y un funeral", decidió sacarle el jugo y ser el mejor en su lote. En los últimos años lo demostró en "Florence", en el papel del marido de una cantante sin talento, y también en "Paddington 2", donde se puso en la piel de un actor en decadencia en plan de villano. Este 2018 el londinense de 58 años lo hizo de nuevo: es el protagonista de "A Very English Scandal", una miniserie que lleva el sello de calidad de la BBC y del director Stephen Frears ("Relaciones peligrosas", "La reina", "Philomena"). Esta miniserie de tres capítulos (que está disponible en Amazon Prime y se puede rastrear por Internet) está basada en una historia verídica muy jugosa. Su protagonista es Jeremy Thorpe (Hugh Grant), un miembro del Parlamento británico, del Partido Liberal, que vio cómo sus ambiciones de ser primer ministro se iban al tacho cuando en los años 70 fue juzgado por intento de asesinato de su ex amante, un joven llamado Norman Josiffe (Ben Whishaw). La historia arranca en los 60 y va narrando el ascenso y caída de Thorpe, que debe ocultar su condición de gay en un país donde la homosexualidad estaba perseguida por la ley. El problema es que el asunto se le va de las manos cuando conoce a Norman, un chico inmaduro que lo conquista, se convierte en su amante y después empieza a chantajearlo. El director acierta en grande en el tono, que oscila entre la comedia y el thriller político, sin caer nunca en el melodrama. Y la pareja que forman Grant y Whishaw es hipnótica: son dos personajes entre lo pintoresco y lo patético, dos opuestos que muestran la misma cara de la moneda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});