Escenario

Un oscuro cuento de hadas para narrar la historia de una venganza

"Hanna", que se estrena el jueves, relata cómo una joven es adiestrada para matar. Actúan Saoirse Ronan, Cate Blanchett y Eric Bana, dirigidos por el inglés Joe Wright.

Martes 07 de Junio de 2011

Joe Wright, el director de “Expiación, deseo y pecado”, “Orgullo y prejuicio” y “El solista”, vuelve al ruedo con “Hanna”, una película que intenta darle una vuelta de tuerca al policial para fusionarlo con una suerte de oscuro cuento de hadas. El filme, que se estrena el jueves, cuenta con los protagónicos de Cate Blanchett, Saoirse Ronan y Eric Bana.

El elenco estelar está encabezado por Ronan, la joven actriz que sorprendió con su protagónico en la brillante adaptación de “Expiación”, la novela de Ian McEwan. Aquel trabajo que Wright llevó al cine le valió a Ronan una nominación al Oscar en 2007 por su interpretación de Briony Tallis.

En “Hanna” Wright toma distancia de la adaptación de novelas y encara una historia singular rodada en escenarios de Finlandia, Alemania y Marruecos sobre una chica educada por su padre para matar. El hombre, interpretado por Bana, es Eric, un ex agente de la CIA que quiere saldar una antigua deuda con una ex colega suya en actividad.

Se trata de Marissa, a cargo de Blanchett, la víctima para la cual Hanna fue preparada durante toda su vida. Pero las cosas pueden no salir según lo planeado cuando la chica se hace amiga de otra adolescente que le muestra que posible otra vida.

Excepciones. Según contó la actriz, Hanna es lo opuesto a cualquier trabajo anterior que haya hecho en cine. Ronan también trabajó en “Desde mi cielo”, “El último gran mago”, además de “The Way Back”, del prestigioso Peter Weir y aún no estrenada en Argentina, pero según contó el personaje de Hanna es “un bicho raro” en su carrera.

“Se trata de una adolescente criada en el bosque y que toda su educación consiste en lo que le enseñó su padre. Nunca tuvo contacto con otro ser humano”, contó la actriz. La película empieza en el momento en que ella deja ese mundo cerrado y duro para enfrentarse con la tarea para la que fue educada y enfrentarse a algo desconocido.

La intérprete inglesa, también nominada a los Bafta por “Expiación...” y “Desde mi cielo”, otra especie de cruel cuento de hadas firmado por Peter Jackson, explicó sobre el proceso de creación de Hanna, que “como sucede en los cuentos de hadas, alguien entra en otro mundo y eso produce temor aunque sea hermoso”.

Al principio del filme, la única persona presente en el mundo de Hanna es su padre viudo. Según Bana, a pesar de la rudeza de los métodos, su personaje es un padre responsable. “Hay muchos valores paternales tradicionales en Erik; es protector y maestro. Desde siempre estuvo preparando a Hanna para que sobreviva a las batallas mentales como a las físicas, así que también es un sargento con ella”, recordó.

El gran peligro para Hanna es Marissa, el personaje de Blanchett, que ante la reaparición de Erik y su hija, decide eliminar a ambos. “Quiere terminar con ellos de una vez. Marissa es un poco como la bruja malvada de la historia de Hansel y Gretel”, explicó la intérprete.

Wright, que ya está preparando su próximo largometraje con el que volverá a la adaptación de novelas (ver aparte) dijo que el guión de “Hanna” lo sedujo por el lugar original que ocupa un adolescente.

“No vemos demasiadas películas con actrices adolescentes como protagonistas, y los que existen no parecen de este mundo”, dijo el director y añadió que algunos de los personajes conocidos “crecieron en un mundo donde no existe la presión social de la civilización. Entran en nuestro mundo con una conciencia adulta pero con la inocencia de un niño. Y me gusta la posibilidad de ver el mundo a través de esos ojos”.
Además de la acción intensa que tienen muchas escenas del filme, el cineasta inglés se interesó nuevamente por un personaje femenino en una crítica. “Estuve pensando sobre el lugar que ocupa la mujer y lo que significa serlo en el clima cultural actual. Miro alrededor y me pregunto qué pasó con el feminismo; no debería haber sido una moda, sino algo que cambiara el mundo para siempre”, explicó en referencia a cómo Hanna debe hacerse cargo de su vida desde muy joven.

Musa. El director dijo que el punto “innegociable” cuando se hizo cargo de esta película fue la presencia de Saoirse Ronan, a quien dirigió en “Expiación”: “Si ella no hubiera estado en este proyecto, no creo que me hubiera sentido lo suficientemente seguro para seguir adelante”. De alguna forma, la actriz es una inspiración a la hora de dirigir: “Podés poner la cámara en un plano corto de Saoirse y lo que está pensando te guía a lo largo de toda la escena”, elogió.

Según el director, jugar con los climas de un cuento de hadas en esta película se ajustaba a la idea que tenía de esta película. “La historia tiene algunas coincidencias con relatos como «Hansel y Gretel». En este caso también existe una familia que vive en una cabaña del bosque como es su caso y el de su padre, y los ritos de madurez se desencadenan la historia. En este caso es una chica que tiene que abandonar la seguridad de su casa y enfrentarse al mundo”.

El cineasta reveló que el director David Lynch es uno de sus referentes para determinados tramos de “Hanna”: “Cuando era adolescente vi «Terciopelo azul» y otras películas suyas que me impactaron como complejos cuentos de hadas. Y en «Hanna», pude jugar un poco más que en mis otras películas donde no había lugar para el surrealismo a la hora de contar la historia”.

Clásico

El director Joe Wirght retomarán el rodaje de una novela clásica como hizo con “Orgullo y prejuicio”. Ahora será el turno de “Anna Kareninia”, de Leon Tolstoi. Nuevamente tendrá en un rol protagónico a Keira Knightley y Saoirse Ronan, además del también británico Jude Law.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario