Escenario

Un ícono del cine de acción lucha contra la furia de monstruos gigantes

Dwayne "The Rock" Johnson protagoniza "Rampage: devastación", historia de ciencia ficción basada en un popular videojuego. El actor habló de su singular carrera

Jueves 12 de Abril de 2018

Después del reciente y monumental éxito de "Jumanji", que recaudó 950 millones de dólares en todo el mundo, Dwayne "The Rock" Johnson regresa a la pantalla grande con "Rampage: devastación", su nueva película de acción que se estrena hoy en los cines de Rosario. Johnson —que se hizo famoso en la saga de "Rápidos y furiosos", entre otros tanques de taquilla— protagoniza esta historia de ciencia ficción y aventuras basada en el popular videojuego del mismo nombre.

En la película "The Rock" interpreta al primatólogo Davis Okoye, un hombre distante con la gente, que comparte un sólido vínculo con George, un inteligente gorila de montaña que ha estado al cuidado de Davis desde su nacimiento. Pero un errado experimento genético muta a este dócil simio en una furiosa criatura de enormes proporciones. Y para colmo pronto se descubre que también hay otros animales alterados de manera similar. Mientras que estos nuevos alterados depredadores se mueven a toda velocidad por Estados Unidos, destruyendo todo lo que está en su camino, Okoye hace equipo con un desacreditado ingeniero en genética para obtener un antídoto. El primatólogo se abre camino a la fuerza en un campo de batalla cambiante, no sólo para detener una catástrofe mundial sino también para salvar a la temida criatura que alguna vez fue su amigo.

"Trabajo duro y fe"

Dwayne Johnson es una de las mayores figuras del cine actual. Casi todo lo que toca se convierte en oro, pero el musculoso actor mantiene la humildad de sus comienzos, cuando tenía sólo siete dólares en el bolsillo al llegar a Hollywood. "Estoy aquí gracias al trabajo duro y a la fe", dijo en una entrevista con la agencia Efe.

El actor pasó de ser jugador de fútbol americano en la universidad a convertirse en uno de los nombres más célebres de la lucha libre estadounidense (WWE), y después se transformó en todo un ícono del cine de acción. "Hay mucho trabajo duro detrás y también mucha fe, no necesariamente en una religión, sino en saber que cuando estás hundido las cosas van a mejorar. Lógicamente, también tuve mucha suerte", señaló.

Semanas atrás la estrella reconoció que sufrió de depresión en distintos momentos de su vida. Entre los acontecimientos que narró se encontraba el intento de suicidio de su madre, cuando él tenía 15 años. Por otro lado afirmó que uno de los peores momentos de su vida fue la salida en 1995 del equipo Calgary Stampeders, perteneciente a la Liga de Fútbol Canadiense, que coincidió también con una ruptura sentimental. Sobre su depresión y la de su madre contó que era una enfermedad ya superada, pero al mismo tiempo comentó: "Tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos para prestar atención a las personas que sufren. Tenemos que ayudarlos a superarlo y recordarles que no están solos".

Ahora Johnson es el segundo actor mejor pago de Hollywood, únicamente por detrás de Mark Wahlberg, según la lista de la revista "Forbes". Nada mal para alguien que a los 14 años fue echado junto a su familia de su casa por no poder pagar el alquiler y acabó viviendo en un pequeño hotel en las afueras de Nashville (Tennessee), en una época en la fue arrestado varias veces por pequeños robos.

Si bien el actor aseguró que no tiene la receta para el éxito de una película, dijo que siempre piensa que lo que cree que el público quiere ver. "Después de «Jumanji» sentí que los espectadores me querrían ver en algo como «Rampage», una gran producción con monstruos enormes, mucha destrucción y acción", explicó. "Más adelante lanzaré «Skyscraper», una película más dramática. A la hora de elegir proyectos hay muchas cosas que considerar, pero la principal para mí es el público. Lo importante es siempre plantearme qué es lo que la gente quiere y qué les gusta. Después pienso si me va a gustar hacer ese papel", manifestó.

Su popularidad es similar hoy en día a la de Arnold Schwarzenegger o Sylvester Stallone en la década del ochenta, pero Johnson asegura que, aunque esas comparaciones le resultan "muy halagadoras", siempre quiso dejar una huella única. "Tuve muy claro desde el principio que quería hacer mi propio camino. No quería ser el siguiente Schwarzenegger o el siguiente Harrison Ford", comentó el actor, que, en todo caso, querría parecerse a alguien tan polifacético como el actor, guionista y cantante George Burns.

Rampage Devastación trailer latino

La mayor estrella

El director de "Rampage" es Brad Peyton, que ha trabajado con Johnson en dos ocasiones: en "Viaje 2: la isla misteriosa" y en "Terremoto: la falla de San Andrés", película de la que ya se prepara una secuela. "No me sorprende su éxito", comentó el cineasta. "Es un tipo genial, muy divertido y de algún modo consigue tener los pies sobre la tierra. Es humilde pero ambicioso al mismo tiempo. Cuando se propone hacer algo, sabés que lo puede conseguir", añadió.

Peyton considera que Johnson es la mayor estrella del panorama actual en Hollywood. "El logra fusionar elementos de varios géneros en sus películas. Creo que esa mezcla no se veía desde hacía mucho tiempo y lo coloca por encima de los demás", afirmó.

Por su parte, la actriz Malin Akerman, que encarna a la villana de "Rampage", resaltó lo "carismático" que es su compañero de reparto. "Lo que más llama la atención de él es su completa dedicación a los fans. Está pendiente de rodar las escenas de forma que sean lo más satisfactorias para el espectador, y luego charla con sus fans en las redes sociales. Es especial", aseguró.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});