Escenario

Un éxito que quedó anclado en los setenta

La historia que protagonizan ahora Bradley Cooper y Lady Gaga resuena en los oídos de algunos.

Domingo 07 de Octubre de 2018

La historia que protagonizan ahora Bradley Cooper y Lady Gaga resuena en los oídos de algunos (de más de 40 años) por aquel suceso que fue la remake de "Nace una estrella" de 1976. Y si no tienen presente la película seguramente alguna vez escucharon "Evergreen", el tema principal de la banda de sonido que se llevó un Oscar y que se convirtió en uno de los clásicos inoxidables de Barbra Streisand. "Nace una estrella" fue un tanque de los setenta: fue la segunda película más taquillera de 1976 después de "Rocky" y el filme más exitoso en la carrera de Streisand como protagonista. La banda de sonido también se vendió como pan caliente. Para entonces la Streisand ya era una megaestrella internacional y Kris Kristofferson era un músico country que hacía suspirar a las chicas.

Cuenta la leyenda que la filmación de "Nace una estrella" fue una pesadilla. El director Frank Pierson no soportaba a ninguno de los dos protagonistas. Como veterano de la Segunda Guerra Mundial, Pierson no entendía que Kris Kristofferson no había aceptado participar en Vietnam, y a Barbra la acusó más tarde de "manipuladora y egocéntrica". La Streisand era productora ejecutiva del proyecto junto a su peluquero personal y amante Jon Peters. Y la pareja lo volvía loco al director con sus órdenes y caprichos. Los choques entre el realizador y los actores eran constantes.

Ver ahora aquella versión de "Nace una estrella" es un viaje en el tiempo que provoca ternura y un poco de vergüenza ajena: la película es despareja y superficial, un tanto ñoña y demasiado larga (140 minutos). Hay escenas que dan risa, como esa de Kristofferson subiendo al escenario en moto, pasado de whisky y cocaína (ojalá Bradley Cooper no repita eso), o la de Streisand manejando un camión en el desierto de Arizona. Tal vez lo único rescatable sea la química entre los protagonistas (aunque Kris es de madera) y, para qué negarlo, la gloriosa garganta de Barbra cantando "The Woman In The Moon" o la melosa "Evergreen". Es difícil que Lady Gaga llegue a tocar el cielo de esa manera.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});