Escenario

Un drama gauchesco en tono de comedia

La compañía porteña Los Hermanos Bellini presenta "La denuncia", basada en un hecho de 1909. Hoy, en el teatro La Comedia.

Sábado 19 de Agosto de 2017

Un acta policial auténtica de 1909 fue el punto de partida de "La denuncia", la obra que la Compañía Los Hermanos Bellini presenta hoy, a las 21, en el teatro La Comedia (Mitre y Cortada Ricardone). La pieza escrita por Rafael Bruza hace un paneo sobre las costumbres y procedimientos de la época, al tiempo que refleja el conflicto de una mujer que busca justicia. Con máscaras, estética gauchesca y un lenguaje que respeta los modismos de principios del siglo pasado, la comedia también se transforma en un vehículo para reflexionar sobre "las luchas que están sucediendo hoy en cuanto a violencia de género" , aseguró el director Claudio Martínez Bel,

   Martínez Bel contó que la pieza surge de una idea de los actores Gastón Ricaud, Federico Cécere, Nestor Caniglia y Marcelo Curotti que tuvieron acceso al acta original "escrita de puño y letra por un comisario en 1909, en Las Flores, provincia de Buenos Aires y que circuló bastante por los juzgados, por lo desopilante del texto de la denuncia en el sentido de cómo se impartía justicia hace más de cien años".

   Ese escrito le indicó al director el estilo que marcaría la puesta. "Cuando leí el texto fue absolutamente desopilante, con la manera de hablar y de escribir de hace más de cien años en un pueblo de la provincia de Buenos Aires, y la situación que estaba planteada era extraordinaria. A mí en ese momento se me ocurrió que tendría que trabajarlo con máscaras, como la Comedia del Arte, pero gauchesca; con personajes prototípicos, pero nuestros. En ese momento le pedí a Rafael Bruza que escriba la obra y lo que hizo fue algo fantástico porque es un autor extraordinario", afirmó. Luego, durante los ensayos, "apareció algo muy importante y es que son los actores son una compañía de esa época que contaban una historia de esa época, o sea teatro dentro del teatro".

   El conflicto se genera a raíz de una mujer que indica que es viuda y que denuncia el abandono y la infidelidad de su última pareja. "Ella se presenta como viuda, no sabe de quién, porque tenía un marido con el cual tuvo dos hijas, se fue a trabajar a la zafra y no volvió; después tuvo otro marido, con el cual tuvo tres hijos, se fue a la zafra y tampoco volvió. A su tercer concubino, Bonifacio Estrella, lo va a denunciar, con palabras textuales, por «abusar de mí y de mis dos hijas»", recordó. Según el texto de la denuncia, la mujer cuenta que su hija de 18 años estaba embarazada de su concubino y que finalmente el hombre las abandona a las dos y escapa con la menor de las hijas, de 15 años. "Ahí es donde la mujer quiere que vuelva y lo dice textualmente: «quiero que venga y se haga cargo, que se case con cualquiera de mis hijas, y si mis hijas no se quieren casar con él, hago el sacrificio de casarme yo con tal que se quede en la casa»".

   Martínez Bel destacó el significado que adquiere en la actualidad el texto. "Hay algo que es ver cómo un aspecto de la sociedad de hace cien años nos hace reflexionar sobre las luchas que están sucediendo hoy en cuanto a violencia de género. Hoy, gracias a poder ver algo histórico, se puede reflexionar sobre eso. Y por otro lado, es la empatía con los personajes, el humor y el rigor artístico y teatral, la combinación entre lo popular y lo erudito", concluyó.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario