Escenario

Un demonio de héroe que regresó al cine

En 2004, el visionario director Guillermo del Toro llevó a Hellboy, el héroe de cómic de Mike Mignola, a la gran pantalla, encarnado por Ron Perlman. El supermusculoso y curtido detective del mundo oculto, con sus cuernos y su rabo, tenía seguidores en el mundo entero, y el director mexicano era uno de ellos.

Jueves 09 de Octubre de 2008

En 2004, el visionario director Guillermo del Toro llevó a Hellboy, el héroe de cómic de Mike Mignola, a la gran pantalla, encarnado por Ron Perlman. El supermusculoso y curtido detective del mundo oculto, con sus cuernos y su rabo, tenía seguidores en el mundo entero, y el director mexicano era uno de ellos.

   Del Toro también se hizo cargo de la segunda odisea del personaje, "Hellboy II: el ejército dorado", que hoy se estrena en Rosario. El realizador llegó a la saga después de "El laberinto del fauno", su obra maestra ganadora de tres Oscar. Con más músculo, mejores armas, rodeado de monstruos y un pequeño conflicto hogareño, el demoníaco héroe, gran amante de los gatos, está de vuelta, y más dispuesto que nunca a meterse con los malos.

   Las primeras aventuras de Hellboy fueron publicadas en 1994 por Dark Horse Comics. Guillermo del Toro debutó un año antes como director con la película de terror "Cronos", con Ron Perlman. Mientras la fama del realizador crecía, nunca dejó de pensar en que podría llevar la creación de Mike Mignola al cine. "Siempre fui un fan de Mike Mignola", dice. "Me enamoré de la ambientación inquietante y gótica de sus historias. Mientras dirigía Mimic en 1997, lo mejor del día era ir a la tienda de cómics a buscar más números de Hellboy. Ya estaba convencido de que iba en la buena dirección para hacer una película".

   Del Toro afirmó que nunca se le ocurrió cambiar a Hellboy: "Es el típico trabajador, un fontanero o un electricista, que aparece con su caja de herramientas y pregunta: "¿Dónde está el problema?", y acto seguido lo arregla. Pero, por mucho que le pese, es investigador, y su método se limita a pulverizar monstruos".

   Para este filme Del Toro quiso contar la historia de Hellboy incluyendo más criaturas del universo de Mignola y llevar al "rojo" personaje a rincones oscuros del mundo fantástico. El director diseñó muchas criaturas nocturnas para ser encarnadas por actores cuyo físico cambiaría con prótesis, mientras que los marionetistas aumentarían el alcance de sus movimientos mediante animatronics telecontrolados.

   Guillermo del Toro y Mike Mignola querían que la historia de "Hellboy II" fuera más densa que la del primer filme. "La mitología y el folclore siempre estuvieron presentes en los cómics de Hellboy", dijo Mike Mignola. "Esta vez, en vez de tener a Rasputín, a los nazis, a científicos locos y cosas al estilo H.P. Lovecraft, decidimos ir directamente por lo sobrenatural".

   La última vez que Hellboy apareció en la pantalla había salvado al mundo de un monje loco que llevaba siglos en la Tierra y estaba decidido a destruirla. Ahora se enfrenta a un príncipe que esperó mucho tiempo para poder sacar a sus criaturas de la oscuridad y recuperar lo que antaño fue suyo. En cuanto a su vida personal, Liz y él llevan un año juntos y está claro que la luna de miel terminó.

   La sarcástica y romántica Liz vuelve a ser interpretada por Selma Blair, la única actriz capaz de hacer justicia al personaje, según el director. "En el cómic, Liz siempre es distante, silenciosa, oscura, nunca se relaja, y Selma lo hizo a la perfección", afirmó Del Toro.

   El Dr. Johann Krauss, jefe de la Agencia de Washington, que fue un hombre de carne y hueso, ahora sólo existe bajo la forma de gas ectoplásmico dentro de un traje de contención. Le gustan las reglas y quiere que el equipo las acate. Por desgracia para él, cada vez que dicta una nueva orden con pronunciado acento alemán, a Hellboy se le cruzan los cables. La voz de Krauss pertenece a Seth MacFarlane, y los movimientos del etéreo alemán los realizan James Dodd y John Alexander. También regresa el agente Tom Manning, el burócrata que intenta controlar a Hellboy, interpretado por Jeffrey Tambor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario