Escenario

Un cortometraje rosarino que rescata las memorias del Villazo

La producción del realizador audiovisual Amadeo Acero se titula "El coraje de las manos" y reivindica las luchas obreras de los años 70 en la vecina ciudad de Villa Constitución. Un documental testimonial en Cine.ar

Sábado 10 de Julio de 2021

Una obra de arte marcó el punto de partida. La pintura que retrata el rostro de un obrero en situación de espera resistiendo detrás de un alambrado fue la imagen que inspiró la producción de “El coraje de las manos”. El corto documental del realizador rosarino Amadeo Acero, que en forma poética narra las huelgas obreras de 1974 y 1975 en la ciudad de Villa Constitución y el movimiento social y político que dio lugar al Villazo. “Este corto pasó a ser un homenaje a Alberto Piccinini, quien fuera uno de los dirigentes sindicales de aquella gesta”, dijo Acero a Escenario, y se explayó en la charla sobre el documental que desde inicios de este año no deja de lucirse en festivales internacionales, puede verse en Vimeo y próximamente estará disponible en la plataforma Cine.ar. play.

El proceso creativo del cortometraje comenzó en 2018, cuando Acero decidió que iba a abordar un trabajo sobre la cuestión obrera. “La situación socioeconómica del país y las políticas neoliberales de ese momento configuraron el contexto que me impulsaron a emprender un documental sobre las luchas del movimiento obrero”, recordó el realizador.

Lo que llevó a Acero a la vecina ciudad de Villa Constitución fue una obra de arte descubierta en redes sociales de la artista plástica villense Alicia Laner, que remitía directamente a las luchas obreras que dieron lugar al Villazo y que se titula “El coraje de las manos”, nombre que luego tomó su documental.

77765754.jpg

La historia no termina allí, porque aquella pintura de Laner que retrata a un obrero detrás del alambrado representando la toma de la reconocida fabrica Acindar, fue adquirida por Verónica Parada, nieta de uno de los trabajadores que había protagonizado esas huelgas y que vio en el lienzo encarnado a su abuelo.

“Para lo que es el documental de autor, tenía los personajes que necesitaba: en mi imaginario veía el arte en Alicia, la memoria en Verónica y me puse en contacto con el historiador Ernesto Rodríguez, que aportó su conocimiento de los sucesos”, contó el realizador, que con estos elementos se lanzó a relatar a través del lenguaje audiovisual lo que marcó un hito en la historia del movimiento obrero regional.

  El corto documental logra en 12 minutos de narración un entramado poético que cruza una historia familiar con las memorias de toda la comunidad villense. La crónica confirma la persistencia de dos luchas que por aquella época se daban en simultáneo: la que se producía dentro de la fábrica tomada por los trabajadores y la que daban las familias de los obreros del otro lado del alambrado.

Para el logro de este entramado, Acero se valió de los testimonios de la artista plástica Alicia Laner y de Verónica Parada en su rol de nieta. A los que sumó la crónica del historiador Ernesto Rodríguez, que historizó en forma pormenorizada los acontecimientos y distintos momentos de la organización obrera villense que derivaron en la huelga general y la toma de la fábrica en reclamos de reivindicaciones sindicales, salariales y de mejores condiciones laborales.

Las imágenes de archivo con las que cuenta el documental tienen historia y merecen una distinción. “Cuando me puse en contacto con el historiador me comentó que tenía archivados unos videos en VHS que habían obtenido de un canal local. El material estaba muy bien conservado y ese es un dato en sí mismo, porque hay que considerar que atravesó toda la década del 70 y lo podrían haber eliminado”, destacó Acero, que se lanzó al desafío de digitalizar ese material y para ello apeló a Juan Carlos Moreno, a quien describió como “una de las pocas personas de la ciudad de Rosario que conoce el fílmico, maneja los proyectores y sabe hacer transfer al digital”.

77765751.jpg

La música original del cortometraje se titula “Himno Obrero” y fue compuesta por Bruno Rosso e interpretada por él mismo en piano junto a Antonio Fernández en violín. Una banda de sonido que aporta un clima sobrecogedor a los testimonios y la sucesión de imágenes históricas.

La producción independiente rosarina inició su recorrido por los festivales del mundo desde comienzos de este año y no paró de cosechar distinciones. “El coraje de las manos” se destacó con un reconocimiento especial en el 11º Festival Cinematográfico Visión Ribereña en Villa Constitución, Santa Fe. Hizo lo suyo en la selección oficial del Sydney Indie Short Festival, Primavera 2021 en el mes de marzo.

Además fue ganador al mejor cortometraje documental en Toronto Independent Film Festival of Cift y también finalista en el Roma Short Film Festival en el mes de abril. Incluso obtuvo una mención de honor en Tokyo International Short Film Festival, fue finalista en el Berlin Shorts Award y semifinalista en Hong Kong Indie Film Festival en mayo. Como si fuera poco, fue nominado en Rotterdam en el Independent Film Festival en junio y actualmente compite en el Festival Latinoamericano de Cine de Rosario en la categoría cortometraje, que se desarrollará entre el 20 y el 31 de octubre próximos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario