Escenario

Un biopic que compitió por un Oscar para recordar al mundo sus derechos y obligaciones

Luego de polémicas y varios premios, hoy se estrena "Selma" que compitió como mejor película en la última entrega de los Oscar. El cine refleja el legado de Martin Luther King.

Jueves 26 de Febrero de 2015

Después de polémicas y premios, finalmente llega a los cines "Selma", la película que recrea la militancia de Martin Luther King por los derechos de la población afroamericana. La película está centrada en la campaña desplegada por Luther King en 1965, -poco después de recibir su premio Nobel-, en la ciudad de Selma, por entonces un bastión del racismo en el sur de Estados Unidos.

A pesar de que a los negros se les reconocía oficialmente el derecho a votar, en la práctica se les denegaba la posibilidad de ejercerlo con múltiples pretextos y apenas un 2 por ciento de esa población tenía acceso a las urnas.

El filme muestra al activista en su marcha de protesta de Selma a Montgomery y tratando de convencer -hasta conseguirlo- al presidente Lyndon B. Johnson de aplicar ese derecho, mientras en Alabama se sucedían las agresiones a la población negra.

"Selma" es la tercera película de la directora Ava DuVernay. La cineasta comenzó su carrera como publicista en 1999 y debutó detrás de cámaras en 2006.En 2010 rodó su segundo filme y volvió a hacerlo en 2012, en ambos casos con historias que transcurren en la comunidad afroamericana.

DuVernay es, además, la primera mujer afroamericana nominada a un Globo de Oro como mejor directora, y fue contratada por Participant Media, fundada en 2004 por el multimillonario y ex presidente de eBay Jeff Skoll, para producir programas de entretenimiento que inspirasen un cambio social. Participant Media produjo "Citizen Four", premiado este año como mejor documental, y financia la segunda parte de "El exótico hotel Marigold" y ya está embarcada en otro proyecto junto a DuVernay (ver aparte).

La película también contó con el apoyo de un peso pesado de la industria audiovisual como Oprah Winfrey, en carácter de actriz y de productora. Winfrey, una de las personalidades más influyentes de Estados Unidos, también produjo éxitos como "Preciosa", ganadora en 2009 de los Oscar a actriz de reparto y guión adaptado, y "Amada hija" ("Beloved"), de 1998, y candidata a un Oscar

"Selma" es su primer trabajo de largo aliento. Con un presupuesto de 20 millones de dólares, ya recaudó 50 millones desde su estreno el 25 de diciembre. La película estuvo nominada a dos Oscar y obtuvo uno de ellos a mejor a mejor canción original para "Glory", de Common y John Legend, un rubro por el que ya habían recibido un Globo de Oro, entre otros muchos galardones por la misma canción.

 

Polémica. Luego de algunos malentendidos y aclaraciones sobre la supuesta tendencia de una edición del Oscar de preeminencia blanca -que inclusive fue objeto de la ironía del conductor de la gala Neil Patrick Harris- la película es la única de los filmes que competían candidatas a mejor película que no se había estrenado en Argentina antes de la fiesta del domingo último. Previamente, la directora bajó los decibeles de la discusión y aclaró sobre el premio: "No necesito esa confirmación, pero si me la dieran, sería por supuesto fantástico, por la proyección que daría a la figura del doctor King".

"Somos activistas del cine. Así me considero, haga lo que haga. Si alguien me confía el dinero que preciso para llevar adelante el proyecto, tiene que saber que ese es mi objetivo", dijo DuVernay en ocasión de la presentación del filme en la sección Berlinale Special, con carácter de exhibición.

Luther King, premio Nobel de la Paz, representó una "lucha épica", por encima de que en determinadas fases -como la que detalla la película- sintiera que tenía "el alma cansada", indicó por su parte el actor David Oyelowo, quien interpreta el papel protagonista.

"Mientras nuestro país, nuestro mundo, siga sacudido por el racismo, no podemos dejar de lado el activismo", afirmó finalmente la cineasta sobre su tercer largometraje.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario