Escenario

Un asesino serial salvó la taquilla argentina

"El ángel", la historia de Robledo Puch, fue la película argentina más vista. Cayó la cantidad de espectadores y Netflix pisa fuerte.

Domingo 30 de Diciembre de 2018

En un momento en el que la cantidad de espectadores cayó por tercer año consecutivo, una película argentina se ubicó entre las diez más vistas. "El ángel", con 1,37 millones de espectadores, quedó séptima en ranking encabezado por "Los increíbles 2", que vendió 3,6 millones de tickets en una lista que termina con "Deadpool 2". Pero elaborar un balance de cine en 2018 obliga a pensar en una singularidad que se acentuó con el tiempo: la simbiosis entre el cine y las plataformas de streaming. El estreno de "Roma", del mexicano Alfonso Cuarón, financiada y disponible en Netflix a días de su estreno, es un ejemplo. Pero también en esa lista podrían figurar "El otro lado del viento", considerado como el testamento cinematográfico de Orson Welles, e inclusive "El Potro. Lo mejor del amor", el biopic sobre el cantante cordobés Rodrigo Bueno.

Antes que la desaparición del cine, algo que no ocurrirá mientras el mercado ofrezca productos que fidelicen a nuevas generaciones, los servicios de streaming están creando un nuevo tipo de espectador más crítico y menos canónico y generando una democratización de la imagen en base a la excelencia de las producciones. Eso, además del hecho de que cada vez más actores, actrices y directores de Hollywood o del cine independiente estadounidense están trabajando para Netflix sin culpas ni contradicciones existenciales, y también una estrategia comercial de coproducir con cada vez más países, para nuevos consumidores de diversas culturas y costumbres lejanas a Occidente.

Además de "Roma", que encabeza o se incluye en la mayoría de las listas de mejores películas del año en distintos medios, este año se estrenaron otras dos películas que marcaron una diferencia en medio de la marea de títulos estrenados. Para quienes siguieron la carrera del afroamericano Spike Lee, el director de recordados títulos como "Fiebre de amor y locura", "Haz lo correcto" o "Clockers", volvió a hablar del que fue su tema de cabecera: el racismo.

Después de varios años sin ser noticia por su trabajo, este 2018 volvió a la grilla de premios por "Infiltrado del kkklan" en la que cuenta con dosis parejas de ironía y crítica el caso real de un policía afroamericano infiltrado en el Ku Kux Klan. En el año en el que las correcciones políticas marcaron el pulso, Lee patea el tablero con un guión provocador en el que su personaje protagonista, un negro de impecable peinado afro, quiere caer simpático ante el líder de la agrupación supremacista blanca y le dice por teléfono que odia no solo a los "negros, sino también a los judíos, mexicanos, irlandeses, italianos, chinos y a todos los que no tengan sangre aria en las venas", mientras el líder lo felicita diciéndole que habla con un "verdadero estadounidense blanco".

Así como lo hizo Spike Lee con los afroamericanos, Cuarón marcó otro hito para las minorías. En momentos en que el gobierno de Estados Unidos planea levantar muros contra la inmigración ilegal desde México o cuando caravanas de miles de centroamericanos se concentran en la frontera para intentar ingresar a Texas, el director de "Y tu mamá también" y "Gravedad" se infiltró casi unánimemente en los top ten del año. Es que el filme en blanco y negro sobre una joven empleada doméstica de una familia de clase media, podría ser también una metáfora de la inmigración. La protagonista habla castellano pero también la lengua mixteca, y a pesar de la confianza que todos depositan en ella, quedan claros los conflictos de clase y que sigue siendo una extraña en ese lugar donde pasa su vida.

Entre las películas argentinas se destacó el humor ácido de Valeria Bertucelli en "La reina del miedo" que la actriz escribió y protagonizó y con la que también debutó en la dirección. Uno de los mejores rasgos del humor de Bertucelli es que ironiza sobre su propio trabajo como actriz en el personaje de una mujer que está preparando un unipersonal al cual no logra encontrarle ni siquiera un título. El filme, que superó los 127 mil espectadores, no podría haber hecho más por el cine argentino, ya que además del buen desempeño en la taquilla, fue galardonado en el Festival Sundance donde Bertucelli se llevó el premio especial del jurado.

El cine argentino tuvo varios tanques comandados por figuras conocidas en un año de cifras desalentadoras que indican la caída del número de espectadores de películas argentinas. Según los registros del Instituto de Cine y Ciencias Audiovisuales (Incaa), hasta el 10 de octubre poco menos de 6 millones de personas asistieron a las salas, una cifra menor a la de 2017, con 6,5 millones y de 2016 con 7,3 millones. Esos casi 6 millones son una parte de los 38 millones de personas totales que tuvieron los cines. Según el mismo Incaa, esto ocurre a pesar de que se incrementó el número de producciones nacionales con respecto al año pasado que pasó de de 151 a 165.

En un año en el que continuaron las manifestaciones en defensa del fomento al cine nacional que incluyó varias movilizaciones, el Incaa informó que "en cuanto al presupuesto, al 30 de septiembre, se ejecutaron $672.255.429. Esto representa un porcentaje de ejecución del 46,5 por ciento, el porcentaje de ejecución presupuestaria más alto de los últimos quince años en fomento al cine".

El filme más taquillero del año fue "El ángel", de Luis Ortega, que superó 1,3 millón de espectadores y alcanzó una recaudación de 5,5 millones de dólares. La película inspirada en la vida del asesino serial Carlos Robledo Puch fue la elegida de la Academia Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para competir por una candidatura a los Oscar, que no logró, y al Goya que se entregarán en febrero.

Otros títulos que tuvieron una buena recaudación son "El amor menos pensado", con Ricardo Darín y Mercedes Morán, con más de 780 mil entradas y "Re-loca". Protagonizada por Natalia Oreiro y con 3.5 millones de dólares en boletería y 760 mil espectadores, se trata de la remake de "Sin filtro", una comedia chilena de 2016. "Mi obra maestra" marcó el debut de Gastón Duprat como director sin la compañía de Mariano Cohn con quien firmó éxitos como "El hombre de al lado", "El ciudadano ilustre" o "El artista". Duprat, sin embargo, se mantuvo dentro de las críticas al mundo del arte en esta comedia que protagonizaron Guillermo Francella y Luis Brandoni que vendió 730 entradas.

Entre las más populares y de mejor desempeño en la taquilla también figura "El Potro. Lo mejor del amor", de Lorena Muñoz, quien en 2016 rodó "Gilda, no me arrepiento de este amor", y que esta vez filmó un biopic del cantante cordobés Rodrigo Bueno que tuvo más de 540 mil espectadores. Para confirmar el cruce de entre cine y streaming, Netflix le dará una segunda oportunidad a esta película que a partir del 5 de enero estará disponible on line.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});