Escenario

"Un año para recordar": trama fantástica y un debut auspicioso

“¿Por qué tengo que vivir otra vez el último año de mi vida? ¿Es un premio o un castigo?” La pregunta de Ana, quien mata accidentalmente a su marido en el primer capítulo de “Un año para recordar”...

Miércoles 16 de Febrero de 2011

“¿Por qué tengo que vivir otra vez el último año de mi vida? ¿Es un premio o un castigo?” La pregunta de Ana, quien mata accidentalmente a su marido en el primer capítulo de “Un año para recordar”, es la clave de toda la historia. La tira, que se estrenó el lunes por Canal 5 y fue lo más visto del día (ver aparte), plantea en tono de comedia tragicómica una situación fantástica que invita a la reflexión: ¿es mejor o peor tener una segunda oportunidad en la vida?
  Ana (Carla Peterson) es cajera de un supermercado cuyo dueño es su suegro. Y a la vez marido, Víctor (Rafael Ferro), es una suerte de jefe. Los días de Ana como mujer casada no son nada felices, salvo en los momentos en que se encuentra con Dante (Gastón Pauls), su misterioso amante y también compañero de trabajo, con quien desea comenzar una relación formal.
  Pero sucede algo trágico. El día en que ella estaba decidida a hablar con Víctor, éste la descubre hablándole a Dante al celular y enloquece. La escena se desarrolla en el súper, como tenía que ser, y en el cierre del negocio, por lo que están solos. El le pega, la ataca, la insulta ante el engaño y ella, en una desafortunada reacción, lo golpea. Y lo hace con tan mala fortuna que Víctor se lastima la cabeza y muere.
  Drama. Ana no sabe qué hacer, le pide ayuda a su amiga del alma (Eleonora Wexler) para que la guíe en este difícil trance. Y todo parece encaminado a ocultar el asesinato para enhebrar la manida frase: “que parezca un accidente”.
  En la escena siguiente, Ana descubre que amaneció en un 10 de febrero de 2010, es decir un año antes de su día fatal. O sea, su marido está vivito y coleando, se está por inaugurar el supermercado y, es más, no conoce aún a Dante.
  “Un año para recordar”, con una estética cuidada, plantea la marcha atrás en la vida de Ana para desandar una historia que, quizá, podría ser mejor. O no. El premio o castigo está por conocerse.l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario