Escenario

U2 deslumbró a una multitud y Bono recordó a Cerati: "El oirá nuestras voces" (Fotogaleria)

La banda irlandesa U2 volvió a la Argentina después de cinco años y anoche desató la pasión en unas 58 mil personas que disfrutaron de dos horas de un extraordinario recital en el renovado y techado  Estadio Unico de La Plata.  

Jueves 31 de Marzo de 2011

La banda irlandesa U2 volvió a la Argentina después de cinco años y anoche desató la pasión en unas 58 mil personas que disfrutaron de dos horas de un extraordinario recital en el renovado y techado  Estadio Unico de La Plata.

El recuerdo de Gustavo Cerati en boca de Bono -líder de la  formación-, la comunión entre los miembros de grupo después de 34  años juntos, y el despliegue tecnológico con “La Garra”, la  imponente estructura de acero que U2 utiliza como escenario y que  emula a una nave espacial, fueron algunos de los puntos más  salientes en una noche emocionante.
“íSon lo más!, ¿por qué nos sentimos tan en casa si nosotros  somos de tan lejos?”, preguntó el cantante Bono a una multitud de  fanáticos, antes de presentar a sus compañeros de ruta: el  guitarrista The Edge, el bajista Adam Clayton y el baterista Larry  Mullen.

Lo que nadie esperaba era que Bono se presentara a sí mismo  como “Carlitos Apache”, en alusión al jugador Carlos Tevez, un  guiño a la cultura local que más tarde dio paso a una especie de  homenaje a Cerati, hacia quien el vocalista pidió amor y respeto,  “el oirá nuestras voces” (palabras que podían leerse traducidas al castellano en una pantalla gigante).

En el primero de los shows que la banda ofrecerá en el predio -el sábado y domingo próximo-  y que forman parte de su gira “U2  360 Tour”, incluyó al bello “Miysterious Ways”, al pegadizo  “Elevation” y canciones inmortales como “I Still Haven't Found What  I Looking For” y “Miss Sarajevo”, en la que Bono sorprendió cuando  alcanzó los graves profundos de Luciano Pavarotti, junto a quien  había grabado a dúo.

Aunque no hubo grandes sorpresas en relación a la lista de  temas, los irlandeses se dieron el gusto de hacer breves covers de  clásicos como“Blackbird” (Los Beatles) y “Tthree Little Birds” (Bob  Marley).

Pero la temperatura en el estadio se elevó cuando se  escucharon  los infaltables “One”, “With or Without You”,  “Beautiful Day” y “Hello, Hello”,  aunque para muchos se hizo  inevitable extrañar a “Pride (In The Name of Love”).
Las imágenes sugestivas proyectadas en la pantalla se fundían  con los actuales rostros de estos cuatro músicos, a quienes también  se los pudo ver en la plenitud de su juventud; todo en el marco de  una puesta impactante, difícil de superar.

Como suele hacer en sus conciertos y video clips, Bono se  acercó  a The Edge y le cantó sensual al oído, después apoyó su  mano en el hombro de Clayton, y en otro momento se acercó a Mullen.  Esa imagen fotográfica es la que invita a recordar todas las etapas  que atravesó la banda y a las que sobrevivió para hoy, con más o  menos ingenio, continuar siendo vigente. (Télam)

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario