Escenario

TV: entre lo que hay y lo que debería haber

Encabezados por Marcelo Tinelli, una serie de fenómenos han colonizado la pantalla de televisión con la complicidad de todo un sistema periodístico que no produce nada propio y sólo se dedica a repotenciar chismes...

Domingo 08 de Agosto de 2010

Encabezados por Marcelo Tinelli, una serie de fenómenos han colonizado la pantalla de televisión con la complicidad de todo un sistema periodístico que no produce nada propio y sólo se dedica a repotenciar chismes, agresiones y rivalidades inventadas mordiéndose día tras día la cola. Bailarinas de ocasión, cantantes de poca monta y deformes con pretensiones de estrella pueblan una pantalla acrítica y sin creatividad. "Es lo que hay", diría Juan Junco y sobre ese particular mundo opinaron los hacedores y las caras más conocidas de la televisión local. Pasen y vean, porque no todo es negro o blanco, y los grises no sólo sorprenden, son esperanzadores.

Para Sonia Marchesi, de "Telefé Noticias" (Canal 5), el problema va un poco más allá de los programas "que se realimentan todo el tiempo". Y explica: "Este tipo de televisión genera muy poco y muestra siempre lo mismo. Es decir, si prendés la tele y volvés a hacerlo una hora después, ves lo mismo" y agrega: "Eso hace que falte trabajo para los profesionales de la TV y sobre todo, sin la ficción tradicional, para los actores".

Por su parte, su compañero en el noticiero del 5, Ariel Bulsicco, confiesa que la televisión de estos días lo saturó: "No de pituco, pero estoy muy cansado del show de Tinelli. Está todo muy armado".

"Me gustaba como diversión porque me ayudaba a relajarme de las noticias", confiesa, "pero lo que divertía ahora me parece ridículo", dice. Pesimista con respecto al futuro inmediato, Bulsicco acepta que "va costar cambiar este formato" y dispara contra los números: "Según dice el rating, esos programas son exitosos y me la tengo que bancar. Sé que el rating manda, pero soy de los que no cree en el rating”.

Analía Bocassi, conductora de “De 12 a 14” (Canal 3), sostiene que “no debemos olvidar que la TV sirve, también, para entretenerse” y que es bizantina la discusión (“como la del huevo o la gallina”) sobre si esta es la televisión que la gente quiere o la que debe soportar.

De todas maneras, la hacedora de “Otros ojos” (Canal 3) intenta poner paños fríos a la disputa mediática: “Está claro que muchas veces en esos programas se banalizan temas importantes (como el de la enfermedad de Aníbal Pachano), pero me parece que nos preocupamos demasiado por programas que son sólo para divertirse”.

Por su parte, Lisandro Cavatorta, conductor de “Bótelos” (Canal 5), considera que es equivocada la apreciación de la prensa sobre la famosa tinellización de la TV. Y sorprende con una frase: “Tinelli es el gran perdedor de este asunto”.

Al revés de la doxa, como para ratificar su foto con el premio Martín Fierro cabeza para abajo después de ganarlo en 2007 en San Luis, Cavatorta considera que  la televisión ha tendido hacia la “rialización”, en referencia al creador de “Intrusos” (América), Jorge Rial.

“El gran ganador es Rial. Se impuso su estilo y Tinelli debió ceder ante la farandulización chimentera de la pantalla”, argumenta Cavatorta para luego consolidar su idea con un ejemplo: “Cuando Tinelli quiso cambiar falló. Como con «Bailando Kids» que fue un fracaso y tuvo que volver a la fórmula del escándalo”.

Confeso seguidor de “Bótelos”, para Carlos Bermejo la TV “se aberretó”. Rápido sube la apuesta y habla de una tendencia a la “prostitución” de sus objetivos. El animador de “Magazine” (Canal 5) no se amilana: “A la TV le falta pensar en la gente a la que le funcionan las neuronas. El público sigue estando, lo que no hay es una buena propuesta de los grandes medios”.

Y coincide con sus colegas: “Hoy lo único que se hace es repotenciar, todos se suben al caballo de un único producto”.

Para Bermejo, a la TV “le está faltando creatividad, los otrora llamados programas de autor —“Situación límite” y “Atreverse”— y de opinión”. Y concluye: “Hoy la pantalla es funcional a los gobernantes de turno que quieren una televisión que no ayude a pensar”.

El pensamiento del creador de los premios más famosos de la ciudad puede asociarse al de Susana Rueda: “Querramos o no, la TV tiene un papel educativo y todos deberíamos hacer un esfuerzo para mejorar esto. Entretener y nada más no sirve”.

La conductora de “Bien temprano” (Canal 5) está convencida de que “los medios tienen un papel importante en la promoción del ejercicio de pensamiento”. Por eso, espera se multipliquen muy pronto los programas de debate, ya que “son contagiosos. El debate por la ley de matrimonio igualitario, más allá del resultado de la votación legislativa, sirve porque nos ha ayudado a pensar, a razonar más allá de nuestras convicciones”.

Consultada sobre las razones del actual estilo de producción, Rueda fue directa: “Es dinero fácil para los empresarios. Poca producción, toda en un mismo estudio, pagan menos técnicos y ni hablar de los personajes que quieren escalar posiciones en los medios. Ellos van y se pelean frente a las cámaras, gratis. Es un negocio redondo”.

En la misma línea puede ubicarse a Julio César Orselli. “A la tele de hoy no le sobra nada —dice—. Le falta información instantánea del interior del país, en ese aspecto estamos en deuda con la audiencia”.

Para el conductor de “De 12 a 14”, y si bien lo reconoce como un gran profesional, la figura de Tinelli resume el predominio de la tele de Buenos Aires. Y aventura: “Con más producción local no estaríamos hablando de Tinelli. Sería bueno independizarse de la TV porteña”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS