Escenario

Tras la brutal golpiza, Chano podría perder un ojo

 El cantante de “Tan Biónica" podria sufrir daños físicos ireparables. Deciden si lo operan.

Sábado 08 de Agosto de 2015

 El cantante de “Tan Biónica”, “Chano” Moreno Charpentier, podría perder la visión de un ojo además de sufrir daños físicos irreparables, tras la brutal golpiza a la que fue sometido por vecinos del barrio porteño de Belgrano.

“El examen oftalmológico evidenció severo daño ocular que incluye contusión retinal periférica por lo que es necesario continuar con un estricto control evolutivo para monitorear eventuales complicaciones que pudieran comprometer la función visual”, señala el último parte médico del líder de Tan Biónica.

El informe médico, a su vez, señala “politraumatismos con heridas contusas” y “fracturas costales y orbitaria izquierda”.

“Pude hablar con él. Está muy golpeado y angustiado”, contó el abogado del cantante, Gabriel Iezzi.

Por último, y respecto a la posible operación de Chano de la que se habló en las últimas horas, Iezzi dijo “Guido, su representante, me dijo que van a esperar un par de semanas a que baje la inflamación en el ojo y ahí definir si lo operan o no”.

“Chano”, que se encontraba bajo los efectos de las drogas, según surge del estudio toxicológico que se le practicó al cantante en la Clínica de la Trinidad de Palermo, chocó con su camioneta en las primeras horas del jueves a unos ocho automóviles estacionados y destrozo el portón de una vivienda.

Según el testimonio de los vecinos, el músico de 33 años, conducía a alta velocidad y de contramano una robusta camioneta Dodge Ram.

Dijeron que que no reaccionaba al impactar con los autos, “ponía primera y marcha atrás”, aseguran, “cuando bajó de la camioneta solo atinaba a pedir perdón por lo que había hecho”, agregaron.

Algunas fuentes informaron además que el músico trató de escapar en dos oportunidades, pero fueron las personas que presenciaron el hecho, muchas de ellas dueños de los vehículos siniestrados, las que se lo impidieron.

Rompieron la ventanilla del lado del conductor y lo sacaron de los pelos, para comenzar a darle una feroz golpiza.

“Le pegaron bastante. Fueron piñas y patadas. Lo dejaron inconsciente”, contó un testigo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario