Escenario

Top Five: Cinco grandes momentos del cine para celebrar el Día del Padre

 La relación entre padres e hijos ha sido recreada por los grandes genios de Hollywood con gran talento. La Capital repasa las que marcaron a fuego al público desde la pantalla.

Domingo 16 de Junio de 2013

Hollywood se ha intentado acercarse de muchas maneras diferentes a la relación entre el padre y su hijo. Lo hizo desde géneros tan difíciles como la ciencia ficción y el drama y ha logrado revelaciones que han superado el paso del tiempo. Para celebrar el Día del Padre, La Capital rescata cinco grandes momentos del cine y la televisión. Hay muchos más, claro, pero estos hicieron historia.

1- Indiana y Henry Jones: En "La última cruzada", Steven Spielberg consiguió lo que parecía imposible: fichó a Sean Connery para que encarne al padre de Indiana Jones. Padre e hijo son profesores, pero la vida y la ambición llevaron al joven Indy, además de dar clases, a salir a la aventura. Se llevan, como es lógico, como perro y gato y nada lo enoja más a Indiana de su padre es que lo llame "Junior". "Te he dicho que no me llames ¡Junior!", le grita cada vez que lo hace.

2- Darth Vader y Luke Skywalker: El éxito de "La guerra de las galaxias" obligó a George Lucas a rodar una secuela, "El imperio contraataca", una historia que ni siquiera había imaginado cuando concibió el primer capítulo de la saga de ciencia ficción más exitosa de todos los tiempos de Hollywood. Y le dio un giro inesperado: el héroe, Luke Skywalker, se enfrenta al villano, Darth Vader, en una pelea con sables de luz, una pelea a muerte. En medio de la lucha, Vader le confiesa a Luke la verdad: "Soy tu padre" y el universo queda patas para arriba.

3- Don Vito y Michael Corleone: La tensa relación entre Don Vito y su hijo Michael, que no quiere seguir sus pasos en la mafia, es el nudo central de "El padrino" de Francis Ford Coppola. Pero el destino juega sus cartas y Michael tiene que ocupar el lugar que la muerte de su padre deja vacante. "Mi padre me enseñó muchas cosas aquí, en esta habitación, me dijo: "Mantén cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos", dispara en la secuela de la saga, cuando se hace cargo de la herencia de sangre y muerte que carga sobre por ser hijo de su padre.

4- Rick y Carl Grimes: Saltaron de la historiera a la televisión sin escalas. Su relación, que evoluciona como lo hace la de todo padre e hijo, está signada por la desesperación de Rick por proteger al pequeño y a la vez enseñarle valores en medio del Apocalipsis zombie, un mundo donde la vida no vale nada. Carl aprende rápido, pero a un costo alto, que matar no es un juego de niños y hace valer ese saber al salvarle la vida a su padre y al dispararle a su madre cuando, después de morir, evita que se convierta en su peor pesadilla. Aún así la ficción, a pesar de la crueldad de la historia, no supera la realidad.

5- Will y su padre Ed: En "El Gran Pez", Tim Burton se hunde en las profundidades tenebrosas de las fantasías que los hijos imagina de los padres y jamás se atreven a preguntar. Por pedido de su madre, Ed viaja a visitar a su padre, Will, a quien no ve hace tiempo y sufre una enfermedad terminal. Lo considera un fabulador, un mentiroso, acaso infiel, seguro ausente en su infancia. En los pocos días que pasa antes de que Will muera se da cuenta que todas las historias extraordinarias que su padre le contó de niño eran verdad, de cierto modo. La reconciliación con el hombre que es su padre se cristaliza al atrapar del Gran Pez que su padre persiguió toda su vida, su Santo Grial.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario