Escenario

Tom Petty: "Nunca pensé que iba a estar tan activo en esta etapa de mi vida"

El cantante y su banda recuperan el vigor de los años 70 con un álbum de rock directo y puro, denominado "Hypnotic Eye". Por primera vez llegaron al número uno de EEUU. 

Lunes 01 de Septiembre de 2014

Cuatro años después de su último lanzamiento, Tom Petty y sus Heartbreakers volvieron a la carga con "Hypnotic Eye", un disco que recuerda aquel temprano vigor de los 70, un retorno decisivo al conciso clasicismo del rock. Muchos grupos han intentado en los últimos años volver a las raíces, pero el veterano cantautor de 63 años y su banda se las arreglan para rescatar el pasado sin perder la frescura, y suenan puros y naturales, sin atisbos de ninguna artificialidad.

La propuesta de "Hypnotic Eye" resultó todo un éxito. El disco cosechó excelentes críticas y debutó directamente en el número uno del ranking estadounidense. Aunque parezca mentira, después de 38 años de espera, Tom Petty y los Heartbreakers lograron su primer número uno en EEUU. El álbum vendió unas saludables 131.000 copias durante su primera semana a la venta en este país, una hazaña que recuerda la de "Duets II" de Tony Bennett, que daba al cantante de jazz su primer número uno tras 54 años de trayectoria.

La revista "Billboard" recordó que Tom Petty llegó por primera vez a la tabla de álbumes en septiembre de 1977, pero aquel debut homónimo que contenía los hits "Breakdown" y "American Girl" sólo fue número 58 y dos años después de su edición original en 1976. "Hypnotic Eye" también tuvo una sólida recepción internacional, siendo número uno en Canadá, número cinco en Alemania y número siete en el Reino Unido.

Una máquina. Los críticos coincidieron en que "Hypnotic Eye" es uno de los discos más crudos que Petty ha grabado en su carrera, un álbum que recupera la energía de su banda en vivo, una máquina llena de ese rock americano que ellos mismos ayudaron a definir. Con el histórico Mike Campbell en guitarras, Scott Thurston en guitarra y armónica, Benmont Tench en piano y órgano, Ron Blair en bajo y Steve Ferrone en batería y percusión, los Heartbreakers se lucen como nunca.

El CD abre con "American Dream Plan B", un himno perdedor para los tiempos que corren. Petty canta en un tono monótono mientras las guitarras acústicas y eléctricas se combinan para dar forma a un fabuloso tema de rock and roll. La intro de "Fault Lines" recuerda a los Doors, y la embriagadora "Red River" ofrece lamentos de guitarra y armonías vocales con reminiscencias de los Byrds. En "All You Can Carry" se luce la guitarra líder de Mike Campbell y los riffs de "Power Drunk" son estremecedores. También hay espacio para temas más jazzy y tranquilos como "Full Grown Boy", pero la energía vuelve enseguida con la stone "U Get Me High", y emociona en los aires de country western de "Burnt Out Town", que podría remitir a Bruce Springsteen.

"Yo sabía que quería hacer un disco de rock and roll. No habíamos hecho un disco directo y duro de rock en mucho tiempo", dijo Tom Petty. El cantante justificó los tres años de grabaciones y ensayos que llevó el álbum: "Debíamos encontrar las canciones. Lleva tiempo escribir diez u once canciones realmente buenas", aseguró. Las primeras sesiones de grabación de 2011 dejaron un montón de temas originales que Petty decidió descartar porque se parecían demasiado a la onda blusera que tenía su disco anterior, "Mojo". Y no estuvo seguro sobre "American Dream Plan B" incluso hasta después de que la tocó ante sus compañeros de banda.

Petty sostiene que él es el líder y el compositor indiscutido en esta historia, pero que los Heartbreakers tienen un vital y tácito veto en el estudio. "Ellos no lo pueden ocultar. Si no se entusiasman con la canción que les muestro es que algo anda mal. Sería muy difícil hacer un disco como este sin una banda que ha estado junta por tanto tiempo, con esa clase de instinto. Me siento aliviado por eso", confesó.

Tom Petty y los Heartbreakers debutaron discográficamente en 1976 y han vendido más de ochenta millones de discos en todo el mundo. En 2002 fueron introducidos en el mítico Rock and Roll Hall of Fame y su música ha influenciado a numerosos grupos. Entre sus grabaciones con los Heartbreakers, sus discos solistas y su participación en la mega banda The Traveling Wilburys (con George Harrison, Bob Dylan, Roy Orbison y Jeff Lynne), Tom Petty recibió 18 nominaciones a los premios Grammy.

Para fines de este año Petty tiene más planes: reeditará su clásico de 1994, "Wildflowers", en formato de disco doble, con diez canciones inéditas. Algunas, como "Somewhere Under Heaven", lo sorprendieron cuando las volvió a escuchar: "No recordaba haberla escrito, ni grabado, ni nada. Y es realmente buena, muy uptempo, muy inusual", afirmó. Además quiere sacar un álbum en vivo, grabado en teatros de Nueva York y Los Angeles el año pasado.

"Nunca pensé que iba a estar tan activo en esta etapa de mi vida", dijo el rubio, que está de gira por Estados Unidos presentando "Hypnotic Eye". "Nunca esperé llegar a este punto, haciendo un montón de cosas y pensando en cómo llegar a la gente. Pero esta banda crece y crece, y ese es un enorme regalo. No veo que vayamos a retirarnos. Ellos siguen siendo los tipos con los que quiero tocar, y los que mejor entienden mis canciones", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario