Escenario

"Tengo las fotos de Gardel junto a la de Led Zeppelin pegadas en la pieza"

Cacho Castaña dijo que escucha a La Renga y Los Redondos y que en el rock hay mucho tango. El cantante presenta hoy y mañana "Yo seré el amor" en el teatro El Círculo.

Viernes 18 de Septiembre de 2009

Led Zeppelin, La Renga, Los Redondos, el rock aparecen en el discurso de Cacho Castaña como algo que, según él, es absolutamente común: "Mi cuarto es tremendo, tengo la foto de Gardel y la foto de Led Zeppelin pegadas en la pared". Y agregó que "dentro del rock hay mucho tango y muchos pibes rockeros no se dan cuenta que están haciendo tango". El compositor e intérprete presenta hoy y mañana, a las 21.30, en el teatro El Círculo, Laprida y Mendoza, su espectáculo "Yo seré el amor", con tangos, baladas, música romántica y de bailanta, y, muy pese a sus gustos, sin canciones de rock.

—En tu nuevo espectáculo siguen presentes tus éxitos de siempre. ¿Son clásicos que no tienen fecha de vencimiento?

—Los temas no, pero el que tiene fecha de vencimiento soy yo (risas).

—¿Por qué no lanzás un disco con todas canciones nuevas?

—Me gustaría, pero a la gente le gustan tanto los temas viejos, que me cuesta meter las canciones nuevas. Además, la difusión no es simple, y eso complica más las cosas.

—Compusiste "Café La humedad" pero también "La reina de la bailanta". ¿Qué es lo primero que te sale hoy al sentarte a garabatear una canción?

—Compongo lo que me sale en el momento, pero me pueden salir las dos cosas tranquilamente, depende el día, el lugar, tantas cosas.

—¿Cómo ves el tango actual?

—Hay buenos compositores, lo que pasa es que está todo mezclado con el rock. Dentro del rock hay mucho tango y muchos pibes rockeros no se dan cuenta que están haciendo tango. Las letras hablan de la actualidad y cuentan el reviente social, y todo eso está documentado en el rock, pero parece un tango de antes. Antes documentaban cómo se les morían las minas, por eso lloraban tanto los tangueros, eran tiempos en que las pibas de 15 años se morían por tuberculosis. Y los mejores poetas escribían cosas tremendas y maravillosas, se sensibilizaban por eso, y ahora la gente se sensibiliza con este reviente social, como digo yo.

—¿Este contexto actual te favorece para escribir canciones o sentís que te ocurre todo lo contrario?

—Me cuesta bastante escribir últimamente, si no es una historia definida sobre el amor, la mujer, la vida. Trato de documentar la época, pero es muy duro hacerlo, a pesar de que los que estamos en esto tenemos esa obligación de reflejar estos tiempos. Pero es muy duro, sería un llanto constante, sería más lagrimón que nunca el tango. Entonces trato de llevarlo por otro lado.

—La banda que te acompaña es bien eléctrica ¿te gusta el rock?

—Hay un componente rockero que uno aplica, porque musicalmente también documentás la época: las guitarras medio podridas mezcladas con un bandoneón, todo eso es una búsqueda que hago constantemente y gracias a Dios, más o menos la encontré, ¿no?

—¿Seguís al rock de la Argentina?

—Sí, escucho mucho a Calamaro, a Fito, me gusta mucho La Renga. Yo soy muy loco, viste, no estoy bien del mate, pero, bueno, La Renga me encanta, me gustan los Redondos, y bueh, me gusta, qué querés que haga.

—No te imaginaba sentado al lado de un equipo de música escuchando La Renga a todo volumen.

—¿Ah, no? no tenés idea, ¡y cómo!, ja, ja. Vení a casa cuando quieras y vas a ver cómo es mi cuarto, es tremendo (risas). Tengo la foto de Gardel y la foto de Led Zeppelin en la pieza.

—¿Nunca se te cruzó la idea de componer algún disco con canciones de rock?

—No, una vez grabé un blues de Memphis "Moscato, pizza y fainá" en un disco que sacó Telefé hace cosa de seis años, lo hicimos con (Javier) Malosetti y estuvo bárbaro. Eso salió espectacular, y me di el gusto. Me encantaría, pero me parece que no da para que haga un disco de rock. Hay cosas lindas para hacer, pero a veces es difícil hacerlas todas.

Exito

“A veces vienen chicos de 4 o 5 años a cantarme «Garganta con arena» en los camarines y a mí me vuela la cabeza. Yo no hice esa canción para los pibes, y me alucina, digo ¿cómo puede ser esto?”, dijo Cacho Castaña. Y agregó: “Esto es mágico, pero es como el éxito, que te lo dan y no sabés quién y te lo sacan y tampoco sabés quién”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario