Escenario

Tangos desde el alma con el corazón mirando al sur

La cantante rosarina Julia Vilche, radicada desde hace diez años en Chile, ofrece hoy un recital con un repertorio que va desde Gardel a Piazzolla.

Viernes 29 de Noviembre de 2019

La cantante rosarina Julia Vilche regresa a su ciudad para ofrecer un recital con tangos clásicos, un repertorio que va desde Carlos Gardel hasta Astor Piazzolla. Radicada desde hace una década en la ciudad chilena de Valparaíso, Vilche aseguró que fue justamente la distancia la que la terminó de acercar a un género con el que convive desde siempre. La artista se presentará acompañada por los músicos rosarinos Diego Saavedra (bandoneón), Charly Samame (guitarra) y Gerardo Bautista (piano). La cita es hoy, a las 21.30, en El Escaramujo Bar (Rioja 504). Lo recaudado se destinará al Taller de Juegos para Niños "Fijando miradas", del barrio Qom.

"El tango estaba en mi casa desde mi niñez", recordó y añadió: "Mi papá escuchaba siempre a Julio Sosa, a la Tana Rinaldi, al Polaco, a Pugliese y mi mamá silbaba y cantaba. Empecé a contactarme con la música allí , luego con el coro de niños de Hernández Larguía y seguí en mi adolescencia con repertorios populares. Pero cuando me radiqué en Chile hace diez años me pasó como con el tango de Eladia Blázquez, «El corazón mirando al sur». Extrañaba amores, lugares y el tango me acercó a mi tierra, hizo que la distancia no doliera tanto. Empecé a estudiar con músicos e intérpretes chilenos y ahí me enamoré del tango para siempre y hasta hoy le soy fiel".

La artista aseguró que su elección de los temas se da a partir de las historias, la poesía y la melodía. "Si me gusta una letra, si se me mete en la piel, la escucho y estudio en distintas versiones y me la apropio con rasgos míos. Entonces, en este espectáculo habrá una decena de temas que adopté, desde algunos de Gardel, pasando por Homero Manzi, Expósito y Eladia Blázquez hasta Piazzolla. Será un mano a mano con esos maestros y el público", adelantó.

"El concepto que atraviesa a todos esos temas", dijo, "no es nuevo: el amor, el desamor, el encuentro, la pérdida; temas existenciales, de siempre que están en carne viva en esta Argentina y Chile tan revueltos. Dos países con tradición tanguera, con puertos, inmigrantes, clases populares que cantan y bailan su dolor y jóvenes que lo retoman hoy más que nunca desde la milonga, las expresiones clásicas y también experimentales, mirando al sur".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario