Escenario

Steve Hackett hizo vibrar a los fanáticos de Génesis en un gran show

Ante una buena cantidad de espectadores, el artista recurrió a obras de la primera etapa del grupo británico y tocó temas de su último disco.

Jueves 15 de Marzo de 2018

Steve Hackett demostró virtuosismo, versatilidad y múltiples recursos en un concierto de dos horas y media en el teatro El Círculo en el cual repasó su historia y mostró su presente artístico. La variedad estilística fue una constante. El correctísimo sonido tuvo un volumen adecuado y preciso que permitió apreciar los desempeños individuales, con el aporte que significa la excelente acústica de la sala rosarina.

Después del inicio con "Please Don't Touch", donde concretó un logrado contrapunto con la flauta traversa de Rob Townsend, el británico saludó pidiendo disculpas por su limitado español: "Buenas noches Rosario, muy feliz de estar aquí". Hackett es uno de los pocos artistas que no reniega de sus orígenes y revaloriza permanentemente su etapa en Génesis. "Everyday" remite justamente a esa época primitiva del rock progresivo y la interpretó con el apoyo vocal de Townsend y del baterista Gary O"Toole.

Hackett diseñó y ejecutó un repertorio de quince canciones. En la mayoría de los temas respetó las versiones originales y en otros ofreció versiones extendidas que potenciaron los lucimientos individuales. La banda tuvo activo protagonismo en el clima épico que le impuso a "Behind the Smoke", un alegato en favor de los refugiados, una de sus preocupaciones.

Con atmósfera cinematográfica, para la instrumental "El niño", el ex Genesis sumó batería electrónica dando un sonido contemporáneo al tema. En el discurso reivindicó su participación en Génesis y en "Skeleton Gallery" rescató aquellos arreglos vocales y aquel estilo con precisos y abruptos cambios de clima. Luego, con el rock clásico "When the Hearth Rules the Mind" arrancó la performance del exéntrico cantante Nad Sylvan que lució en solitario con la reconocible "Icarus".

Cada anuncio de los temas despertó un inmediato "¡oh!" en el público que demostró conocer esta historia. Las presentaciones las hizo sin estridencias, confiado en la complicidad del auditorio, en tanto que la primera gran ovación de los fanáticos fue luego de "Hierophant 2nd Half", una obra oscura, apenas intervenida por la simpática intro del batero que deslumbró desde su original set que incluyó un doble bombo.

El bajista Jonas Reingold cambió instrumento y con su guitarra doble mástil aportó su labor en "Dancing With the Moonlit Knight". Siempre preciso, siguió tributando a Génesis con "One for the Vine", un clásico compuesto por el histórico tecladista Tony Banks.

A capella, en Sylvan se percibió un timbre y un color de voz muy cercano a Phil Collins, y logró conmover agregando gestualidad en la historia que se cuenta en "Inside Out". En este tema, Steve Hackett se corre y solamente ejerce el rol de una guitarra rítmica y luce la segunda voz de O"Toole.

Cuando el artista pidió palmas el público respondió. Así, la ovación se extendió por varios minutos al final de "The Fountain of Salmacis", una obra con las reminiscencias barrocas de Bach. La misma ovación recibió al sonar "Firth of Fifth". En un tramo del show, el guitarrista se instaló en la world music e hizo convivir en un mismo tema sonidos barrocos, hindúes y celtas hasta desembocar en su costado más rockero.

Llegando al final, la banda sonó con estilo sinfónico y el cantante Sylvan imprimió su aire lírico en "Supper"s ready". Con el trabajo de luces y la extensión de la obra, la escena se acercó a la estética de una ópera rock y luego de presentar a los músicos, Hackett se fue y volvió enseguida para ofrecer un bis. Dejó atrás lo sinfónico y progresivo y con el empuje de la base rítmica encaró el crudo rock and roll de "Los Endos", la elegida para el cierre. Nada de imágenes y efectos, sólo buena música. Eso trajo Steve Hackett a Rosario, un músico que sigue influyendo con su variedad de estilos y su talento a infinidad de guitarristas y que ya se convirtió en leyenda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario