Escenario

Spinetta: "Es un sueño que me quiero dar"

Luis Alberto Spinetta, uno de los máximos artistas del rock argentino, que el 4 de diciembre se dará el gusto de convocar por primera vez a un show propio en el estadio de Vélez junto a sus "bandas eternas", definió a este recital como "un sueño que me quiero dar". Video: Spinetta Jade y Aznar, en un clásico de Invisible

Miércoles 28 de Octubre de 2009

Luis Alberto Spinetta, uno de los máximos artistas del rock argentino, que el 4 de diciembre se dará el gusto de convocar por primera vez a un show propio en el estadio de Vélez junto a sus "bandas eternas", definió a este recital como "un sueño que me quiero dar".

  "Es una entrega total, es devolver el amor que la gente le puso a estas bandas y que perduró en el tiempo. Acá no hay réditos, el único rédito es la música y estoy decidido a disfrutar del show", dijo anoche El Flaco, en el marco de un encuentro con la prensa realizado en un teatro del barrio porteño de Villa Urquiza.

  "En enero cumplo 60 años y mi idea es poder ver este ciclo tan hermoso, donde el cariño que recibí es interminable", apuntó Spinetta en relación al show que promete ser "una noche irrepetible" y en la que hará un recorrido por 40 años de historia musical que lo reunirá con los músicos con quienes compartió Almendra, Pescado Rabioso, Invisible, Spinetta Jade y Los Socios del Desierto.

  "Esta idea nace de Pablo Mangone, que es el productor del show. La música es tan eterna que es como la edad astronómica en relación a la edad de los años, pero ahora me siento firme para hacerlo, en 10 años no sé", destacó.

  Para lograr esas atmósferas, se unirá otra vez, entre otros, con Rodolfo García (que estaba presente en la sala), Emilio del Güercio, Edelmiro Molinari, Mono Fontana, Javier Malosetti, Marcelo Torres, algunos de los músicos que lo secundarán en sus excursiones estéticas, y a otros que también se sumarán aunque no participaron de esas experiencias.

  Spinetta habló con los periodistas luego de entonar solo, con su guitarra acústica, "8 de octubre", la fecha en que hace tres años ocurrió la tragedia del Colegio Ecos de Santa Fe y que el músico definió como "una ofrenda para los padres de las víctimas en esta causa interminable para mí".

  "Tengo una pena que es que la justicia no se hace cargo de una persona que no debió estar en un micro a la hora de una colisión, pasarse al otro carril salvando así su vida y mandando al cielo a un montón de pibes", subrayó el artista, vestido con la remera que lleva inscripta la frase "Conduciendo a conciencia", y en alusión al chofer Oscar Atamañuk, quien hoy fue absuelto tres años después de la tragedia.

  El artista también recordó a Mercedes Sosa, a quien definió como una cantora viajera. "A mi me hizo un regalo impresionante en diciembre del año pasado cuando grabé con ella «Barro tal vez», me tocó con su magia", dijo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario