Escenario

"Soy un vampiro que no está sediento de sangre"

El actor Zachary Quinto le cuenta a Escenario cómo es su personaje en "NOS4A2", la serie de terror que se estrena hoy, a las 22, por AMC.

Lunes 03 de Junio de 2019

Una ficción con números entre las letras para meter algo más de misterio, por si hacía falta. "NOS4A2" comienza hoy, a las 22, por AMC, una serie de terror sobrenatural basada en el best seller homónimo, que referencia de inmediato con "Nosferatu". El autor mete miedo. Se trata de Joe Hill, que no es otro que el hijo de Stephen King, el maestro de las novelas de terror. Zachary Quinto, conocido por sus roles en "Star Trek" y "American Horror Story", ofreció una rueda de prensa de la que participó Escenario y en la que contó detalles de su rol de vampiro no tradicional y también habló de los cambios generados en la televisión a partir de la irrupción del streaming.

La historia, en la que también se destacan la estrella en ascenso Ashleigh Cummings ("The Goldfinch" y "Hounds of Love", cuenta con el plus de estar dirigida, en los dos primeros capítulos, por la directora nominada a los Emmy Kari Skogland, quien es la misma que estuvo al frente de "Los cuentos de la criada" ("The Handmaid?s tale").

Quinto encarnará a Charlie Manx, un seductor inmortal que se alimenta de las almas de los niños y luego deposita lo que queda de ellos en Christmasland, un retorcido pueblo navideño creado por su imaginación, donde todos los días es Navidad y la infelicidad es ilegal. Pero Manx ve su mundo amenazado cuando una joven (Cummings) en Nueva Inglaterra descubre que tiene una peligrosa habilidad.

—Comentaste que tenías cierta resistencia a interpretar un villano en la televisión, ¿qué fue lo que te gustó e hizo decir que sí de este personaje?

—Hubo varias cosas que me hicieron decir que sí. Una de ellas fue que sentí que crearon un personaje multidimensional y con mucha complejidad, que es algo que siempre me atrae como actor. Otro aspecto fue la transformación física, que me permitió sumergirme en el personaje. Eso me resultó muy interesante y emocionante.

EM_DASHHay muchos vampiros en el cine y en la televisión, ¿cuál es la particularidad de este y cómo lo ubicarías en el universo vampírico?

—En primer lugar no es un vampiro tradicional sediento de sangre. Tiene una relación inexorable con el Rolls Royce Wraith, que es clave a la hora de robar la energía y el alma de estos niños y alimentar a Charlie. El es una extensión del coche al igual que el coche es también una extensión de él. En la serie hay varias capas de energía vampírica que existen en el auto en sí, creo que eso es algo único y atractivo en lo que respecta a la historia. Por otra parte, creo que la meta de la mayoría de los vampiros es prosperar y alimentarse, pero Charlie intenta ayudar a estos niños a su manera, tratando de sacarlos de un ambiente abusivo y negligente, y dándoles una vida que él ve como divertida y emocionante. Creo que esa perspectiva distorsionada también lo diferencia de los vampiros más tradicionales.

—¿Podemos pensar esta ficción como una metáfora de la sociedad americana decadente que no puede con sus hijos, que no tiene nada que ofrecerles? ¿Creés que Here Comes The Sun es un espejismo, ya que el sol no se refleja en donde se sitúa la serie?

—Creo que hay algunos temas que se relacionan con la sociedad en general, como es el caso de cualquier programa de televisión o narrativa popular. Pero creo que se trata de una serie que en su núcleo busca entretener y contar historias de manera ficticia más que de dar algún comentario social. También creo que las audiencias pueden sacar sus propias conclusiones sobre eso.Y sí, Here Comes The Sun es una opción interesante en términos de que los vampiros le temen al sol. Realmente nunca pensé en eso, pero es una muy buena observación.

—¿Creés que este tipo de producciones son similares al trabajo cinematográfico? ¿Hay similitud en la manera en la que te preparas?

—Creo que la televisión en general hoy es mucho más cinematográfica. Tanto la tecnología como el presupuesto disponible para las distintas producciones permitieron que la televisión compita en muchos niveles con el cine. La frase de la "edad de oro de la televisión" es realmente apropiada en términos del tipo de historias que se están contando hoy en TV. En mi opinión es un buen momento para ser parte de las narrativas de la televisión. A nivel actoral, es el formato de la narrativa lo que cambia. En una película, podés trabajar durante un par de semanas o meses y sumergirte por completo y luego pasar a la siguiente cosa, mientras que en la televisión si el programa funciona bien, es posible que estés trabajando en el personaje durante mucho tiempo. Pero la técnica realmente no cambia dramáticamente. Realmente se trata de la audiencia a la que intentás llegar y con el cine y la televisión se trata de invitar a la audiencia a tu experiencia en lugar de proyectarla.

—Las series son un fenómeno mundial, ¿se trata de una etapa o llegaron para quedarse?

—La televisión existe desde hace décadas, así que creo que vamos por un buen camino para seguir contando historias en la TV. El reto es que hay tantas maneras de ver televisión y la industria ha cambiado muchísimo en los últimos 5 años con la aparición de todas las plataformas de streaming. Tantas plataformas hacen que te preguntes cómo encontrás a tu audiencia y cómo la mantenés. Es por eso que trabajar con AMC me resulta una experiencia enriquecedora, porque realmente entienden cómo contar historias y conectarse con la audiencia, a partir de que tienen corazón e interés en los personajes y las narrativas que crea.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario