Escenario

"Somos de una generación en la que el disco era el caballito de batalla", dice el líder Nonpalidece

El líder del grupo de reggae, Néstor Ramljak, destacó la necesidad de lanzar un nuevo álbum. Se presentan esta noche en el balneario La Florida.

Sábado 21 de Diciembre de 2019

En cada frase, Néstor Ramljak habla de "proceso natural". Es que al líder de Nonpalidece, responsable de las composiciones del grupo, que oscilan entre el amor y la naturaleza, no le preocupan los tiempos. "Sería muy sanador juntarse a hacer un disco nuevo. Es una banda de 23 años, por eso tenemos otros tiempos", destacó Ramljak en diálogo con Escenario.

El grupo llega a Rosario para dar un show esta noche, a las 21, en el marco del décimo aniversario de Antares, en el balneario La Florida (Eduardo Carrasco 2035). También actuará como banda invitada Homero y sus Alegres.

El grupo de reggae se formó a mediados de los 90 y dio su primer show en septiembre del 1996. Con fuertes influencias en el reggae roots, grabó su primer disco en el 2000 y, a partir de ese momento, no ha parado de girar y grabar álbumes teniendo editados hasta el momento cinco de estudio, dos en vivo y tres singles.

Con más de un millón de seguidores en redes sociales, Nonpalidece se erige como una de las bandas icónicas de la escena nacional y de mayor poder de convocatoria. El grupo viene de realizar shows en Costa Rica, Guatemala, México, Chile, Brasil, Paraguay y más de 30 ciudades de Argentina presentando su último single "Soy Latino". El grupo debutó con su disco "Dread al control", en el 2000, al que le siguió "Nuevo día" en 2004, "Hagan correr la voz", en 2008, "El fuego en nosotros", en 2009, y "Activistas", en 2013. Luego, lanzaron los singles "Keep the Fyah Burning" ft. Brinsley Forde y Flabba Holt, "Total Destruction" ft. Brinsley Forde y Flabba Holt y "Soy Latino" ft. Ponto De Equilibrio.

Antes de este concierto que será el último del año del grupo, Ramljak dialogó con Escenario sobre sus dos décadas de trayectoria y de sus comienzos como independientes de manera involuntaria: "La bandera de la autogestión no sucedió por ser rebelde y decirle que no a las multinacionales, sino por sentir que teníamos que dar un paso adelante, porque no había nadie que nos contrate", destacó el vocalista. Y las ganas de grabar un nuevo disco tras seis años de haber lanzado "Activistas".

_¿Cómo va a ser el show?

—Vamos seguido a Rosario. La última vez estuvimos en La Sala de las Artes en septiembre presentando el "Soy Latino Tour". Este es nuestro último show del año, así que teniendo en cuenta que va a ser al aire libre, en un balneario, va a ser un show muy atractivo. Me acuerdo que hace algunos años tocamos en el balneario, con las embarcaciones pasando, fue muy hermoso. Así que vamos a hacer una lista con temas viejos y nuevos, con covers también.

—"Activistas", de 2013, fue el último disco del grupo, ¿por qué no grabaron durante este tiempo?

—Somos de una generación en la que el disco era el caballito de batalla. Lo que pasó fue que "Activistas", que salió a fin de 2013, lo empezamos a tocar en 2014, y fueron años de muchas giras. Por eso se retrasó el proceso natural creativo del grupo, que sucedía por lo general, cada dos o tres años. En el medio editamos tres singles. La otra vez charlando nos dimos cuenta que sería muy sanador juntarse a hacer un disco nuevo. Es una banda de 23 años, por eso tenemos otros tiempos. No estamos obligados a sacar nada, pero tenemos muchas ganas de hacerlo.

_¿Seguís componiendo?

—Siempre estoy en un proceso creativo. De hecho hay como 30 maquetas grabadas. pero hay que sentarse y crear un hilo conductor.

—En sus letras están presentes temas como el amor y la naturaleza, y en este momento, hay mucho material coyuntural para escribir, como la crisis ambiental y el feminismo.

—Hay muchos tópicos, como la violencia desmedida que hay sobre Latinoamérica.

—¿Es cierto que la banda comenzó su camino independiente no por voluntad propia, sino porque no conseguían a ningún productor?

—Es la historia del 80 por ciento de las bandas. A muy pocas bandas les pasa que en el primer demo o disco viene una discográfica y los catapulta a la fama. Entonces la bandera de la autogestión no sucedió por ser rebelde y decirle que no a las multinacionales, sino por sentir que teníamos que dar un paso adelante, porque no había nadie que nos contrate. En ese proceso, aprendimos a traer artistas internacionales, a producir los shows, contratar estructuras, sacar pasajes, hacer visas. Es un trabajo complejo, con dedicación casi de oficina. Pero fue positivo y nos nutrió, se generó un pequeño sello que se llama Junco, con el que hemos editado a otros artistas como por ejemplo Natty Combo, Cuatro Varas y más. Hay inquietudes que nos dio la autogestión involuntaria

—¿No sintieron la crisis económica en el universo del reggae?

—Sí y no. Porque lo que potencia el sello no es la idea de generar dinero, sino darles una estructura para que sean conocidos y puedan salir a tocar. Ponemos la prensa, organizamos shows donde tocamos nosotros, como hace poco en La Trastienda, donde hicimos cinco funciones con otros colegas, muchos de los cuales eran del sello. Estuvo muy bien cerrar el año así.

—¿Qué planes tienen para el 2020?

—Después de cerrar el año en Rosario, en febrero estaremos tocando en el Baradero Rock. Y el 13 de marzo vamos a tocar en el Estadio Obras junto a Alborosie, un artista italiano radicado en Jamaica. Y en el medio de todo eso, queremos sentarnos a ver estrategias de cómo seguirá el año.

La cumbia de Homero y sus alegres

Además de Nonpalidece, formará parte de la celebración de hoy en La Florida, la banda rosarina Homero y sus Alegres. El grupo, que lleva más de 10 años de trayectoria, nació en 2008 y está formado por músicos y actores. La banda liderada por Homero Chiavarino presentará un repertorio bailable de cumbia con temas propios y covers, fusionando así el género santafesino con rock, funk, disco y reggae.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario