Escenario

“Siempre he tomado riesgos”, afirma Tarja Turunen

La cantante finlandesa, que en los 90 brilló al frente de Nightwish, habló de su nuevo disco y de su vida en la Argentina. El martes regresa a Rosario para actuar en club brown.

Domingo 14 de Septiembre de 2014

La historia de Tarja Turunen supera al guión de cualquier película. Nació en un pequeño pueblo de Finlandia, en 1977, y desde chica estudió piano y tuvo una formación netamente clásica. Sin embargo, su enorme voz de ópera, iba a hacerse famosa en los escenarios rockeros. En los años 90, Tarja triunfó al frente de Nightwish, un grupo que dejó su marca en el power metal sinfónico y realizó giras por todo el mundo. Su relación con la banda duró casi una década, pero terminó de la peor manera, entre acusaciones cruzadas y reproches públicos. Después de ese trago amargo, la cantante se encontró con otra vuelta del destino: se casó con un productor argentino, comenzó una exitosa carrera como solista, se instaló en nuestro país y se convirtió en madre.

   El próximo martes Tarja Turunen regresará a Rosario para cantar en Club Brown. Allí arrancará la gira de presentación en la Argentina de “Colours In The Dark”, su último disco, un trabajo en el que, asegura, encontró un “sonido propio”. “Este es mi tercer disco, y como artista me siento cómoda escribiendo las canciones. Ya no estoy nerviosa. El comienzo de mi carrera solista fue tremendamente duro, porque tenía que empezar de nuevo y aprender muchas cosas. Pero ese camino largo me llevó hasta acá”, explicó la cantante a Escenario, en un castellano fluido. “Mi álbum es un disco de rock pero tiene dos condimentos muy importantes para mí: la parte sinfónica y la parte más pesada con las guitarras, que está presente en algunas canciones. Estoy tratando de expresar más con mi voz, y me llevó mucho tiempo como productora, además, hacer este disco”, agregó.
  
Más libre. Según la vocalista, “Colours In The Dark” establece una diferencia con sus antecesores, “My Winter Storm” (2007) y “What Lies Beneath” (2010). “Yo siento que encontré un sonido con este álbum, ya desde la composición de las canciones, que las escribí sola o con compositores con los que ya había trabajado. Esta vez me sentí más libre. Cuando empecé sentía que no estaba lista, ahora en cambio sí, y estoy muy ansiosa con respecto al futuro”, afirmó.

   Hay una canción en el disco, “Darkness”, que habla sobre superar los miedos, algo que siempre ha sido un leit motiv en la carrera de Turunen. “Siempre he tomado riesgos. Una vida artística sin riesgos no existe. No podés mantener un nivel internacional sin riesgos. La vida está llena de riesgos, y si no los enfrentás te quedás en un lugar triste. Y eso lo tuve que aprender. Me encantan los desafíos. Y por eso siempre me meto en cosas difíciles, es importante para un artista tener esa actitud”, aseveró.

   Esa actitud, justamente, fue la que la ayudó a sobrellevar su tormentosa partida de Nightwish. En 2005, el líder de la banda, Tuomas Holopainen, publicó una carta abierta en la que aseguraba que la cantante estaba “expulsada” del grupo debido a su “codicia y sus aires de diva”. Tarja se defendió en un comunicado, pero esto la afectó durante mucho tiempo. “Tanto mi familia como yo realmente lo sufrimos. Lo que me hicieron fue algo muy malo, muy malo, y yo nunca me lo imaginé, nunca pensé que iba a pasar”, recuerda ahora. “Con Nightwish yo ya estaba triste antes de la disolución. Las relaciones personales en la banda eran muy malas. Después de eso tuve que encontrar mis alas para empezar de nuevo, buscar qué había en mi interior, sin estar nerviosa ni ansiosa, y todo eso me llevó un tiempo. Pero cuando salí de ese pozo, y vi que las puertas se abrían para mi música y que tenía mi público, eso fue un sueño, un sueño cumplido totalmente. Ahora puedo disfrutar de la música. Por primera vez en mi vida puedo disfrutar de la música realmente”, confesó.

Un lugar en el mundo. En enero de 2003 la cantante se casó con el empresario y manager argentino Marcelo Cabuli, y desde hace seis años está instalada con él en Buenos Aires, muy lejos de su Finlandia natal, donde es toda una “celebrity”. “La primera vez que yo vine a cantar a Buenos Aires fue en el 2000. Las ciudades de Sudamérica son muy diferentes entre sí, y en esa gira Buenos Aires fue para mí una ciudad hermosa, como un refugio. Todos mis amigos europeos que han visitado Buenos Aires se quedan encantados con la ciudad, todos te hablan bien”, recalcó. “Yo acá vi los colores de la vida, y en lo personal tuve que tomar un poco de distancia. Yo soy una persona muy conocida en Finlandia, casi todos sabían dónde estaba mi casa, y no tenía una vida muy relajada. En ese sentido Argentina me dio la libertad necesaria para tomar distancia, me dio la posibilidad de ser una persona normal. Además me gusta la comida, me gusta la gente, su mentalidad más abierta... Me ayudó mucho a abrirme la cultura de acá”, aseguró.

   Tarja admitió que extraña su país, sus amigos y su familia, y dijo que está rodeada de objetos que le recuerdan su cultura. “A veces me preparo las recetas finlandesas en casa. Además tenemos un departamento refinlandés, con un sauna y todo. Los muebles son de Finlandia, todo el diseño es de allá”, contó entre risas. “Nosotros viajamos mucho por mi trabajo, viaja toda la familia todo el tiempo. Cuando vuelvo acá siento que por fin estoy en casa, por fin puedo respirar tranquila. Este es mi hogar”, enfatizó.

¿Sex symbol? La exótica belleza de Turunen nunca pasó inadvertida en el mundo del heavy metal, y mucho menos en la Argentina, donde sus fans y los medios la ven como una sex symbol. “Jamás pensé que me iban a votar en una encuesta de «Clarín» como sex symbol”, dice entre risas. “Yo soy una persona muy sencilla y hasta tímida. No quiero mostrar mi cuerpo, siempre estoy bastante tapada. No me veo como sex symbol, aunque es un honor que la gente te diga que te ve linda. Eso me pone contenta. Además físicamente tengo que cuidarme, mantenerme en buena condición para los conciertos. Mi instrumento es la voz, y si me enfermo hay que cancelar los shows. Tengo que cuidarme mucho”, reconoció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario