Escenario

"Si hasta dicen que Shakira y Juanes hacen rock, ¿estamos todos locos?"

Lo llamaban por teléfono porque el nuevo álbum acababa de salir a la calle. Explicaba por lo bajo que se trataba de una cita para ver la ropa para una sesión de fotos de un medio porteño. Después dijo, cómplice: "Tocar es lo más fácil, hacerlo rentable es más difícil". El guitarrista Walter Giardino, en una charla con La Capital, habló escuetamente...

Miércoles 27 de Agosto de 2008

Lo llamaban por teléfono porque el nuevo álbum acababa de salir a la calle. Explicaba por lo bajo que se trataba de una cita para ver la ropa para una sesión de fotos de un medio porteño. Después dijo, cómplice: "Tocar es lo más fácil, hacerlo rentable es más difícil". El guitarrista Walter Giardino, en una charla con La Capital, habló escuetamente del show de Rata Blanca—hoy a las 21 en el Broadway— en Rosario. "Estamos ansiosos por tocar los temas nuevos", dijo. Quería hablar de "El reino olvidado".

   —El disco simboliza lo que dejamos atrás. Cuando éramos chicos había ideales pero luego la sociedad empezó a limarnos y a hacernos sentir de que estábamos equivocados. Este disco habla de que tenemos que volver a actuar de acuerdo a nuestros sueños y convicciones.

   —¿Cómo es musicalmente?

   —Como volver a un punto de partida que fue muy rico, que pasó hace 40 años pero que en una década lo destruimos y convertimos el rock en algo intangible. Hasta dicen que Shakira y Juanes tocan rock. ¿Estamos todos locos? Tratan de convertir al rock en un gran negocio y para mí la verdad es que el rock jode, es rebelde y nació para eso.

   —¿Creés realmente que el rock sigue siendo rebelde?

   —Sí. Es cierto que antes había productores, compañías discográficas y hasta un periodismo que acompañaban lo bueno del rock, no al negocio ni al club de conchetos ni del jet set. Yo no tengo nada en contra de estos clubes, pero lo que digo es que están dejando de lado lo bueno. Están demonizando todo el tiempo o tratando de parar algo que es imparable.

   —¿Y las nuevas bandas?

   —Y... es difícil. Comparativamente con las de antes son una risa. Mi hijo tiene 15 años y quiere escuchar a Deep Purple, Led Zeppelin... ¿entendés? Los más sensibles, los más capacitados, tal cual pasó hace 40 años, van a aparecer con algo que en algún momento nos van a sorprender. No hay dudas de eso, porque la música no se para, y hoy la Internet es una aliada de aquellos que están en el camino alternativo.

 —Del ámbito metalero ustedes recibieron críticas duras.

    —Los fundamentalistas siempre me parecieron ridículos. Tuvimos algunos problemas con gente de nuestra generación, pero las generaciones nuevas vienen a vernos y están más allá de los géneros y no les importa si tocamos alguna vez en el programa de Tinelli.

    —¿No creés que ese mismo público puede ir a ver un show de Shakira?

    —Y sí. Eso pasa también con Metallica, o creés que si tocan en River van a ir a verlos 50 mil metálicos. La gente hoy va a ver un show. Rata es una banda de verdad, no una bandita del tipo "vamos a ver qué onda y tocamos un poquito de metal". l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario