Escenario

Shakira sacudió a Rosario con sus hits y demostró que "las caderas no mienten"

La intérprete convocó a unas 28 mil almas el sábado pasado en el Estadio de Rosario Central en su primera presentación en la ciudad.

Lunes 29 de Octubre de 2018

Luego de 7 años sin subirse a los escenarios por sus problemas vocales, sus fans estaban expectantes por verla volver. Con un estadio prácticamente repleto, la chica de los pies descalzos y cuyas caderas no mienten, brindó una fiesta inolvidable. Fue la primera vez que la estrella colombiana, ganadora de más de 400 premios, se presentó en Rosario ante unas 28 mil personas, dos días después de su presentación ante 40 mil almas en el estadio de Vélez.


"Buenas Noches Rosario", gritó Shakira al comenzar el show a las 22 en punto, bajo una noche de luna llena que anunciaba una velada cargada de euforia. "Estoy aquí", de su álbum debut "Pies descalzos" (1995), fue la elegida para comenzar el recital que duró dos horas. "Siempre pienso en vos Argentina", dijo la estrella, que interactuó toda la noche con su público.

shakira2.jpg
Unica. La colombiana y todo su magnetismo, anoche, en Central.
Unica. La colombiana y todo su magnetismo, anoche, en Central.
shakira3.jpg
Unica. La colombiana y todo su magnetismo, anoche, en Central.
Unica. La colombiana y todo su magnetismo, anoche, en Central.


Hubo explosión de papeles, fuegos artificiales y emociones. El show contó con un gran despliegue de producción: pantallas gigantes, efectos visuales, globos dorados y, por supuesto, el baile incesante de la colombiana, que lo dio todo.

La lista de temas siguió con un mix entre sus hits retro y su último disco "El dorado". La cantante demostró cada minuto por qué es una de las 100 mujeres más poderosas e influyentes del mundo: brilló colmada de energía y simpatía.

La diva tuvo 4 cambios de vestuario, en los que alternó un pantalón de brillos oscuros, transparencias, dos vestidos negros y otro rosado largo, ya sobre el final. Su hit "Inevitable", de "Donde están los ladrones", a 20 años de su lanzamiento, provocó una explosión de gritos en el estadio, en un momento a puro rock, mientras ella se lucía con su guitarra.

"Gracias porque ustedes estuvieron en las buenas y en las malas", le dijo Shakira a sus fans, en referencia al aguante que le hicieron durante su ausencia en los escenarios.

shakira.jpg
Unica. La colombiana y todo su magnetismo, anoche, en Central.
Unica. La colombiana y todo su magnetismo, anoche, en Central.
shakira1.jpg
Unica. La colombiana y todo su magnetismo, anoche, en Central.
Unica. La colombiana y todo su magnetismo, anoche, en Central.


La artista siguió con "Nada", la primera lenta de la velada, que provocó suspiros en sus seguidores, generalmente de entre 20 y 40 años. "Perro fiel" encendió la noche a puro reggaetón, que fusionó con "El perdón".

"Me enamoré", de su último álbum, estalló de nuevo con fuegos artificiales por fuera del estadio. "Chantaje" trajo a la Shakira actual, la rubia de rulos, esposa de Gerard Piqué. "Whenever Where Ever" mostró a la cantante en su rol de odalisca, con un sugerente corpiño negro y cadenas y tachas doradas.

"Contigo mi vida quiero vivir la vida", cantó después Shakira e hizo vibrar al público, que celebró cada meneo de la antes morocha, después pelirroja y ahora rubia.

"Tú" la interpretó acompañada de piano y violín, en una versión emocionante, tormentosa y siempre vigente, para hacer una de las canciones de amor más hermosas de su repertorio.

"Amarillo", con globos amarillos por todo el estadio, fue el homenaje a su gran amigo Gustavo Cerati. "La tortura" trajo alegría y fuegos artificiales sobre el escenario, en un tema que se hizo conocido por su versión a dúo con el español Alejandro Sanz, quien levantó suspiros cuando apareció su imagen en la pantalla gigante.

2018-10-26 esc 71059738.jpg
Ahí vamos. Shakira regresó a la Argentina después de siete años de ausencia. El jueves actuó en el estadio de Vélez.
Ahí vamos. Shakira regresó a la Argentina después de siete años de ausencia. El jueves actuó en el estadio de Vélez.


"Esta es una de las primeras canciones que escribí a los 17 años", dijo la estrella colombiana para presentar "Antología", un tema súper romántico, que marcó el momento más intimista del show.

"Loca" y "Rabiosa" trajeron un ritmo latino que convirtió el sábado a la noche en una fiesta. No faltaron los hits mundialistas "Waka waka" y "La la la", para luego pasar a su cuarto y último vestuario.

Con un vestido rosado convocó al calor del trópico bajo una de las canciones que más premios le dio: "Hips Don' t Lie" ("Las caderas no mienten"). Fue el momento de mayor comunicación con sus fans, ya que bajó a sacarse selfies con el público.

El final, bajo un show deslumbrante de fuegos artificiales, fue con "La bicicleta", el hit junto a Carlos Vives, que también se vio en la gran pantalla en una versión que tiene 2 billones de vistas en YouTube. "Los quiero mucho, Argentina", dijo Shakira, quien dejó la sensación de darlo todo sobre el escenario, hasta el último aliento.

Pese a que tocó canciones de todas sus épocas, se sintió la ausencia de dos hits inolvidables, como lo son "Ojos así" y "Pies descalzos", ambos de sus primeros discos.

La colombiana se lució con la guitarra, en la batería y con su típico movimiento incesante de caderas. Si bien fue un show con la frialdad de los grandes estadios, Shakira le dio la calidez de una artista que no defrauda jamás. Trascendente y carismática, el talento de la colombiana revivió la emoción de hits que ya traspasan fronteras.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});