Escenario

Shakira cautivó a 45 mil fanáticos en su despedida porteña de Argentina

La cantante colombiana Shakira, acaso la mayor figura vigente de la industria musical latina, ofreció el sábado por la noche en el estadio Puerto Madero de Buenos Aires un espectáculo con una estética visual, tecnológica y coreográfica admirable que prevaleció sobre la sonoridad de la puesta y que, sin embargo (o justamente por eso), complació a 45 mil seguidores.

Lunes 07 de Marzo de 2011

La cantante colombiana Shakira, acaso la mayor figura vigente de la industria musical latina, ofreció el sábado por la noche en el estadio Puerto Madero de Buenos Aires un espectáculo con una estética visual, tecnológica y coreográfica admirable que prevaleció sobre la sonoridad de la puesta y que, sin embargo (o justamente por eso), complació a 45 mil seguidores. Shakira clausuró en Buenos Aires su nuevo recorrido por la Argentina, que había tenido escalas en Salta y Córdoba, y que tuvo como señuelo la presentación del disco "Sale el sol", en el que ratificó las elecciones musicales que la convirtieron en una cantante universal.

El material presentado antenoche condensa un discurso musical que reposa sobre el beat en desmedro del tratamiento melódico y armónico que la colombiana había explorado con intensidad en sus dos primeros discos ("Donde estás corazón" y "Estoy aquí") e incluso en "Pies descalzos", ya en su etapa de ascenso.

Recuperar terreno. Sin embargo, la colombiana, con su nuevo repertorio, espera recuperar terrero con respecto a la propuesta anterior ("Loba") al ahondar, aun con la simplicidad que reclama un formato a escala mundial, en la cruza de ciertas sonoridades tropicales, teñidas con aires de pop o de rock, según el caso.

La aparición de Shakira tuvo como prólogo un largo desfile de artistas que incluyó, entre otros, a Vicentico, Emmanuel Horvilleur y Ziggy Marley.

Tras la sólida performance del jamaiquino, Shakira estiró 39 minutos el horario anunciado para su acto e irrumpió en el escenario central del Festival Personal Pop caminando desde el sector VIP, encapuchada y cantando "Pienso en ti".

La colombiana apeló luego a dos rock (un género con el que intentó validar su música): “Años luz” y “Te dejo Madrid”.
Con la cancha ya marcada, Shakira saludó a sus seguidores y se internó en una serie de temas consagrados que le bastaron para convencer a sus fieles (“Si te vas”, “Contigo”). Después jugó con el público enseñando su movimiento de caderas para interpretar “Mi vida”; apeló a la emoción con “Inevitable”; ofreció una coreografía erótica junto a su percusionista; y se acomodó en la sonoridad flamenca con “Gitana”.

Vibraciones positivas. El público volvió a vibrar con una seguidilla de clásicos (“La tortura”, “Ciega, sorda y muda” y “Undermeath your clothes”) y luego siguió las canciones nuevas: “Gordita” y “Sale el sol”, dedicada a Gustavo Cerati.
La noche concluyó con los hits que el público más esperaba, “Loca”, “Loba”, “Ojos así”, “Hips don’t lie”, “Será será” y el gastado “Waka waka” para alcanzar casi dos horas de recorrido musical. En ese tramo, la colombiana, que ensayó siete cambios de vestuario, estuvo sostenida por un octeto de músicos. Sin reservas, el público celebró el tercero de los 21 recitales que la colombiana ofrecerá en Latinoamérica como presentación de “Sale el sol”.
Si el trabajo artesanal de la creación artística y la dimensión industrial suponen siempre una tensión, en un concierto de Shakira ese conflicto se expresa en una dimensión asombrosa. El merchandising adolescente, los efectos visuales, el baile tribal del público, los acordes de la banda y la singular técnica vocal de la colombiana convergen en un ambiente que parece azaroso pero, en rigor, es más próximo al diseño de laboratorio. En ese contexto es difícil advertir si la puesta tiene algún orden jerárquico para esos valores. Sea como fuere, la celebración incondicional del público invita a preguntar, incluso, si ese orden es deseable. Shakira hace tiempo encontró la respuesta.

 

Tras actuar en Salta y Córdoba, pasó por Puerto Madero para presentar “Sale el sol”, su último CD.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario