Escenario

Serrat recorrió sus 50 años con la música en un emotivo show en el Metropolitano

El cantautor catalán brindó un show de dos horas ante un colmado auditorio que lo ovacionó en cada tema. Hoy a las 21, la segunda función en Metropolitano. Mirá las fotos

Miércoles 25 de Marzo de 2015

El 24 de marzo fue un día especial para que Juan Manuel Serrat regrese a Rosario, ciudad que abrazó su carrera desde el inicio. El cantautor español brindó un show en el que recorrió los temas de "Antología desordenada", el compilado de cuatros discos que repasa sus 50 años de carrera. Esta noche desde las 21, será la segunda función en Metropolitano.
 
El catalán anticipó la especial jornada al asistir al Monumento a saludar a las Madres de Plaza de Mayo en el acto por el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia. Luego su concierto estuvo marcado por la connotación del 24 de marzo, en el que en reiteradas ocasiones hizo alusión a la memoria para que lo ocurrido durante la época del proceso en Argentina, no pase "nunca más" y pidió que exista "una militancia contra la desmemoria".
 
"El carrusel del furo", a las 21.15, fue el primer tema del show que sirvió para calentar motores con un sonido tenue para que la gente se vaya aclimatando al encuentro. Siguió con "De vez en cuando la vida", momento ideal para el preludio sobre la importancia de sostener la memoria.
 
Continuó con "De cartón piedra", un tema muy emotivo, para luego hacer una breve alocución sobre el significado de las conmemoraciones. Después de desestimar recuerdos poco interesantes, remarcó que ayer se cumplieron 50 años de su primer disco y dedicó "Mi niñez" a recorrer su vida desde que nació hasta ahora.
 
El clima levantó con "Hoy por ti, mañana por mi", y arribó el gran primer momento de la noche cuando cantó "Algo personal", en el que la banda entregó arreglos jazzeros.
 
Posteriormente mencionó su procedencia de Catalunya, se sentó en una mesa vestida con un mantel negro, tomó un vaso de agua, y avisó al público: "La presentación no sería desordenada si no cantó en catalán", dijo con gracia para interpretar "Canzo de bressol", "Paroles de amour" y la remozada "Hace 20 años que tengo 20 años", en la que hizo una parodia de sí mismo para demostrar una vez más su poder de seducción sobre el público.
 
Uno de los instantes de mayor ovación que fue cuando cantó "El sur también existe", un tema muy relevante, con implicancias políticas que tiene honda repercusión en los rosarinos.
 
Recordó que en el bar "Caño 14" estuvo con Aníbal Troilo, en "El viejo almacén" cantó junto a Edmundor Rivero, y en su casa con Atahualpa Yupanqui, lo que dio pie a cantar "El vendedor de yuyos", una zamba de Yupanqui que entonó como balada.
 


 

En "Mediterráneo" calentó la voz muy bien y entregó una interpretación impresionante. Para después con la banda a full, hacer lugar a su gusto de compartir el escenario con amigos y compañeros, para lo cual recibió a Roque Narvaja y juntos interpretaron "Lucía".
 
La segunda invitación fue para Silvina Garré, con quien cantó el tema no tan conocido llamado "Caprichoso el azar". Ella estaba muy emocionada, con la calidad y la sensibilidad de siempre, y los ojos al borde de las lágrimas. Tomados de la mano, cerraron la escena con un piquito.
 
Los invitados igual no se fueron, los tres cantaron "Fiesta", alegórico a lo que fue el enorme final. Siguió con "Romance de curro el palmo", para bajar de la algarabía a clima intimista. Luego "No hago otra cosa que pensar en ti", y el tiempo de presentar a los músicos de la banda.
 
Con "Aquellas pequeñas cosas" y "Hoy puede ser un gran día" fue el cierre, para así abrir el bloque de tres bises con "Esos locos bajitos" y "Cantares"; "Pueblo blanco", y culminar con "Poema de amor" y "Bienaventurados" a las 23.15 rondeando las dos horas de show con la gente de pie aplaudiendo hacia el escenario.
 
Hoy a las 21 se viene la segunda función, los invitados serían Juan Carlos Baglietto, y Jorge Fandermole. Se venden entradas hasta el momento del show.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS