Escenario

"Ser auténtico es lo más importante", asegura Mutti Spinetta

Angelo Mutti Spinetta, nieto del Flaco, protagoniza esta gema de la literatura infantil hoy y mañana en el teatro La Comedia.

Sábado 11 de Agosto de 2018

"El Principito" de Antoine Saint Exupery es uno de los libros más vendidos de todos los tiempos y la frase "lo esencial es invisible a los ojos" es replicada incansablemente en graffittis y hasta tatuajes, fue traducido a más de doscientos cincuenta idiomas y tiene su edición en el sistema braille. Este clásico de la literatura infantil (y no tanto) llega al teatro La Comedia hoy y mañana a las 16, con una puesta en escena original, a través de una mirada moderna de la historia y tecnología de animación de video mapping. La obra cuenta con la dirección de Josse Muñoz y Julio Panno, quienes se encargaron de fusionar la actuación en vivo con las ilustraciones proyectadas del artista plástico Milo Lockett, dando forma y color a todos los personajes que acompañan al pequeño príncipe en esta historia.

El único actor en escena es Angelo Mutti Spinetta, nieto del Flaco e hijo de Catarina, y Nahuel Mutti, joven promesa artística, tal vez una más, de la familia Spinetta.

"Es una búsqueda constante componer e interpretar este personaje, de repreguntarse todo el tiempo, porque El Principito siempre se está haciendo muchas preguntas. El busca más allá y uno tiene que estar a la altura de ese recorrido mental del personaje y con los directores lo fuimos trabajando desde los ensayos, la lectura del libro y del guión. Además, soy el único actor en escena y me veo interpelado por grabaciones y visuales, no fue fácil coordinar con los efectos", explicó Angelo.

No sólo en sus facciones hay algo muy Spinetta, además es súper delgado, alto (mide 1,80), habla pausado y tranquilo, parecido al Flaco. Recuerda el día que su abuelo murió, había miles de personas en el velatorio y filas para despedirlo, Angelo tenía once años y ahí fue que captó lo importante que era su segundo apellido. Del Flaco le quedan el buen humor, la música y las comidas caseras que hacía. Vive con orgullo su apellido, pero Angelo admite que quiere hacer la suya. Y dijo que tuvo a los mejores guías que podía tener en el ambiente artístico.

"Dirigir el Principito representa un desafío mas allá de lo que es dirigir cualquier obra, por eso para nosotros era muy importante dar con el actor que tenga el carisma similar a lo que nos imaginábamos era el rol del Principito. Elegir a Angelo fue un gran acierto, que nos acercó a la ternura y a la melancolía del protagonista", explicaron Muñoz y Panno.

Con sólo 17 años, Angelo participó en varios filmes del circuito independiente, a veces acompañado por sus padres actores y otras impulsado por la curiosidad y el juego. En "Anagramas", de 2014, y en "Primavera", de 2016, ambos filmes del director Santiago Giralt, actúan su hermano Benicio, su tía Vera y sus padres. "Es bueno que los papás sean un poco plomo, a veces se van de mambo de cuidar de uno, pero siempre me aconsejaron de la mejor forma y ellos, al tener mucha experiencia en el medio y de cómo se maneja este mundo del espectáculo, me fueron aconsejando y me hicieron avivar de muchas cosas que si no los tuviera a ellos no me hubiera dado cuenta", explicó.

El año pasado se largó sólo en "Un viaje a la luna", película en la que tuvo que medirse con actores como Leticia Brédice, Germán Palacios, Luis Machín y Angela Torres, que viene también de familia de artistas."No es que me molesta cuando me preguntan, es algo que siempre tuve que lidiar y en parte me parece lógico que me pregunten por mi familia. Siento que al principio, sobre todo cuando uno es portador de estos apellidos que hicieron tanto ruido, es saber que a uno no lo conocen tanto por su trayectoria sino por su apellido. Pero me queda contestar con paciencia, como siempre lo hice, a la gente del medio o alguien que me cruza por la calle. Y al final, de tanto responder a la pregunta por mi familia, espero que la dejen de hacer", aclaró. Además, se podrá ver a Angelo el próximo 23 de agosto en el filme "Mi mejor amigo",donde comparte cartel con Guillermo Pffening, Moro Anghileri y Lautaro Rodríguez, bajo la dirección de Martín Deus. "Estoy muy contento con esta película, creo que es la primera que trata la temática LGTB juvenil en Argentina. Es una peli muy especial que hicimos con mucho amor, la filmamos en enero de 2016 y en el medio ganamos un premio en Cannes. Estamos con mucha expectativa, a mí me encantó la película y espero la gente también la pueda disfrutar", indicó. Las pantallas son lo suyo, adelantó que actuará en otra película llamada "El bosque de los perros" y que se viene una serie por la TV Pública y Cablevisión Flow.

"Todavía no lo puedo decir. Es un policial con algo de ciencia ficción y en octubre empezamos a filmar, me llevo mejor con el cine pero es cuestión de ir amigándose con las otras artes, que son hermosas y cada una tiene su cosa especial". Otras artes. Angelo Mutti Spinetta no reniega de trabajar y estudiar, cursa el último año de la secundaria y toma distancia de sus tíos Dante y Valentino y de su papá, que no terminaron la escuela. "Nunca pensé en dejar de estudiar y al momento tampoco la actuación me pidió tanto tiempo. Siempre pude manejar los horarios y soy responsable: en el colegio no me llevo ninguna materia. Cada vez que hay una filmación o un ensayo lo acuerdo después del mediodía, cuando no choque con el horario escolar, me faltan cuatro meses y ya termino", explicó.

Está enfocado también en la música, escribe canciones y maquetas de temas de trap y rap, con sus amigos y su hermano menor Benicio, ayudados nada menos que por su tío Dante Spinetta. "Hay una balanza que se está inclinando para ese lado, el trap y el rap son géneros muy escuchados por mi generación, al ser una movida nueva también trae mucho oportunismo porque parece que uno la pega y ya está, pero en realidad requiere un montón de laburo. No es una moda nada más y trato de encontrar una esencia musical y ser auténtico, que es lo más importante", agregó. "Con Dante nos vemos siempre en reuniones familiares, a veces nos muestra algún artista que no escuchamos, él está metido en la movida del rap desde antes y hacemos intercambios musicales, nos retroalimentamos pero sobre todo aprendo de él y de su experiencia", contó Angelo. En lo próximo, espera conocer más de Rosario, ciudad a la que vino a visitar el Monumento. Es la primera vez que viaja por trabajo a otra provincia y reconoce que no tuvo descanso en las vacaciones de invierno debido a las funciones diarias que hizo con El Principito: "le puse todos los huevos, estoy seguro que les va a gustar".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario