Escenario

Seis baladas servidas a domicilio

"La balada de Buster Scruggs" comienza con un añejo libro con letras de oro abriéndose para narrar el primero de los seis relatos que contiene.

Martes 20 de Noviembre de 2018

"La balada de Buster Scruggs" comienza con un añejo libro con letras de oro abriéndose para narrar el primero de los seis relatos que contiene. Son historias sobre el lado más salvaje del oeste norteamericano, donde la vida vale menos que en algunos barrios periféricos del Rosario actual. Colt humeantes, calles polvorientas, praderas verdes entre ríos de aguas traslúcidas, humor negrísimo, agujeros perfectos en la frente, música country y mucho rojo sangre. Y siempre la muerte como el último chiste de la vida.

No es la obra maestra de los Coen, directores que diseñaron maravillas en la pantalla grande como "Fargo", "El gran Lebowski" y "Barton Fink", aunque se trata de un filme muy disfrutable, con pasajes absurdos, otros pintorescos y otros perturbadores por su violencia. De los 135 minutos que dura la película los episodios que la integran son desparejos en calidad y en metraje, con algunas historias demasiado comprimidas y otras muy alargadas, y que tienen como elemento de corte entre capítulo y capítulo a los paisajes, similares y completamente diferentes al mismo tiempo.

Una película que narra las historias de un singular vaquero-cantante (un genial Tim Blake Nelson) que dispara con sus pistolas como el rayo; de un torpe ladrón de bancos (James Franco); de la decadencia de un espectáculo ambulante (Liam Neeson); de un ávido buscador de oro (un muy gracioso Tom Waits); de una historia de amor en una caravana por un desértico oeste con un final a pura ironía del destino y del encuentro de un grupo de extraños en un viaje en diligencia. En síntesis, seis relatos nuevos de los Coen -que como película no tiene un único tono- entregados a domicilio por Netflix. No es poca cosa.

Hnos Coen

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});