Escenario

Segundo round para el amor

El grupo Esse Est Percipi presenta la continuación de “Quiero que gustes de mí”, “Quiero gritar que te quiero”, una obra sin distinción de género que cuenta historias gays urbanas rosarinas.

Viernes 11 de Septiembre de 2015

Después de “Quiero que gustes de mí” estrenada en 2013, el grupo Esse Est Percipi presenta la continuación de ese trabajo, “Quiero gritar que te quiero”, una obra sin distinción de género que cuenta historias gays urbanas con anclaje en Rosario. “La idea es profundizar en lo vincular, dejar de gustar para empezar a querer”, dijo Gustavo Di Pinto, dramaturgo, director de ambas puestas y también actor. La obra, que estará en cartel durante septiembre, octubre y noviembre, cuenta con un elenco formado por Cristhian Ledesma, Fernando Porcel, Cristian Bordi, entre otros, y textos de Leandro Barticevic, Gonzalo Ortiz y Juan Pablo Giordano.
  —Hacer una segunda parte implica que la primera tuvo éxito; ¿qué saldo les dejó “Quiero que gustes de mí”?
  —Sí, de hecho la idea de esta segunda parte surge del éxito obtenido con “Quiero que gustes de mí”. Cuando en 2013 estrenábamos esta obra lo hacíamos con cierto temor por cómo sería recibida por el público la temática que abordábamos. La sorpresa fue muy grande, y además, a principio de este año la obra fue declarada de interés municipal por el Concejo Deliberante de Rosario.
  —¿Cómo recibió el público este mensaje que incluso parece profundizarse en “Quiero gritar...”?
  —Creo que el público que asiste a ver la obra tiene una mentalidad abierta y sin prejuicios. Sin embargo, a través de las redes sociales nos han llegado algunos comentarios agresivos, pero fueron un motor que nos impulsó a profundizar en la temática e ir más allá. Aún hay mucho por hacer en relación a la igualdad.
  —¿Qué trama se plantea en esta segunda parte de la historia?
  —Inés, la amiga en común que tiene este grupo de amigos gays, dueña de la casa y celestina, desaparece. Sin Inés como ordenadora, el departamento es un caos de relaciones cruzadas. Finalmente, Inés, que se fue para perderse y se encontró regresa en el momento más pensado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS