Escenario

Se acerca la boda de Wanda y Mauro pero parece que a la fiesta no irá casi nadie

Pocos invitados confirmaron su presencia. La pareja aún evalúa invitar a los amigos de la infancia de él, pero dudan si sería conveniente la presencia de los muchachos del barrio La Cerámica.

Jueves 15 de Mayo de 2014

La fecha está confirmada; Wanda Nara y Mauro Icardi se casan el 7 de junio. Pero parece que a la fiesta no irá casi nadie.

Por estos días comenzaron a surgir algunas problemas relacionados a la confirmación de la presencia de varias personas que estarían invitadas por la rubia, ya que la botinera no se destaca por tener muchas amistades femeninas y las pocas que logró están vinculadas a su ex marido, Maximiliano López.

Entre las invitadas se encontraba la mujer del futbolista Gonzalo Bergessio, pero el ex San Lorenzo siempre apoyó a Maxi López en la mediática historia de traición y escándalo con Icardi, al igual que todos los argentinos que se desempeñan en el Catania, aunque, desde un principio, no todas sus mujeres se llevaban bien con la "reina grasa", a quien calificaban de “mamarracho”.

De sus “amigas” confirmadas sólo aceptó la esposa de uno de los hermanos de Claudio Caniggia, María Eugenia, una de las incondicionales de Wanda e incluso la cómplice de los primeros encuentros clandestinos que la ex de Maxi mantenía con Mauro cuando realizaba algunas escapadas a Milán junto a ella con la excusa de hacer compras.

Un punto que todavía está evaluando la pareja es invitar a los amigos de la infancia de Mauro, ya que no piensan que sea conveniente la presencia de los muchachos del barrio La Cerámica, de Rosario, ante la gran presencia de medios que tienen prevista para la gran fiesta.

De los amigos de Icardi, sólo algunos de su etapa juvenil en España han confirmado su presencia, en tanto que, de los actuales integrantes del Inter, todos han puesto alguna excusa por la cual no podrán participar de la fiesta. El único que aún no respondió a la invitación fue Javier Zanetti, ya que el Gran Capitán ha sido uno de los responsables de lograr que los jugadores del equipo vean con buenos ojos a Mauro a pesar de sus actitudes altaneras y sus chiquilinadas, cuenta la revista "El Sensacional".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario