Escenario

Santa Fe, presente en la nueva edición de "Historias breves"

La directora Claudia Ruiz narra una historia real ocurrida en la capital provincial en esta propuesta que es un semillero de talentos.

Viernes 21 de Diciembre de 2018

"Historias breves 16", la antología anual de cortometrajes del Instituto Nacional del Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) que se erigió en un semillero de talentos, se estrena hoy "como un caleidoscopio de temáticas y de géneros muy diferentes", expresó Bebe Kamin, uno de los coordinadores del concurso y quien destacó el carácter federal de este filme colectivo en el que participa la directora santafesina Claudia Ruiz.

Desde su primera edición en 1995, participaron del concurso jóvenes realizadores, entre los que se destacan Pablo Trapero, Lucrecia Martel, Daniel Burman, Israel Adrián Caetano, Bruno Stagnaro, Rodrigo Grande o Santiago Loza, entre otros.

"Son cortos en los que cada director elige con absoluta libertad el contenido, por eso encontramos películas realistas, algunas que apelan a la fantasía, otras que tratan sobe el tema del amor y otras sobre el problema social", indicó el realizador autor de filmes como "Los chicos de la guerra", "Adiós Sui Géneris" y "Vivir mata", entre otros.

La nueva entrega de esta película colectiva llega con nuevas historias en siete cortos de calidad técnica. Entre ellos se cuentan "11:40", de Claudia Ruiz, que relata la historia de dos hermanos que comienzan a asistir a una escuela ubicada junto a un cárcel; "Cabrita sin cuernos", de Sebastián Dietsch, basada en una historia real sucedida durante la última dictadura militar argentina, y "La religiosa", una ficción de Sofía Torre y Andrea Armentano, que apunta a retratar el universo de una familia en el interior de la provincia de Buenos Aires, con María Onetto como protagonista.

El largometraje se completa con "Media hora", de Sebastián Rodríguez; "Insilios", de Luis Camargo; "Una cabrita sin cuernos", de Sebastián Dietsch; "La religiosa", de Sofía Torres y Andrea Armentano; "Nada de todo esto", de Hernán Alvarado Martínez, y "Niño rana", de Laura Zenobi y Lucas Altmann.

"Estos siete cortos se terminaron de realizar hace muy poquito, repiten una característica que tiene el concurso: todos son trabajos de directores muy jóvenes, realizados por equipos que ellos mismos seleccionan entre la gente que también está haciendo su primera experiencia en el cine", agregó Kamin.

"En general sirven como una experiencia que los introduce en el campo profesional del cine, y sirve como una especie de plataforma para que puedan emprender proyectos mas ambiciosos como largometrajes -continuó-. Es como una especie de formación para enfrentar el desafío para llegar a ser parte de la industria".

"'El concurso es una oportunidad única para ejercitar la profesión", subrayó Kamin, quien se ocupa de trabajar en todo lo vinculado a la producción, a la relación de los cortos con el INCAA, además de intervenir en charlas con los directores respecto de los guiones. "Tenemos encuentros en los que hablamos de cine y acerca de las exigencias que van a tener a lo largo del proceso", contó el director del documental "20 años breves".

En relación a esta edición en particular, Kamin destacó la pasión de cada director en su trabajo y el carácter federal de la película. "Hay un corto de la provincia de Santa Fe y otro de Tierra del Fuego, esto hace hace que el concurso tenga importancia a nivel federal. Ganan cineastas de distintas provincias y eso es algo que una película singular no tiene. Los directores pueden decir lo suyo en su lugar, con sus personajes y sus costumbres, lo que hace que sea muy representativo de la Argentina cinematográfica".

La directora Claudia Ruiz dijo que el filme "es una historia que quería contar, que sentía necesaria, y más en estos tiempos de tanta intolerancia y de tanta discriminación, creo en poder pensar la ternura más allá de los contextos". Basada en un hecho real, la historia transcurre en aulas lindantes a una cárcel y tiene como protagonistas a niños y niñas que viven una singular experiencia.

"Sucedió en los años 2000, cuando yo era maestra de plástica en la escuela «Juan de Garay 6341»", contó la realizadora sobre este trabajo estrenado en el último Festival Internacional de Cine de Mar del Plata . El episodio, añadió, lo vivió "una compañera de segundo grado", pero a ella la "conmovió mucho" y la acompañó durante todos estos años. "Es la historia de un niño que comienza a asistir a la escuela en mitad del año porque su mamá se mudó al barrio. El motivo de la mudanza es lo que atraviesa la historia. El corto ficciona esa situación y trata de recuperar lo esencial de la anécdota: pensar la ternura más allá de los contextos", indicó.

El cortometraje se grabó en febrero pasado en la ciudad de Santa Fe y cuenta con un elenco de actores de Santa Fe y Entre Ríos. En el filme debuta el joven Jonás Núñez, de 12 años, oriundo de esta localidad de Nelson, quien interpreta el personaje de Alfonso, un alumno con el cual el protagonista tiene un conflicto en la escuela durante un recreo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});