Escenario

Rosario Smowing y Mamita Peyote, por una noche festiva en el Anfiteatro

Diego Casanova y Eugenia Craviotto Carafa cuentan cómo viven este regreso a los shows luego de diez meses. De la angustia y la incertidumbre a la celebración de la música. Las dos bandas locales actúan mañana, jueves 28, desde las 20.45, en el escenario ubicado en Parque Urquiza.

Miércoles 27 de Enero de 2021

Rosario Smowing y Mamita Peyote, ahora sí, tocarán en vivo en el Anfiteatro Municipal Humberto de Nito. El show postergado el pasado 8 de enero, por cuestiones de prevención sanitaria, ya es menos que un mal recuerdo. La cita es mañana, jueves 28, y todo está previsto para que Mamita salga a escena a las 20.45 y a las 22.15 salte la Smowing, con entradas a la venta en www.superentrada.com.ar y con la consigna de que el público cumpla todos los protocolos para que sea una verdadera fiesta. Escenario armó un cuestionario con cuatro preguntas puntuales para Diego Casanova, líder de Rosario Smowing y Euge Craviotto Carafa, voz de Mamita Peyote. A su manera, ambos hablaron de la importancia de volver a escena y dejaron supeditado el futuro al libre fluir, sin tantos planes previos, según exigen los tiempos pandémicos. Eso sí, dejaron bien claro en sus palabras que, como sea, la música nunca se detiene.

mamita1.jpg

 —¿Qué representa la vuelta a los escenarios después de este parate tan largo?

 Diego Casanova: La vuelta a los escenarios es como el aire que uno respira. Es lo que uno eligió para hacer. Es la primera vez en 40 y pico de años ininterrumpidos de subirme a los escenarios que estuve un año entero sin subirme, y creo que es la abstinencia que más se siente. Porque canciones uno sigue haciendo, pero el subirse a un escenario y el contacto con el público, el ida y vuelta, el manojo de amor que la gente te regala en cada show, esa falta se siente muchísimo. Así que la emoción de este momento es bien grande. Lo que se siente es ansiedad, emoción y alegría.

  Eugenia Craviotto Carafa: Para nosotros representa algo muy importante, tiene que ver con la dignidad de poder realizar nuestro trabajo. En esta pandemia, con todas las enseñanzas tan contundentes que nos dejó, una de ellas fue poner en agenda el tema de la precarizacion de todo el ámbito de la industria artística en general. Pero lo que representa en definitiva es la posibilidad de volver a trabajar. Somos músicos independientes, nos dedicamos a esto de manera profesional, no hacemos esto de hobbie, ni en los momentos en que tenemos ganas, porque no es una actividad paralela, ni docencia, ni comercio, ni nada, entonces esto representa la gran oportunidad de volver a retomar nuestro trabajo que se puso en pausa hace casi diez meses, por lo que convivimos con esa angustia. La vuelta al trabajo es también la posibilidad de volver a encontrarnos con nuestro público, con las personas que nos hacen el aguante y siempre apoyan lo que hacemos.

 —¿Sirvió para la creatividad esta pandemia o daba ganas de dejar la guitarra colgada en el ropero?

 Casanova: La pandemia sirvió para la creatividad, para meterse adentro. Incluso, lo que hizo fue un filtro de toda la parafernalia y las lucecitas que poco tienen que ver con la música y nos dejó un poquito solos con la canción mano a mano. Para mí fue muy importante, un momento de encontrarse con uno permanentemente. Y más allá de la falta de subir a un escenario, el estar obligado a encerrarse y a sacar cosas de adentro, por lo menos a mí, me sirvió muchísimo.

 Craviotto Carafa: Sí, sirvió, por más que haya sido un tiempo de introspección obligado, y por más que haya sido con una angustia muy grande, por esta cuestión de la incertidumbre, sirvió mucho. Nos hemos puesto a componer cosas que veníamos trabajando del año anterior, todo el material nuevo que hicimos después de “Runfla Calavera”, que tantas satisfacciones nos dio ese segundo disco con el Premio Gardel, el premio de Nueva York y todo lo demás. En la medida que nuestros recursos lo permitan, ya entraremos a grabar las nuevas canciones de Mamita Peyote.

  —¿Después de una pausa tan extensa elaboraron una lista de temas festiva para el disfrute de la gente en el Anfi o bien eligieron también presentar algunas novedades?

  Casanova: Lo que respecta a la Smowing, generalmente nuestras propuestas son festivas y cada vez que tocamos en un ámbito como este y más después de tanto tiempo, claro que queremos darle todo el entorno de cumpleaños que nos gusta darle a todos los shows. De todas maneras, vamos a mostrar todo lo nuevo que laburamos en 2020 o al menos gran parte de lo que va a ser el próximo material, que seguramente saldrá en pocos meses de alguna forma. Si hay alguna canción triste, como suele haber, es sólo para mostrarnos el valor de la alegría.

  Craviotto Carafa: Elegimos para el show un popurri bastante festivo y también bastante simbólico de nuestros dos discos. La festividad siempre al palo es nuestro sello y nuesto espíritu, siempre para adelante. También tenemos otras canciones que no son tan festivas pero tienen una connotación más simbólica en las letras, acorde a estos tiempos que seguimos viviendo. No vamos a presentar nada nuevo porque lo estamos guardando para que salga más adelante en las plataformas digitales, asi que vamos a dejar a la gente con ganas de más.

 —¿Qué planes tienen para este 2021? ¿Se tratará de recuperar el tiempo perdido y hacer más shows o ya se ponen en marcha para grabar un nuevo material?

  Casanova: El 2021 es bastante incierto. Yo estoy convencido de que el tiempo no se recupera. El tiempo que pasó, pasó. El que viene ahora es un tiempo nuevo y habrá que hacer lo que nos permita. La idea es poder seguir trabajando, poder darle forma a las nuevas composiciones, al material nuevo. Nos iremos aggiornando. Si no podemos girar, no giraremos; si no podemos tocar, no tocaremos. Pero seguramente canciones vamos a hacer hasta el último de nuestros días. Nos iremos acomodando, iremos tratando de hacerlo mientras se disfrute y cuando no se disfrute más, no se hará más. Pero por el momento tenemos mucho tiempo más para disfrutar.

  Craviotto Carafa: Si hay algo que nos dejó la pandemia es la enseñanza de que los planes son un poco “al pepe” y que la incertidumbre reina el camino a transitar. En ese sentido aprendimos muchísimo, de hecho ya teníamos planeado y cerrado todo el año, justamente íbamos a terminar el año pasado en el Anfi, pearo haciendo las versiones big band de Mamita Peyote con más de 30 vientos en escena. Eso no se pudo hacer, también quedó trunca una gira por México y otra pr Chile, así que siguiendo las enseñanzas pandémicas vamos viendo paso a paso, como decía el conocido director técnico (N de la R: Reinaldo Merlo). Hay planes de seguir girando y de meternos urgente a grabar las canciones nuevas, estamos armando la estrategia de cómo difundirlas si con un disco completo o un tema por mes, pero con nada seguro. Mirá, nosotros tenemos una canción que se llama “Noches de luna”, que dice “hoy lo incierto se vuelve camino y me dejo llevar”, así que nunca más acertada esa frase de la canción.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS