Escenario

Roger Waters, contra la ayuda humanitaria para Venezuela

El músico dijo que el recital que se realizará en Cúcuta "no tiene nada que ver con la democracia". Y fue duramente criticado.

Jueves 21 de Febrero de 2019

El músico británico Roger Waters, uno de los fundadores del mítico grupo de rock Pink Floyd, criticó el concierto que organiza su compatriota Richard Branson para recaudar fondos en ayuda humanitaria para Venezuela, calificándolo de "truco".

En un video en Twitter, Waters dijo que la convocatoria de Branson es un "truco" que "no tiene nada que ver con ayuda humanitaria", democracia, libertad o las necesidades de los venezolanos.

"Nada tiene que ver con las necesidades de los venezolanos, con la democracia, con la libertad ni con la ayuda humanitaria, todo esto tiene que ver con que Richard Branson (...), está trabajando para el plan de Estados Unidos, que no es otro que tomar control de Venezuela", dijo Waters. "Tiene que ver con que Richard Branson compró lo que dice Estados Unidos de «hemos decidido tomar control de Venezuela»", añade el músico en el video.

El reguetonero venezolano Nacho, los españoles Alejandro Sanz y Miguel Bosé, los colombianos Carlos Vives y Juanes, el británico Peter Gabriel, Carlos Baute, Diego Torres, José Luis "El Puma" Rodríguez, Juan Luis Guerra, Luis Fonsi, Maluma, Maná, Mau y Ricky, Paulina Rubio y Ricardo Montaner, entre otros de un total de 32 artistas, ofrecerán un concierto mañana en la ciudad colombiana de Cúcuta, convocados por Branson, el multimillonario fundador del grupo Virgin.

Embed


El concierto Venezuela Aid Live, que forma parte de una iniciativa que busca recaudar 100 millones de dólares en 60 días, tendrá lugar un día antes de la fecha prevista por el líder opositor Juan Guaidó -reconocido por medio centenar de países como presidente interino- para que ingrese ayuda humanitaria al país.

En contrapartida, el gobierno de Nicolás Maduro anunció un concierto de dos días, el 22 y 23 de febrero, en el puente Simón Bolívar, que comunica con Cúcuta a la población venezolana de San Antonio. En el video, transmitido reiteradamente por la televisión estatal venezolana, Waters advirtió especialmente a Gabriel que no se deje "guiar bajo engaño hacia un cambio de régimen" en Venezuela. "De verdad, ¿queremos que Venezuela se convierta en otro Irak, o Siria o Libia? Yo no", afirmó.

Guaidó califica de "dictador" a Maduro y lo responsabiliza de la grave crisis económica y social que atraviesa el país, con una fuerte escasez de medicamentos y una hiperinflación que encarece enormemente los alimentos. Según la ONU, desde 2015, unos 2,3 millones de venezolanos han huido del país.

Pero Waters desestimó razones para la ayuda humanitaria. "Tengo amigos en Caracas ahora, y por el momento no hay guerra civil, ni caos, ni asesinatos, ni una dictadura aparente, ni detenciones masivas de opositores, ni eliminación de la prensa (...) aunque esa es la narrativa que nos venden", señaló.

Reiterando llamados de la Cruz Roja y Naciones Unidas, pidió también "no politizar la ayuda". "Dejen al pueblo venezolano que ejerza su derecho a la autodeterminación".

Poco antes Waters había publicado un llamado a "parar el golpe de Trump en Venezuela". Lejos de obtener una adhesión, la cuenta de Waters recibió como respuesta el rechazo a su posteo de parte de sus fans y algunos flamantes "ex" fans.

"Hello Roger, crecimos con tu música. Este mensaje va desde el amor y el respeto: estás equivocado acerca de lo que está sucediendo. Vos tenés amigos venezolanos, que compartimos. Por favor, informate y no respaldes una dictadura", escribieron los integrantes de la banda venezolana La Vida Boheme.

Waters, además, es miembro de BSD (Boicot, Desinversiones y Sanciones), un movimiento que trata de aumentar la presión económica y política contra Israel para lograr una serie de objetivos como "la ocupación y la colonización de los territorios palestinos".

Por esa razón, las palabras del músico fueron cuestionadas por el director de Relaciones Internacionales del Centro Simon Wiesenthal, Shimon Samuels, fue contundente en su apreciación: "Este líder de la campaña de boicot, sanciones y desinversión sueña más con ahogar a Israel económicamente que con ayudar a los enfermos y hambrientos de Venezuela".

Por su parte, el rabino Abraham Cooper, decano adjunto de la institución, señaló: "Dejen al antisemita que odia a Israel para que se pronuncie contra la ayuda humanitaria para los venezolanos empobrecidos por Maduro, que ahora carecen de lo básico para sobrevivir más allá de lo que se cree".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});