Escenario

"Rocketman", el lado oscuro de un músico brillante

El próximo jueves se estrena la película que refleja la tormentosa vida de Elton John, una historia marcada por el talento y los excesos.

Domingo 26 de Mayo de 2019

Después del éxito de "Bohemian Rhapsody", la biopic de Freddy Mercury que ganó cuatro Oscars y arrasó en la taquilla, ahora llega al cine la historia de otro ícono del rock que surgió en los años 70. Se trata de "Rocketman", la biopic de Elton John que también tiene mucho de "biografía autorizada", ya que el mismo músico colaboró con la película y figura como productor ejecutivo. El filme se estrenó recientemente con aplausos en el Festival de Cannes y el próximo jueves llega a Rosario y a los cines de todo el mundo. El director es Dexter Fletcher, el realizador inglés que, curiosamente, se hizo cargo de parte de la filmación de "Bohemian Rhapsody" cuando el cineasta Bryan Singer fue despedido. Y el actor que encarna a la estrella es Taron Egerton, hasta ahora sólo conocido por su papel en "Kingsman: el servicio secreto" (ver aparte).

La vida y la carrera de Elton John parecen diseñadas para un guión cinematográfico. Editó 30 álbumes de estudio y vendió más de 300 millones de copias en todo el mundo. Junto al letrista Bernie Taupin escribió algunas de las canciones más sensibles y emotivas del siglo pasado: "Goodbye Yellow Brick Road", "Your Song" o "Candle In The Wind" se transformaron en clásicos más allá de los géneros. Su primer álbum se editó en 1969, y en apenas siete años publicó casi una docena de discos, siete de ellos número uno instantáneos. Su estética —el disfraz y el maquillaje— que ocultaba al verdadero hombre absolutamente estándar en lo físico, alejado de la clásica imagen de una estrella pop, también se transformó en parte de la identidad de Elton John. Además fue pionero en hablar de su bisexualidad apenas comenzó su carrera, sin miedo a que su revelación le quitara el público más conservador que también compraba su música.

Nada complaciente. Si bien Elton John siguió y controló todo el proceso de producción de "Rocketman", la película no tiene nada de complaciente, según adelantaron algunos críticos. Es más, la película empieza directo con esta confesión: "Soy adicto al alcohol. Soy adicto a las drogas. Soy adicto a la cocaína. Soy adicto al sexo". En el filme hay canciones fabulosas, hay fantasía y brillo, pero también se muestran los rincones más oscuros de la vida de la estrella, que nació en 1947 bajo el nombre de Reginald Dwight.

La película recorre la vida del cantante desde su nacimiento hasta su reclusión en una clínica de desintoxicación hace 28 años. Y se concentra más en los aspectos conflictivos del músico ?un niño prodigio, un hombre dotado para la composición de melodías? que en su alegría de vivir y su éxito. Una secuencia lo resume todo: en el jardín de su casa estadounidense se celebra una fiesta en la que están hasta los vecinos de su madre en Pinner, su ciudad natal a las afueras de Londres. Mientras, en la residencia, Elton John intenta suicidarse.

El espectador va conociendo a Reggie Dwight, un niño de talento extraordinario para la música, con un padre ausente y frío, y una madre muy crítica, que encontró apoyo en su abuela para dedicarse a su pasión. Fue ella quien lo empujó a aceptar una beca de la Royal Academy of Music, el primer paso a la fama del cantante.

"Una persona muy abierta". El actor Taron Egerton ha definido de forma cariñosa a su alter ego: "Elton John es un ser humano extraordinario, pero es un ser humano", comentó entre risas en una conferencia de prensa. Y le agradeció que en las largas conversaciones que han rodeado al proyecto nunca escondiera aquellos malos momentos. "Elton es un fenómeno mundial. Cuando me reuní con él por primera vez me pareció que estaba conociendo a alguien de la familia real, sentí la responsabilidad que había asumido", dijo. Y añadió que luego de pasar "mucho tiempo con él" comprendió que es "una persona muy abierta". "Hice todo con su bendición", subrayó el actor.

El director Dexter Fletcher también tuvo palabras de agradecimiento. "Elton es increíblemente generoso: Nos entendió bien y nos dejó contar la historia a nuestra manera, permitiendo a Taron hacer su trabajo. No ha habido ningún lado oscuro del que Elton no quisiera que habláramos. Ni hubo censura", enfatizó.

Tanto el director como el protagonista son conscientes de que la comparación con el suceso de "Bohemian Rhapsody" va a ser inevitable. Pero en principio ya hay un gran "detalle técnico" que las diferencia. Taron Egerton realmente canta en "Rocketman", mientras que Rami Malek en la biopic de Freddie Mercury sólo hizo playback.

"La interpretación de Rami Malek es extraordinaria y me halaga que me mencionen en relación a su interpretación", dijo Egerton en Cannes. "Que se hagan estas comparaciones quiere decir que hay un apetito por este tipo de películas. Sin embargo, también hay que decir que se trata de películas muy distintas. Nuestro largometraje es un musical que requiere a un actor que pueda cantar en sus escenas", aclaró. En efecto, "Rocketman" funciona como un carrusel multicolor de baladas pop, donde cantan desde los padres de Elton hasta su manager. Y cantan en la ducha y en las calles. En "Bohemian Rhapsody", en cambio, se canta sólo arriba de los escenarios o en los estudios de grabación.

¿De dónde viene Taron Egerton?

Taron Egerton, el actor inglés de 29 años que da vida a Elton John, puede resultar una cara conocida para el público argentino por la película “Kingsman: El servicio secreto” (2014), en la que compartió cartel con Colin Firth y Michael Caine. El año pasado también se lo vio en una nueva versión de “Robin Hood”. El actor Tom Hardy y el cantante Justin Timberlake también habían estado en carpeta para personificar a Elton.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});