Escenario

Robert Pattinson, un Casanova sin escrúpulos, sedujo a la Berlinale

El ex vampiro de la saga "Crepúsculo" llegó al festival alemán para presentar "Bel Ami". La película de Declan Donnellan se trata de una adaptación del clásico de Maupassant.

Sábado 18 de Febrero de 2012

En medio del revuelo provocado por la dimisión del presidente alemán, Christian Wulff, la última jornada de la Berlinale se entregó ayer al lujo y el placer con "Bel Ami", una adaptación del clásico de Maupassant en la que Robert Pattinson seduce a nada menos que Uma Thurman, Christina Ricci y Kristin Scott Thomas.

Enmarcada en el exhuberante París de 1890, "Bel Ami" supone el debut en la gran pantalla del aclamado director de teatro Declan Donnellan, que se rodea de un estelar reparto para esta historia de intrigas, celos, avaricia y, sobre todo, poder de seducción. "En esencia, trata de un gobierno corrupto apoyado por medios corruptos (...) así que obviamente no tiene nada que ver con lo que está sucediendo hoy en día", dijo Donnellan irónicamente.

El ex vampiro Robert Pattinson da vida a Georges Duroy, un soldado francés recién llegado de Argelia y pobre como una rata. Un fortuito encuentro con un ex compañero le permite introducirse en la crème de la crème de la sociedad parisina donde, ayudado por la influyente Madeleine (Thurman) consigue un contrato para escribir en un diario.

En un ambiente donde las mujeres son quienes deciden entre bastidores, Duroy seduce primero a la dulce Clotilde (Ricci), consigue casarse con Madeleine y hace perder la cabeza a Virginie, esposa del editor jefe de su diario. Pero no sabe que hay un complot político hirviendo a sus espaldas.

Acostumbrado a ser perseguido por los paparazzi, Pattinson declaró en una abarrotada rueda de prensa que le resultó "divertido" verse como editor jefe en la sección de noticias del corazón. Y aunque nada más leer el guión se sintió atraído por la "increíble energía del personaje", lo que más le interesó es que Duroy es uno de esos caracteres únicos.

Plena identificación. "Normalmente, el cine intenta enseñarnos algo, darnos una lección, y sin embargo aquí el protagonista es alguien que nunca se arrepiente, le guía la avaricia y sólo busca más y más", explicó. En su opinión, Duroy cree que tiene derecho a ser rico, desprecia la pobreza y desconfía de todos. "Es incapaz de sentir empatía, sólo mira por él", señaló.

Pattinson, que en 2010 fue considerado una de las 100 personas más influyentes en el mundo por la revista Time, reconoció entre risas que cuando leyó el guión se sintió "en cierto modo" identificado con el joven soldado perseguido por todo tipo de mujeres. "Es extraño tener un público que prácticamente es sólo del mismo sexo, pero a la vez han sido muy fieles y les estoy inmensamente agradecido", declaró.

En este sentido, no descarta volver a participar en otra eventual adaptación de las novelas de Stephenie Meyer que lo lanzaron a la fama. "Tengo curiosidad por ver lo que Stephenie puede estar escribiendo", dijo sobre los rumores de que finalmente saldrá a la luz "Midnight Sun", la nueva entrega de la saga "Crepúsculo" que Meyer abandonó tras unas filtraciones a la red. "Aunque probablemente soy ya demasiado mayor para el papel".

En ausencia de Uma Thurman, Pattinson y Ricci ("Sleepy Hollow"), acompañados por la actriz inglesa Holliday Grainger, acapararon todos los flashes y no tuvieron reparos en responder a la pregunta picante de un periodista sobre sus tórridas escenas de cama. "Fue todo tan íntimo y romántico...", bromeó Ricci. Y divertida, la actriz italiana añadió que una velada perfecta pasa por ver entera la saga "Crepúsculo".

Pese a que Pattinson no terminó de convencer en su papel de seductor y rompecorazones, la crítica agradeció la ligereza de "Bel Ami" tras el durísimo drama canadiense "War Witch", que puso fin a la carrera por el Globo de Oro con la historia de una niña africana capturada por la guerrilla.

Premiadas

El melodrama luso-portugués “Tabú”, de Miguel Gomes, se alzó ayer con el premio Fipresci de la crítica internacional en la Berlinale, que también distinguió en la sección Forum a la holandesa “Hemel”. En blanco y negro y con una segunda parte semimuda, “Tabú” es un melodrama colonial sobre amores prohibidos entre Lisboa y Africa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS