Escenario

Ritmos poéticos desde la voz de Guillermo Beresñak

El músico, cantautor, y productor independiente Guillermo Beresñak presenta su nuevo disco "La Tremenda Dimensión", esta noche, a las 20, en Casa Brava (Pichincha 120), junto al artista rosarino Ale Lauphan.

Domingo 07 de Abril de 2019

El músico, cantautor, y productor independiente Guillermo Beresñak presenta su nuevo disco "La Tremenda Dimensión", esta noche, a las 20, en Casa Brava (Pichincha 120), junto al artista rosarino Ale Lauphan.

Se trata de una conjunción de 13 temas, que conforma un prisma de géneros musicales, historias y viajes que intentan transmitir la intensidad de sus composiciones.

—Tu nuevo disco es más bailable que los anteriores, transitás por ritmos eclécticos como la cumbia, el pop, sonidos electrónicos hasta alguna canción más romántica como son los casos de "Romeo" y "Gotitas". ¿Cuál es el concepto de tu nuevo disco "La Tremenda Dimensión"?

—Naturalmente soy un artista ecléctico, heterogéneo. No me defino por un ritmo o sonido en particular ya que el enorme placer que me produce hamacarme en los brazos de la canción me lleva a sumergirme en bailes diversos, contextos distintos en los que alzar la voz en pos de alguna emoción o sensación que me interpele. "La Tremenda Dimensión" es un reflejo de esa urgencia por decir, por tentar a Cupido, por bailar y exorcizar, por colorear con instrumentos el viento y hacer más dulce el aire que respiramos. El concepto del disco es enamorado. Feliz y perdidamente. El nombre surgió en Cuba, país al que fui a tocar en 2017, viendo una exposición de cuadritos retratos José Martí cada cual con un estilo súper distinto y marcado. Uno de ellos junto a su lisérgica expresión decía: "La Tremenda Dimensión". Siento que refleja nuestra manera tragicómica de concebir el planeta que nos inventamos para intentar estar bien dentro de la ilusión temporal que es la música y sus verdades poéticas. Es una reunión para sentir.

—¿Cuáles son tus influencias musicales e inspiraciones a la hora de componer?

—Mis influencias musicales van desde Ada Falcón hasta Los Palmeras, de Virus a Marley, o de Atahualpa al trío Los Panchos. Rasgos de rock Nacional, de Narcos, del sonido de Morón. La principal fuente de inspiración es el amor de mi compañera y esposa Viviana. A ella le canto, le bailo, le leo. Hay otras fuentes de inspiración como la furia, el dolor, la tristeza y tantas otras que sí aparecen en este disco pero solapadas.

—¿Qué lugar ocupa tu música en esta realidad de crisis y dólar en alta? ¿Cómo va a ser tu show en Rosario?

—La música puede ser uno de los pocos lugares de escape y resistencia en este presente económico y social tan delicado. Puede ser uno de tus lugares de refugio para afrontar todo lo negativo. Desde mis letras intento hacer un aporte, una construcción. No sólo desde un mundo más amable para todos sino que intento sacar sonrisas y bailes. Lo que más feliz me hace del show es que comparto escenario con mi amigazo Alejandro Lauphan, un artista al que admiro muchísimo. Me presentaré con bandondeón, piano, guitarras, bajo. En esta ocasión programamos la parte rítmica lo que le da un tinte más pop y electrónico y se emparenta con las ansias de un futuro más luminoso.

Luciana Boglioli


Embed


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});