Escenario

Riesgos de dependencia tecnológica al filo de la muerte

La nueva película de Johnny Depp "Transcendence: Identidad virtual". Wally Pfister debuta como director junto a la producción de Christopher Nolan en una atractiva historia de ciencia ficción.  

Martes 22 de Abril de 2014

El director de cinematografía Wally Pfister pasó más de una década dándole vida a la visión cinemática del director Christopher Nolan. Ahora, es él quien toma las decisiones en el plató.

Su debut como director, el misterio de ciencia ficción "Transcendence: Identidad virtual", tiene muchos elementos de un éxito de taquilla de Nolan: efectos visuales atractivos, una historia alucinante y una figura de primera línea como protagonista (Johnny Depp). Todo esto se traduce en grandes expectativas para Pfister, quien en broma compara su flamante puesto de director con la "silla eléctrica".

En la película, que se estrenó el viernes en Estados Unidos y que se llega en junio a Argentina, la mente del personaje de Depp, el científico enfermo terminal Will Caster, es descargada a una computadora tras su muerte, engendrando una máquina siniestramente rebelde. La historia sigue de cerca la perturbada relación de Will y su esposa, Evelyn, interpretada por Rebecca Hall.

"Transcendence: Identidad virtual", escrita por el guionista debutante Jack Paglen y con Nolan como productor ejecutivo, enganchó a Pfister por su carga emocional y por la creciente dependencia en la tecnología. "Empezamos a preguntarnos a dónde irá todo a parar", dijo.

"Dependemos de la tecnología. Nos atrapa", afirmó Depp en una entrevista conjunta reciente para promover el filme.

Depp, de 50 años, conoció a Pfister, de 52, en 2012, cuando ambos trabajaban en el video de Paul McCartney de la balada romántica "My Valentine", en la que Depp actuó junto a Natalie Portman y Pfister fungió como director de fotografía.

"De inmediato sentí curiosidad, con la primera lectura", dijo Depp del guión de "Transcendence: Identidad virtual".

"Me vienen tantas cosas a la cabeza cuando pienso en los peligros de la tecnología. Digamos que de pronto estoy sosteniendo una pistola", ilustró Depp levantando la mano izquierda, en la que brillaba su formidable anillo de compromiso con Amber Heard. "La pistola no es inherentemente mala; es una herramienta. Es lo que hacemos con ella. Creo que es igual con la tecnología".

Para su ópera prima, Pfister, quien trabajó con Nolan en todo desde "Memento" ("Amnesia") hasta "The Dark Knight Rises" ("El caballero de la noche asciende"), evitó hacer una gran película de acción.

"He hecho mucho como director de cinematografía", dijo. "Lo importante era contar una historia enfocada en los personajes, explorar las emociones humanas. Esa es la razón lógica para saltar de un relato visual a uno narrativo".

Nolan también estrena en noviembre un filme de ciencia ficción que dará qué pensar: la cinta sobre viaje en el tiempo "Interstellar". Pero Pfister asegura que no competirá con su antiguo colaborador. "Chris es un viejo amigo", dijo. "El me ha apoyado muchísimo en esta movida".

Ambos cineastas incluso compartieron personal que incluyó maquilladores, expertos en efectos especiales, equipos, casting y departamentos editoriales. Pero mientras "Transcendence: Identidad virtual" se rodaba, Nolan no se metió.

"Chris nunca vino al plató", dijo el camarógrafo Scott Sakamoto, quien trabajó en ambos filmes. "Creo que Chris dejó que Wally tomara las riendas y se dejara llevar para ver qué tan bien le iba".

Aunque "Transcendence: Identidad virtual" marca el inicio de una nueva faceta en la carrera de Pfister, éste asumió el trabajo como todo un veterano.

"Es un cineasta experimentado", dijo Depp. "Hay momentos en los que uno ve una situación con un director debutante y uno no sabe. El nunca tuvo un tropiezo".

El personaje de Depp es intenso, cálido y ambicioso, pero pisa terreno peligroso cuando su mente es subida a un sistema operativo que está conectado a Internet. Pronto, las capacidades ponderosas y a menudo abusivas rayan en resultados catastróficos.

"Hay que preguntarse, `¿es ésta tan sólo una máquina sin alma?"', dijo Pfister. "Si uno sube una mente a una computadora, ¿tiene ésta conciencia? Y si es así, ¿afecta eso el proceso de toma de decisiones de la máquina? Inherentemente con Johnny, uno quiere saber que él todavía está vivo. Nosotros adoramos a Johnny. El personaje de Will Caster no funciona sin una persona ponderosa y emotiva detrás. Necesitamos a alguien de quien uno pudiera enamorarse".

Depp se entusiasmó con el papel tras enterarse de que Pfister iba a dirigir la película. "Nos habíamos conectado y sabía el chorro de horas que había pasado este hombre en un plató", expresó, y agregó que Pfister era un apasionado y que estaba "más que preparado" cuando llegó al set.

Pfister también "creó una atmósfera en la que todos se sintieron libres de decir, `¿Qué tal esto?"', añadió Depp. "Eso es una rareza en el cine de hoy".

"Johnny contribuyó al diálogo y abordó este proyecto como si se tratara también de su bebé", dijo Pfister. "Ese es el tipo de colaboración que siempre he querido y probablemente es la razón por la cual me puse a dirigir para jugar con otros jugadores".

Luz, cámara, ciencia ficción

El elenco del filme se completa con Morgan Freeman, Rebecca Hall, Kate Mara y Paul Bettany. Se trata del debut como director de Wally Pfister, quien trabajó en la fotografía de las películas de Christopher Nolan, en una película que cuenta la historia de un científico cuya mente es cargada en su propio invento, una supercomputadora con el potencial de pensar por sí misma. Pero el cientifico es asesinado por unos terroristas antitecnologia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario