Escenario

Ricky Martin saludó desde el balcón de un hotel céntrico

Ricky Martin salió al balcón y ellas enloquecieron. Un centenar de fans vivieron un momento inolvidable ayer. Hoy se presenta en Metropolitano desde las 20.30.

Martes 13 de Septiembre de 2011

Ricky Martin salió al balcón y ellas enloquecieron. Un centenar de fans vivieron un momento inolvidable ayer, cerca de las 16, cuando el astro puertorriqueño se asomó desde su habitación, en el primer piso del hotel Splendor Savoy, para saludarlas y enamorarlas aún más.

Ricky se convirtió en un huésped muy especial para la ciudad y por largas horas convulsionó el centro en horario pico. El artista puertorriqueño, que arribó ayer a las 13.33 al Aeropuerto Internacional Islas Malvinas en su jet privado desde Resistencia, ofrecerá hoy, a las 20.30 (puntual) su show en Metropolitano (Alto Rosario) en el marco del M+A+S Tour, precedido por Miranda quien abrirá el show desde las 19:45. El público podrá ingresar desde las 18. Las calles que estarán cortadas son: Central Argentino desde Ingeniero Theddy hasta Echeverría, y Monfeld entre Francia y Alberdi, que será destinada a estacionamiento en 45 grados.

El cantante boricua se instaló por dos días en el Hotel Splendor Savoy, de San Lorenzo y San Martín, de un modo atípico. Es que ocupó las 84 habitaciones disponibles para las 80 personas que viajaron junto a él, entre equipo técnico, músicos, bailarines y, desde ya, sus dos hijos y su madre. O sea, todo el hotel para él.

Un centenar de fans se apostó ayer al mediodía en las inmediaciones del hotel, que estaba vallado y con un importante operativo de seguridad. “Lo que sentimos por él es amor puro”, dijo Nerina, de 31 años, quien confesó que lo sigue desde los tiempos de Menudo.

A su lado, Elizabeth, del club de fans “oficial”, Juntos por un Sentimiento, mostró banderas y remeras temáticas para los flash. “Es divino y solidario, y nunca te miente”, dijo la joven, de 29 años, de zona norte.

Una hora y media después de que Ricky se instalara en la habitación, decidió saludar en el balcón. El griterío era abrumador. “Vengan, suban”, decía el astro, mientras muchas chicas lloraban de la emoción. De gafas oscuras y remera azul oscura con capucha, se mostró simpático en todo momento, saludó hasta a los vecinos del edificio de enfrente y mientras ellas le rogaban que se quede “un poquitito más”, se fue a descansar no sin antes tirar besos de despedida.

La gira comenzó en el Orfeo de Córdoba, siguió en en Resistencia, y después de Rosario continuará el 14 de este mes en Mar del Plata, el 16 en Buenos Aires, el 20 en Neuquén, y el 22 en Mendoza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario