Escenario

Rial lloró al defender a sus hijas de las acusaciones de su ex

Silvia D'Auro afirmó que "los chicos adoptados tienen un trauma de ser obados y por eso roban plata, ropa". Rial pidió disculpas a los padres adoptivos por estas declaracion y dijo que "tener un hijo es un milagro maravilloso de la vida".

Miércoles 13 de Agosto de 2014

Jorge Rial no pudo contener las lágrimas tars las desafortunadas declaraciones de su ex mujer Silvia D´Auro y se quebró esta mañana en su programa de radio al defender a sus hijas y pedir disculpas a los padres adoptivos por la forma en que se abordó el tema.
 
Esta semana D´Auro rompió el silencio, habló del vínculo que se cortó con sus hijas y entre otras cosas afirmó: "Tuve que ponerle llave a los placares porque Morena me robaba la ropa. Los chicos adoptivos tienen como una historia, como creen que fueron robados, que tiene un poco que ver esto con los hijos de desaparecidos. Como creen que fueron robados tienen una tendencia a robar plata, robar cosas, esconder cosas porque sienten que fue lo que con ellos hicieron".
 
Hoy Rial se refirió a este tema. "Mis hijas me habían pedido que no hable más del tema. Pero ayer leyeron esto y me pidieron que hablara", comenzó.
 
"No me sorprende. Yo escuché cosas peores a ésta dichas a una de mis hijas. Quiero decir algo: mis hijas conocen su historia; no tienen dudas de nada. Adoptar es un milagro maravilloso. Yo no sé si soy buen padre, pero hago lo que puedo. El sábado, cuando vi la nota de Perfil, vi a Rocío temblar. Yo lloro todos los días. Te cansa esto", dijo dolido.
 
Rial se quebró y González Oro le dio una brazo: "Pido disculpas por esto, pero es muy duro recibir todos los días un cañonazo de éstos. Yo no quiero llorar porque mis hijas no quieren que llore. Mis hijas vivieron un infierno, y hoy están felices. Me hubiese encantado que la periodista que la entrevistó, Fernando Iglesias, la hubiese parado. Mis hijas están mejor que yo. Esto es muy duro".
 
Además trató de comprender cuando fue que se inició este nuevo conflicto con su ex. "Morena está rearmando su rompecabezas sola. Le pidió para su fiesta de 15 fotos de su infancia que están en la casa y no se las quiso dar. Explotó todo por pedir sus fotos de la infancia. Nadie quiere borrar a nadie de la vida de nadie. Mis hijas se ven con los tíos, se ven con la familia. Yo lo lamento porque está haciendo mucho daño a mis hijas", dijo.
 
Y dedicó unas palabras a las personas que buscan adoptar un chico: "No le hagan caso, es mentira, sigan porque es un milagro. Les pido disculpas a los padres del corazón y a los que lo quieren serlo. Les quiero decir a todos los que están en búsqueda de una adopción que no le hagan caso. Tener un hijo es el milagro más grande que hay. Que esto sirva también para los legisladores porque hay muchos padres que quieren adoptar".
 
"Hay organizaciones que quieren hacer algo. Lo que dijo fue muy fuerte. Lloro todos los días. El dolor es muy fuerte y la herida es una herida muy fuerte", dijo sobre los dichos de su ex.
 
"Les agradezco a los amigos que están cobijando a mis hijas de una manera increíble. Ellas están creciendo como crece un chico común, sin ninguna diferencia, aunque con mucho dolor y mucho trabajo. No van a poder con nosotros, estamos muy fuertes, tenemos mucho amor. Lamento todo lo que está pasando porque es una locura. Quiero decir que igual esto no es lo peor que he escuchado", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS